LA ENTREVISTA: Han sido los grandes defensores de la sociedad


Abogados que dejaron huella


+ Fueron gente auténticamente excepcional que le dieron brillo a la abogacía y a la administración de la justicia y sin amasar riquezas, vivieron de manera muy humilde, asegura el licenciado Arturo Díaz Ornelas


HERIBERTO BONILLA BARRON



El Aguascalientes provinciano en el que había una gran tranquilidad, en el que todos se conocían, el que hicieron nuestros padres y abuelos, hoy ya no existe.

Hoy es sólo un bello recuerdo.

Hoy pareciera ser que nos hablan de una fábula.

Hoy el modernismo no sólo ha acabado con tantas y tantas cosas que nos distinguieron hace unos cuantos años.


Hoy Aguascalientes está pagando el precio del modernismo que tanto se presume.

Ese modernismo que está cobrando un altísimo costo, pues nos tiene sumidos en una profunda crisis moral y social en donde cotidianamente los suicidios, los divorcios, los asaltos, las violaciones y la desintegración social son la constante.

Eso es el modernismo.


Nos está cobrando una cuota sumamente alta y la verdad que si eso va a continuar, mejor que no hubiera llegado.

¿Qué presente y cuál futuro es el que estamos forjando para las nuevas generaciones?

Aunque muchos nos critiquen y digan que estamos anclados en el pasado, en FUERZA AGUASCALIENTES creemos firmemente que los tiempos de nuestros padres, de nuestros abuelos, definitivamente fueron mejores, más bonitos, románticos y, sobre todo, más vivibles.


Representantes de las diferentes capas sociales y activas de la Entidad han puesto una vez más el dedo en la llaga, al tratar el sinuoso y problemático caso de la pérdida de las raíces morales ante la avalancha de un olvido casi total de los mal denominados tiempos modernos, donde se ejemplariza a todas horas y principalmente por la televisión, la baja condición humana con delitos de todos colores y tipos, que van desde el acoso sexual a la mujer hasta la violación, llegando incluso a los arrebatos de esta índole en la familia menor, niños y niñas, que criminalmente han sido encauzados en la terrible pornografía.


Y dígase si no, en el momento en que la televisión es encendida en los hogares de Aguascalientes, tanto de la ciudad y polos importantes de población como, incluso, en las casitas más modestas y hasta en jacales ubicados en plena serranía, en donde las familias habrán de abstenerse incluso de una alimentación equilibrada, pero en contra de ello existe un aparato de televisión con su respectiva antena, ante el cual se sientan en infinitos tiempos del día, las semanas y los meses, todos los miembros de la familia para disfrutar (?) de lo que pudiera ser -un espectáculo accesible-, lo cual no se logra prácticamente en ninguno de los programas.

Esa es la terrible realidad, esa que nunca se imaginó hace unas décadas, el tiempo de nuestros padres.


Por ello es que en FUERZA AGUASCALIENTES evocamos con gusto los tiempos en que Aguascalientes era una "ciudad en calma", cuando nuestra localidad mostraba ser apacible en grado sumo, cuando los coches que circulaban por la Avenida Madero, que era la principal, se contaban con la mano, es indudablemente como si estuviéramos viviendo esa época romántica de nuestros padres.

Cuando todos se conocían, cuando todos se veían como parte de una familia, no como hoy en día en que ya pocos se conocen y hasta da miedo salir a las calles por tanta violencia.

Tiempos que verdaderamente hicieron historia y en los que comenzó a gestarse la transformación de Aguascalientes.


Tiempos en donde la amistad y la lealtad eran cualidades que todos parecían tener, qué esperanzas de lo que hoy nos distingue.

Tiempos en los que surgieron grandes abogados, auténticamente comprometidos con la sociedad.


La administración, procuración y la defensa de la justicia en Aguascalientes es un proceso que a pesar de estar sujeto a determinaciones múltiples y cambiantes al paso de los años, ha participado de manera trascendental no sólo en la construcción de la vida democrática, sino que ha sido un pilar decisivo para alcanzar el modernismo que hoy se presume.

Y el avance hacia un verdadero Estado de Derecho, dice a FUERZA AGUASCALIENTES el licenciado Arturo Díaz Ornelas, sólo se dará en la medida en que las decisiones del Poder Judicial, como verdadero poder autónomo e independiente de los otros dos Poderes del Estado, sean respetadas cabalmente.


Y el ex presidente estatal del PAN y ex titular del Registro Civil, asegura que si algo ha distinguido a la abogacía en nuestra Entidad es su gente.

Hombres sumamente valiosos, como lo fue un bohemio, un auténtico vate, don Manuel Varela Quezada, quien cada diciembre regalaba un poema a todos los que eran sus colaboradores.


Fue un magistrado que hizo historia en las décadas de los 50s y 60s y que luego fue un notario sumamente respetable, luego le siguió como presidente del Supremo Tribunal de Justicia otro verdadero monumento a la honestidad como lo fue don Juan de Luna Loera, quien tuvo como compañeros de la magistratura a gente excelente y honestos hasta donde ya no, como don Luis Navarro Sotomayor "El poca luz" y el legendario maestro don Eutimio Serna Chávez, cariñosamente conocido como el "Maestro Ceritos".

