Realidades y mitos


Dr. CARLOS RODRIGUEZ ANGUIANO



La liposucción es una cirugía que fue descubierta en forma accidental por un ginecólogo, quien al realizar un procedimiento con una cánula (instrumento metálico largo de grosor similar al de un lápiz, de punta redondeada) perforó el útero y obtuvo tejido graso contenido en la pelvis. Siendo observado esto en la década de los 70's por un médico francés, el Dr. Illouz, ideó la forma de realizar el mismo procedimiento a la capa grasa del humano.


Ocurrido lo anterior se experimentó con el procedimiento con fines estéticos. A través de la experiencia se logró conjuntar un estudio científicamente válido y pudo ser presentado a la comunidad norteamericana de Cirujanos Plásticos a principios de los 80's.

Grandemente criticado, fue posteriormente aceptado por la comunidad de Cirujanos Plásticos de todo el mundo.


Como muchos avances en la medicina moderna, la liposucción fue utilizada para fines diversos, teniendo resultados prometedores en el área de la obesidad ya que se podían disminuir tallas y moldear la figura con relativa facilidad a través de heridas pequeñas que se podían ocultar fácilmente, evitando así cirugías que dejaban cicatrices grandes y visibles; llegándose a utilizar de forma rutinaria como una solución a la obesidad.

Al realizar liposucción de grandes volúmenes (10 a 15 lts. de grasa aproximadamente) sucedieron casos fatales, algunos de ellos en personas famosas, ampliamente publicitados por la prensa. Conocimos también de múltiples lugares donde la liposucción era practicada por personas no capacitadas o charlatanes de la Cirugía Plástica, que prometiendo resultados espectaculares exponían a grandes riesgos a los pacientes.

Con las estudios científicos de la liposucción hemos aprendido las bondades y limitaciones de esta cirugía, por lo tanto al indicar un procedimiento de este tipo el profesional de la Cirugía Plástica debe darle a conocer a su paciente que:


- La liposucción NO está indicada para manejo de la obesidad, solamente es usada para moldear la figura, removiendo selectivamente los acumules de grasa sin llegar a extraer grandes volúmenes.


- La liposucción es una cirugía como cualquier otra, que implica riesgos variados, por lo que requiere estudios, clínicos y laboratoriales, que comprueben la buena salud del candidato al procedimiento.

- La liposucción sólo debe realizarse en quirófanos debidamente equipados, ya que sólo teniendo los aparatos adecuados podremos evitar complicaciones fatales en nuestros pacientes. No se pueden tratar las complicaciones en sitios inadecuados, aunque resulten más baratos.


- La liposucción NO se deberá realizar en forma secuencial o repetida, ya que ocurre cicatrización en los sitios liposuccionados previamente, teniéndose resultados desfavorables en los procedimientos subsecuentes.

- Las pacientes liposuccionadas deberán de cuidar su peso corporal de forma continua, de no ocurrir así la nueva grasa formará obesidad en sitios no liposuccionados tales como cara, brazos, pies, etc.

5 visualizaciones0 comentarios