Militares rusos bombardean una base militar cerca de Polonia

La base militar atacada está situada en Yavoriv, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leópolis, destino de miles de desplazados internos



Fuerzas militares rusas bombardearon hoy domingo una base militar del oeste de Ucrania, cercana a la frontera polaca, causando la muerte de 35 personas, mientras sigue estrechándose el cerco de las fuerzas rusas en torno a Kiev.


La base militar atacada está situada en Yavoriv, a unos 40 kilómetros al noroeste de Leópolis, destino de miles de desplazados internos, y a unos 20 kilómetros de la frontera con Polonia, país miembro de la OTAN.


"Rusia atacó el Centro internacional para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad. Instructores extranjeros trabajan allí", indicó el ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Reznikov.



"Se trata de un nuevo ataque terrorista contra la paz y la seguridad cerca de la frontera UE-OTAN. Hay que actuar para detener esto. ¡Cierren el cielo!", añadió, reiterando los llamados del gobierno ucraniano para que se cree una zona de exclusión sobre Ucrania, algo que la OTAN se niega a hacer por temor a que el conflicto se extienda.


Los bombardeos causaron 35 muertos y 134 heridos, según un nuevo balance del gobernador de la región, Maxim Kozitsky. Previamente, las autoridades habían dado cuenta de nueve muertos y 57 heridos.



"Los bombardeos aéreos fueron llevados a cabo desde los mares Negro y de Azov. En total, los invasores tiraron más de 30 misiles. El sistema de defensa aérea ucraniana funcionó. Hemos derribado algunos misiles en el aire", afirmó.



"Se trata de un nuevo ataque terrorista contra la paz y la seguridad cerca de la frontera UE-OTAN"


En esa región, el sábado se registraron bombardeos contra un aeropuerto militar en Lutsk, donde murieron cuatro soldados ucranianos. El domingo, el alcalde de Ivano-Frankivsk, a unos 100 km al sur de Leópolis, afirmó que el aeropuerto había sido atacado el domingo por la mañana.


Tropas rusas "apuntan contra la población"

El ejército ruso continúa atacando el sur del país, donde la ciudad asediada de Mariúpol espera la llegada de un convoy de ayuda humanitaria.


Esa caravana, procedente de Zaporiyia, estuvo más de cinco horas bloqueada en un punto de control ruso el sábado.


Mariúpol, una ciudad portuaria estratégica, está sumida en una situación "casi desesperada", según Médicos Sin Fronteras (MSF), por la falta de víveres y de agua, gas, electricidad y comunicaciones.


Capital rodeada por Rusia

También en el sur, Odesa sigue preparándose para una ofensiva de las tropas rusas, que de momento están concentradas en Mikolaiv, a unos 100 km al este. Nueve personas murieron en los bombardeos rusos contra esa ciudad costera, indicó el domingo el gobernador de la región, Vitali Kim. El sábado, los bombardeos alcanzaron un centro oncológico y una clínica oftalmológica.


Las víctimas jalonan las calles de algunas urbes y los balances son imposibles de verificar. "Unos mil 300" militares ucranianos murieron desde el 24 de febrero, dijo el sábado el presidente, Volodimir Zelensky, en el primer recuento oficial aportado desde que empezó la invasión.


El ejército ruso perdió "unos 12 mil hombres", afirmó el jefe de Estado.


Rusia, por su parte, anunció el 2 de marzo su único balance hasta la fecha, de 498 soldados muertos.


"Enfoque diferente"

En el plano diplomático, el presidente ruso Vladimir Putin sigue manifestando su determinación y el sábado denunció que las fuerzas ucranianas cometieron "violaciones flagrantes" del derecho humanitario.


Sin embargo, el presidente Zelensky destacó que Rusia adoptó un "enfoque fundamentalmente diferente" en las negociaciones para poner fin al conflicto.


El mandatario ucraniano subrayó que Moscú ya no se limita a "dar ultimátums" y recibió con optimismo las declaraciones de Putin, admitiendo que hubo "pasos positivos" en las últimas negociaciones bilaterales.


El jueves, Turquía acogió las primeras negociaciones entre los ministros de Asuntos Exteriores ruso y ucraniano desde el inicio de la invasión. El Kremlin dijo que las conversaciones entre las delegaciones de ambos bandos continuarán por viodeoconferencia.

3 visualizaciones0 comentarios