Nada que celebrar en el Día de Libertad de Prensa

Una fecha intrascendente

+ El Gobierno del Estado, al igual que Salinas de Gortari, ¨ni ve ni escucha¨, ni siquiera en su día a los periodistas, sin embargo eso es irrelevante ya que lo que realmente importa es que se ejerce este derecho sin amenazas en nuestro Estado, lo que no ocurre en diferentes partes del país


HERIBERTO BONILLA BARRON



Ayer se celebró el Día de la Libertad de Prensa, sin embargo en Aguascalientes esto pasó inadvertido para los Gobiernos, tanto el Estatal como el Municipal y en FUERZA AGUASCALIENTES simplemente podemos decir ¨que con su pan se lo coman¨ ya que nunca esperamos nada de ellos y tan es así que en 46 años de carrera en el periodismo si acaso asistimos fue a dos reuniones, en los gobiernos del maestro J. Refugio Esparza Reyes y de Otto Granados Roldán, pues siempre se nos hizo un festejo irrelevante que servía solo para el lucimiento de las autoridades, porque consideramos que este derecho se ejerce a plenitud los 365 días del año y al menos aquí no hay amenazas ni presiones.


Si localmente Martín Orozco hizo también, como dijera el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, ¨ni los veo ni los escucho¨ , a nivel nacional el gobierno mexicano podrá haber entregado premios a periodistas y presumir que en México existe la libertad de expresión, pero nuevamente los números desmienten las bonitas palabras que se le dedican a este derecho universal, ya que hoy más que nunca el periodismo se encuentra amenazado y prueba de ello es que practicarlo es ya un riesgo tal que lo tienen considerado como una de las profesiones más peligrosas en el mundo.


Y no solo eso, ahora se afirma que el periodismo es una profesión corrupta e indigna pues más que los reporteros, los dueños o directores de los Medios son los que se han enriquecido con ¨el cobro¨ que se hace a los Gobiernos y que ahora se disfraza con ¨convenios o notas apoyadas¨, lo que ha provocado que hoy el reportero en muchas ocasiones, al menos aquí en Aguascalientes, donde podemos asegurar que impera la honestidad, sea visto con recelo y hasta con repulsión por políticos, gobernantes y no se diga por jefes de prensa, como el que está actualmente en el Gobierno del Estado.


Y a propósito de esta celebración del Día de la Libertad de Prensa, en FUERZA AGUASCALIENTES al abordar el tema sobre los Medios de comunicación y la corrupción podemos afirmar que quienes callan, indudablemente que participan del ¨juego y de la trampa¨ que alientan los Gobiernos, las dependencias y los políticos pues para que haya corrupción son varios los protagonistas, el que la ofrece y el que la recibe.



Los periodistas sabemos bastante bien dónde poner el listón para descalificar a un político: la mentira reiterada, el engaño deliberado, la deshonestidad económica, el servicio a intereses ajenos a los ciudadanos que dice representar… pero ¿dónde se ponen el listón los políticos o los jefes de prensa para descalificar a un periodista indigno del oficio que dice practicar?


Y es que habremos de reconocer, aunque nos duela, que en la gran mayoría de los casos, los periodistas que tan bien sabemos hablar de los políticos nos callamos como muertos a la hora de hablar en público de periodistas deshonestos, que mienten y engañan deliberadamente, que sirven con cinismo otros intereses que los de sus lectores o seguidores.


¿Por qué sucede eso?

Bueno hay que decir que muchas veces, por miedo a que la denuncia pública de esos personajes se considere o aliente un ataque a la libertad de expresión, por miedo a que se aprovechen esas denuncias para recortar la libertad de expresión y, por consiguiente, para recortar la ya debilitada democracia y también porque no decirlo, por miedo a sufrir un veto y todavía peor que eso a que algún jefecito de prensa, como los actuales, decida no contratar espacios y entonces no hay ingresos para poder seguir con medios como FUERZA AGUASCALIENTES y como muchos otros.


Por otra parte hay que destacar que de acuerdo a datos de la ONU los funcionarios públicos son los que representan una mayor amenaza para los periodistas y la libertad de expresión en México: de las 397 agresiones 165 fueron realizadas por servidores públicos sólo en 2017. El crimen organizado también es un factor importante y en 2018 fue la tercera fuente de agresiones con 35 casos registrados por grupos del narco.

Y para muestra, varios botones




Recientemente Medios digitales documentaron la historia de Oliver Acuña, periodista mexicano que pasó 28 meses en prisión acusado de un delito que no cometió. Su trabajo periodístico pudo ser la causa de su detención, publicó y seguía investigando varias irregularidades de la Procuraduría estatal de Sonora y la probable relación de elementos policiacos con el crimen organizado. Después de salir de prisión se fue del país por miedo a seguir siendo perseguido. Las redes sociales también han sido un espacio para atacar a periodistas, particularmente a las mujeres.


Aunque la libertad de expresión se mide en muchos casos respecto a la libertad que tienen los periodistas para ejercer su profesión, no podemos pensar que no es importante para el resto de la sociedad.

En años recientes también existen muchos ejemplos de represión por parte de las autoridades en marchas y protestas sociales, principalmente en la ciudad de México, aunque pudiéramos decir que ¨aquí no se cantan tan mal las rancheras¨.


0 visualizaciones0 comentarios