Lionel Messi engalana a París

Lionel Messi firma dos años con el PSG, donde se reúne con dos grandes socios, Neymar y Di María



El domingo recibieron los Juegos Olímpicos, ayer, al mejor jugador de futbol de la actualidad. París celebra estar en el ojo deportivo del mundo.


Lionel Messi, de 34 años, firmó finalmente el esperado contrato con París Saint-Germain, por dos años y posibilidad de otro, para completar el traspaso que confirma el fin de su larga asociación con Barcelona e inicia una nueva era en el futbol francés.


“Estoy emocionado de comenzar una nueva etapa de mi carrera en el París Saint-Germain”, dijo un Messi emocionado. “El club y su visión están en perfecta armonía con mis ambiciones. Sé lo talentoso que es el equipo. Estoy decidido a construir junto a ellos algo grande para el club y la afición y estoy deseando salir al campo del Parque de los Príncipes”.No se dieron cifras salariales oficiales, pero una persona con conocimiento de las negociaciones dijo que el jugador va a ganar alrededor de 41 millones de dólares por año.


“Estoy deleitado de que Lionel Messi haya decidido sumarse al París Saint-Germain y estamos orgullosos de dar la bienvenida a él y su familia a París”, dijo el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi. “Él no ha ocultado sus deseos de seguir compitiendo al mayor nivel y ganando trofeos”.Resulta un hecho simbólico el que Messi vaya a usar el número 30. Fue el mismo que llevó en los dorsales durante sus primeras dos temporadas con el Barcelona, antes de emplear el 19 y luego el 10, que Neymar ocupa actualmente con el club parisiense.


Miles de hinchas se congregaron en el aeropuerto Le Bourget al Norte de París para recibir a Messi, quien vestía una camiseta con la leyenda “Ici c'est Paris” (Esto es París).


Las palabras suelen ser coreadas por los aficionados en el Parc des Princes, donde Messi será presentado el sábado, antes del puntapié inicial de encuentro ante el Estrasburgo.


Fue tal el fervor generado por el arribo de Messi que la Policía debió empujar con fuerza para evitar que las barreras metálicas cayeran ante la presión de los espectadores que se acercaron al aeropuerto en busca de mirar de cerca al astro argentino.

La incredulidad por fichar a uno de los más grandes de la historia se fue transformando en entusiasmo. Muchas personas se reunieron en las proximidades del estadio para mirar a Messi, quien los saludó brevemente y a lo lejos antes de someterse a una revisión médica.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo