No existe ayuda alguna y los ven como una amenaza

Reprime el gobierno a los adictos


+ Pareciera que para las autoridades no existen y que si se les toma en cuenta solo son para perseguirlos, de tal manera que este problema pareciera no tener fin, advierte Alejandro Madrazo Lajous, del CIDE


HERIBERTO BONILLA BARRON



En Aguascalientes, como en todo México, los adictos son los marginados del gobierno, nadie los apoya y por lo tanto son muchísimos los jóvenes que se pierden no solo como seres productivos, sino como personas ya que muchos mueren o terminan en las cárceles, afirmó Alejandro Madrazo Lajous, quien afirmó que lamentablemente no existe la rehabilitación sino la represión pues son tratados como si fueran verdaderos criminales, negándoles la esperanza para serle seres útiles a la sociedad.


El investigador del CIDE, en entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES, dijo que dentro de las investigaciones que a nivel científico se realizan en Aguascalientes sobre el severo problema de las drogas, se ha encontrado una segregación total de los adictos, pareciera que para las autoridades no existen y que si se les toma en cuenta solo son para perseguirlos, de tal manera que este problema pareciera no tener fin y más cuando casi de manera cotidiana surgen nuevos lugares en donde se venden de manera descarada todo tipo de drogas.


En estos momentos, informó, estamos llevando a cabo un programa piloto con el municipio de Jesús María, para trabajar con los jóvenes de educación media y media superior, a fin de evitar que caigan en las garras de la drogadicción, desarrollando manuales de prevención para ellos, pero también para los padres de familia y para los mismos educadores.


Y contra lo que muchos dicen, Madrazo Lajous afirmó que comparado con otros países, en México el problema de la drogadicción todavía no es tan preocupante que pudiera poner en problemas al Estado, señalando que es mucho más grave el problema de la violencia provocada por el mismo gobierno, el cual tiene un enorme déficit en lo que se refiere a la ayuda para los adictos y sus familias, lo que es reprobable.

Admitió que no es posible que en Aguascalientes exista solo un centro, CAPRA, para brindar la rehabilitación a los drogadictos, y 7 u 8 más con reconocimiento oficial, mientras que son más de 200 los llamados anexos en los que se recluye a jóvenes que en la mayoría de los casos no se van a rehabilitar ya que no son tratados por gente profesional y las instalaciones dejan muchísimo que desear.


Y lo más grave, dijo el licenciado Madrazo Lajous, es que los gobiernos en lugar de estar invirtiendo para ofrecerles rehabilitación y esperanza, lo están haciendo para mejorar sus métodos de represión, algo que es indignante.

Dijo que no se invierten recursos para ayudarlos, para ser tratados psicológicamente e inclusive para educarlos y para su orientación espiritual, en cambio cada vez se invierte más dinero en los cuerpos policiales que lo único que hacen es reprimirlos, como si fueran una verdadera amenaza para la sociedad cuando lo único que requieren es ayuda ya que son enfermos, por lo tanto, insisto en que nos encontramos ante una política de auténtica represión.

7 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
PUBLICIDAD

© 2023 por "fuerza aguascalientes". Creado por aldo bonilla