Le urge a México un cambio que sea radical



El sistema de justicia no sirve


+ No es que esté viciado simplemente su estructura no es propia para la resolución de conflictos, de allí tantas situaciones tan negativas, lo que está provocando que muchos abogados solo sean ¨engaña bobos¨, dice Sergio Rodríguez Prieto

HERIBERTO BONILLA BARRON



En México se resuelve solo el cinco por ciento de los homicidios lo que nos dice que la inmensa mayoría quedan impunes y no tanto por corrupción o burocratismo, lo que está ocurriendo verdaderamente es que el sistema de justicia no sirve, afirma Sergio Rodríguez Prieto, quien dice que tras 46 años de experiencia, puede decir que todos los procedimientos judiciales son ¨meros distractores¨ que no resuelven absolutamente nada, de allí que se enfrenta una situación que no tiene razón de ser.


Dijo que puede asegurar que al final los procesos se resuelven por cansancio, desestimiento o por fastidio de los propios generadores del problema, los cuales de alguna manera quieren salir de él, de tal manera que sin pretender ofender a nadie, puedo decir que hoy muchos abogados son considerados como verdaderos ¨engaña bobos¨.

¿Entonces está viciado el sistema?, le preguntó FUERZA AGUASCALIENTES.

No, nos contesta de inmediato y sin que le tiemble la voz, no es que esté viciado simplemente su estructura no es propia para la resolución de conflictos, de allí que desde mi óptima personal y profesional se requiere con urgencia de un cambio radical.

Resaltó que México vive una crisis de impunidad en el momento más violento de su historia registrada con más de 60 mil asesinatos en lo que va del presente año, lo que se debe al colapso del sistema de procuración e impartición de la justicia, lo que se ratifica con el enorme número de casos pendientes que registran todas las Fiscalías.


Rodríguez Prieto, quien se recibiera como licenciado el 8 de octubre de 1976 y que haya incursionado en diversas actividades profesionales, como en la Academia, en el Gobierno del Estado y como litigante, faltándole solamente ser juez, dice que ante esta situación es un convencido de que el sistema le está fallando a la sociedad, por lo que si en verdad se aspira a un mejor presente, urge de un cambio que sea efectivamente radical.

Otro vicio de la justicia, dijo, es que la investigación para esclarecer los crímenes no se centra en llegar a la verdad, sino en encontrar a un culpable, de allí que una de las causas de la crisis de impunidad en el país es que el sistema de justicia mide sus resultados por número de detenidos.


Se trata de un método efectista de impartición de justicia que pasa por detener a un presunto culpable, muchas veces a partir de una confesión conseguida por tortura, sin investigar el caso, lo que explica el por qué muchos de los prisioneros que legalmente son inocentes están encarcelados y son víctimas de un sistema enfocado en llenar las prisiones, pero no en prevenir crímenes ni en crear u homologar un protocolo que diga cómo investigar un homicidio.


7 visualizaciones0 comentarios