¿Por qué Dinamarca eliminó todas las restricciones pese a la ola de contagios?

Dinamarca se convierte en el primer país de la Unión Europea en levantar todas las medidas contra la pandemia



A partir de este 1 de febrero, Dinamarca eliminó todas las restricciones impuestas por la cuarta ola de contagios de COVID-19, al considerar que la variante ómicron no implica un "peligro" para la salud ni para sus habitantes, a pesar de los altos niveles de incidencia que se registran en el país.


Desde hoy ya no es obligación usar cubrebocas en lugares cerrados, han desaparecido las restricciones en la restauración, la vida cultural y social y reabren las discotecas.

El COVID-19 deja de ser considerada una "enfermedad crítica" y, por lo tanto, se suprimen las restricciones también a grandes eventos.


Dinamarca se convierte así en el primer país de la Unión Europea (UE) en levantar todas las medidas contra la pandemia, como ya ocurrió el pasado mes de septiembre, aunque unos meses después empezó a implementarlas debido a la propagación de la variante ómicron.


Actualmente, la incidencia semanal sigue siendo muy alta -cinco mil casos en 14 días por 100 mil habitantes- pero la alta tasa de ciudadanos con la dosis de refresco -sobre un 60 %- permite, a juicio de su gobierno, dar ese paso.


"Estamos listos para salir de la sombra del coronavirus, decimos adiós a las restricciones y le damos la bienvenida a la vida que teníamos antes. La pandemia sigue, pero hemos pasado la etapa crítica", anunció la semana pasada en una rueda de prensa la primera ministra danesa, Mette Frederiksen.Dinamarca es uno de los países del mundo donde más test se practican. Entre un 30% y un 40% de los internados con COVID-19 son personas que fueron hospitalizadas por otros motivos y que luego dieron positivo en coronavirus.


Las autoridades danesas cuentan con que el elevado contagio se mantenga durante algunas semanas, pero creen desproporcionado mantener las restricciones.


A pesar del incremento de los fallecimientos por COVID en el último mes y medio, Dinamarca presenta aún uno de los índices de mortalidad más bajos de Europa, con 62.59 por cada 100 mil habitantes, tres veces menos que países como España, Portugal o Francia.

3 visualizaciones0 comentarios