Privan la infelicidad y la desesperanza


Los salarios son de hambre


+ Hay mucha gente, porque lo he visto, que va y compra un huevo, dos pesos de tortilla y medio kilo de frijoles y eso, dice el maestro Francisco Flores Flores es lo que desconocen nuestros gobernantes


HERIBERTO BONILLA BARRON



La realidad en el Estado es totalmente diferente a lo que predican el gobernador Martín Orozco Sandoval, el INEGI, IMSS y Coneval, pues existe un gran desempleo, sueldos raquíticos y miserables para los trabajadores por lo que cualquier ciudad vecina como León, San Luis Potosí o Guadalajara está mucho mejor que los de la tierra de la gente deprimida, conocida antes como la de la gente buena, por lo que hay una verdad que no se puede ocultar y existe una aterradora desesperanza e infelicidad, asegura el dirigente de Cimientos del Magisterio, Francisco Flores Flores, quien afirma que la gente está harta de los discursos de quien despacha en Palacio de Gobierno.


He tratado, agrega, de romper un poco con esta brecha generacional aportando lo que tengo y lo que puedo conseguir, de tal suerte que a mí no me quedó nunca lo de un maestro improductivo y conflictivo, simple y sencillamente me he entregado a servir porque el sufrimiento de la gente lo he hecho mío y por lo tanto me duele terriblemente la situación de injusticia y marginación que impera en muchas partes de nuestra Entidad.


Francisco Flores Flores, aspirante a la dirección estatal del PRD, afirma que en Aguascalientes son mucho más de la mitad de las familias viven con un salario de seis mil pesos, o menos, al mes ¿y qué significa realmente ese ingreso?, bueno eso solo lo podemos ver estando allí, en el terreno de los hechos y yo estoy bien seguro que una gran cantidad de personas que ¨habitan y pululan¨ en los dos Palacios no sabe que la gente compra los huevos por unidad y que quiero decir con esto, bueno que para nosotros o nuestras esposas se nos hace muy cómodo ir a comprarlos por kilo, por docenas o en paquete, mientras que miles y miles de personas muy apenas pueden comprar un solo, un mísero huevo y eso, sostuvo, es lo que no ve o no quiere ver la gente que está en los gobiernos, porque allí sí que están ganando muy bien.


Hay muchísima gente, porque lo he visto, que va y compra un huevo, dos pesos de tortilla y medio kilo de frijoles y eso, dijo el ¨Profe Panchito¨, es lo que desconocen nuestros gobernantes, nuestros funcionarios y muchos de los políticos, lo que me ratifica que como sociedad estamos deshumanizados, dice.


Si me preguntas si en los políticos hay amor, yo creo que lo que impera es la deshumanización, inclusive las personas con buenas intenciones la vida cotidiana los ha ido deshumanizando, ya que les basta entrar a su oficina para perder su calidad humana y luego con su familia se muestran sumamente amorosos, de allí que es muy frecuente que se diga que el dinero y el poder marean y hacen que las personas ¨pierdan el piso¨.

Esta mentalidad fría y tecnócrata de nuestros gobernantes, funcionarios y políticos imposibilita que seamos mejores y ya no hablemos de amor, algo que no lo conocen, provoca que no haya empatía de tal manera que les impide tratar de comprender la situación en la que viven miles de familias y el sacrificio que implica cambiar su mentalidad.

14 visualizaciones0 comentarios