Los errores de AMLO se están pagando caro

Ya son más de 13 mil desempleados


+ Desde que inició la pandemia del COVID tan solo en la ciudad han sido más de 210 las empresas que han cerrado definitivamente y muchos consideran que esto es solo el principio por lo que lo peor está por venir


HERIBERTO BONILLA BARRON



Mientras que las autoridades estatales y municipales aseguran que Aguascalientes mantiene su crecimiento, voces de la sociedad afirman que eso está maquillado y tan es así que en unos cuantos meses se han cerrado más de 210 empresas y se han perdido más de 13 mil empleos, por lo que la cruda y triste realidad es que muchos aguascalentenses viven en una situación precaria para la que no hay salida y por lo tanto la angustia es el refugio de su parálisis, en tanto que a nivel nacional la situación es más crítica ya que en 19 meses del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador el desempleo se ha incrementado de manera preocupante y no solo por la pandemia del COVID 19, sino por los errores cometidos por las autoridades por lo que el crecimiento económico ha sido nulo y la situación para lo que resta del año se espera el mucho peor.


Se estima que en Aguascalientes al menos 13 mil personas han perdido su empleo desde que inició la cuarentena del COVID 19 y esto se va a incrementar en las próximas semanas y con ello la situación de desesperanza va a crecer, de allí que lo peor está por llegar.

La CROM, FTA y otras organizaciones sindicales han dejado bien claro que otra cosa que está afectando tremendamente a la clase trabajadora son los bajos salarios, casi casi de auténtica esclavitud, de tal suerte que papá y mamá tienen que trabajar prácticamente de sol a madrugada para tratar de sacar adelante a sus hijos, algo que el gobernador Martín Orozco Sandoval no toma en cuenta y cómo lo va a hacer si el señor desayuna, come, cena y convive a todo lujo con el dinero de la población, esa que está sufriendo los efectos de la crisis económica, social y política que se está viviendo.


El Instituto Mexicano del Seguro Social dio a conocer que por la contingencia sanitaria se han perdido en todo el país al menos un millón 30 mil empleos, aunque organizaciones obreras y empresariales dicen que esa estimación se ha quedado corta y prueba de eso es que recientemente el INEGI informó que tan solo en el mes de abril 12 millones de trabajadores se habían quedado sin sueldo y que la gran mayoría se va a quedar sin empleo ya que muchas empresas van a cerrar.


La crisis del coronavirus podría empujar a millones de niños más al trabajo infantil, y paralizar el progreso de 20 años para eliminar este flagelo, advierte un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia cuya copia se hizo llegar a FUERZA AGUASCALIENTES y donde se destaca que desde el año 2000, se ha logrado sacar del trabajo a unos 94 millones de niños, pero esas ganancias están ahora en riesgo por la pandemia.


Según las agencias informativas, aquellos que ya sufren esta explotación podrían estar trabajando más horas o en peores condiciones, y otros más podrían ser forzados a soportar trabajos terribles, con un daño significativo a su salud y seguridad.

Esto ocurriría principalmente debido al aumento de la pobreza, lo que empuja a los hogares a recurrir a todos los medios disponibles para sobrevivir. Según el informe, cuando la pobreza aumenta un 1%, el trabajo infantil aumenta un 0,7% en algunos países. En tiempos de crisis, el trabajo infantil se convierte en un mecanismo de supervivencia para muchas familias, a medida que aumenta la pobreza, las escuelas cierran y la disponibilidad de servicios sociales disminuye, más niños son empujados a la fuerza laboral”, asegura la UNICEF.


Según el informe, los grupos más vulnerables, como las personas que trabajan en la economía informal y los migrantes, sufrirán la mayor parte de la recesión económica, el aumento de la informalidad y el desempleo, la caída general en los niveles de vida, las crisis de salud y los sistemas de protección social insuficientes, entre otras presiones.


CALIDAD DE VIDA



En crisis anteriores que impulsaron la caída de los niveles de vida, muchos países de bajos y medianos ingresos vieron cambios drásticos en el progreso en la reducción del trabajo infantil y la inscripción de niños en la escuela.

Un estudio sobre la caída de los precios del cacao en la crisis económica de 1990 encontró que una caída del 10% en los ingresos condujo a una disminución de más del 3% en las matrículas escolares, y un aumento de más del 5% en los niños trabajando.

Según el informe, la evidencia de las recesiones económicas en América Latina apunta a impactos más débiles o incluso marginalmente positivos, especialmente cuando existen medidas de protección social adecuadas.


Durante la crisis cafetera en América Central de 2000 a 2001, por ejemplo, varios países de la subregión fueron testigos de avances en las tasas de matriculación en la escuela primaria y un ligero descenso en el trabajo infantil. Los programas de asistencia social desempeñaron un papel importante en la protección del bienestar de los hogares. Los hogares en las zonas cafeteras con programas de asistencia social podrían proteger mejor los gastos del hogar y la asistencia escolar de los niños en comparación con aquellos en las zonas cafeteras sin dichos programas.


A LA BAJA


Las horas de trabajo globales cayeron en el primer trimestre de 2020 en un 4,5% estimado en comparación con el último trimestre de 2019, esto suma aproximadamente 130 millones de empleos a tiempo completo, suponiendo una semana laboral de 48 horas.

Menos oportunidades de empleo y salarios más bajos pueden llevar a las personas a un trabajo informal o de explotación, lo que puede reducir aún más los salarios y, a su vez, contribuir al trabajo infantil. En comparación con los adultos, es más probable que los niños acepten trabajo por menos salario y en condiciones vulnerables. Las empresas pueden reclutar niños deliberadamente para reducir costos y aumentar las ganancias.


Una forma de ayuda financiera para las familias es reducir los costos escolares, también cuando las familias no pueden encontrar trabajo y se quedan sin opciones de sustento, incluso en el hogar, los niños pueden ser enviados lejos, lo que los hace vulnerables a la explotación. Consecuencias similares pueden resultar si los miembros de la familia se mudan o se separan.


14 visualizaciones0 comentarios