Fueron gente auténticamente excepcional que le dieron brillo a la abogacía y a la administración de la justicia y sin amasar riquezas, vivieron de manera muy humilde, prueba de ello es que el "Maestro Ceritos" sobrevivía, como dijera Benito Juárez, con la medianía del sueldo, al jubilarse allá por 1964 con un mísero sueldo de cuatro mil pesos al mes.



Y como ellos también lo fue el Lic. José Rodríguez Lariz, quien fue maestro en el viejo instituto IACT, sin olvidar al queridísimo Lic. Carlos González Rueda, un maestro como pocos y que fue el forjador de muchas generaciones de abogados, un hombre que se distinguió como funcionario público, pues fue secretario del Primer Juzgado de Distrito que existió en la ciudad, en donde fue secretario y hasta titular interino en repetidas ocasiones.

Mientras saboreamos una espumante taza de café a las puertas del Corporativo San Marcos, , en donde el ruido de las conversaciones nos pareciera muy lejano al conocer algunos detalles de los grandes abogados que han pasado por Aguascalientes, nos damos cuenta que el tiempo pasa sin sentir.


Y es entonces cuando el licenciado Díaz Ornelas, nos habla con verdadera pasión del inolvidable Lic. don Eutimio Serna Chávez, el queridísimo "Maestro Ceritos", un ser todo bondad y un licenciado auténticamente de época.

Fue maestro universitario, magistrado del Supremo Tribunal de Justicia durante muchas décadas y catedrático con el que siempre Aguascalientes va a estar en deuda.

Y al lado de ellos, nos dice, también está el Lic. Horacio Westrup, quien también como funcionario público fue verdaderamente ejemplar, cómo no recordar que fue director del Registro Público de la Propiedad y creo que del Registro Civil, también habrá que recordar a Manuel Ballesteros Ríos y a Salvador Gallardo Topete.


Son muchos, tantos abogados que se han distinguido al paso del tiempo en Aguascalientes, que francamente sería imposible hablar de cada uno de ellos, sin embargo con su entrega claro que dejaron huella y se distinguieron de manera notable en el mundo del derecho y entre ellos, agrega, como no voy a recordar al licenciado Jesús Ramírez, a quien le decíamos ¨El Compadrito¨ y quien se destacó como magistrado.

Y aquí el Lic. Díaz Ornelas dice a FUERZA AGUASCALIENTES que el campo del derecho es no sólo para ser abogado litigante, sino también funcionario público, legislador, maestro universitario, luchador social, etc.


Luego nos dice, tras saborear su café: nos veríamos mal los actuales abogados, si no diéramos cuenta del Lic. Felipe Reynoso Jiménez, una gente que fue secretario general de gobierno, presidente municipal de Aguascalientes y un litigante verdaderamente exitoso.

Era una gente que tenía una habilidad increíble que le dio un prestigio a nivel nacional, un hombre fue muy brillante y al que no dudo en destacar como un auténtico orgullo para el medio de la abogacía.


Todos ellos y muchos que escapan a nuestra memoria, son gente que han honrado verdaderamente a nuestra profesión, pues fueron gente con amplio reconocimiento social.

La mayor parte de ellos lamentablemente han dejado de existir y debo destacar que cada uno, en su campo, contribuyeron decididamente a crear lo que es el Estado de Derecho que gozamos hoy en Aguascalientes.

Dejaron un recuerdo muy grato y viven en nuestra memoria porque fueron gente que de alguna manera contribuyó a nuestra formación como profesionales, sembrando la inquietud de la importancia del Derecho.

Muchos de nosotros lo estudiamos, aparte de que nos gustó esa rama del conocimiento, por esos maestros tan extraordinarios que tuvimos, abogados en toda la extensión de la palabra.


Recuerda también con mucho cariño al licenciado Efren González Cuéllar, quien brillara en la abogacía, como catedrático, como rector de la UAA e inclusive en el servicio público en donde hasta llegó a ser Secretario de Gobierno en el Estado y como él, agrega, muchísimos abogados a los que hay que evocar con mucho gusto.

Luego dice que lamentablemente la imagen brillante de esos abogados y muchos otros a veces pareciera ser opacada por los temibles "abogansters" que hoy han aparecido en Aguascalientes, son gente que no tiene título, que fue estudiante de derecho, que truncó su carrera y que aprovecha recovecos que la propia ley permite, sobre todo en el ámbito laboral y penal, donde se permite litigar sin tener título y ellos son los que están dañando no sólo la imagen del abogado, sino a la sociedad misma.


Esos abogados -entre comillas- utilizan esa ventaja que les da la ley, para ostentarse como tales y esto acabará hasta que exista una verdadera ley de profesiones, que regule el ejercicio del Derecho en el Estado y como no existe, pues esta gente sin escrúpulos seguirá manchando una profesión tan noble que ha tenido hombres tan relevantes como de los que hoy estamos dando cuenta.



Nuestra profesión, afirma por su parte el Lic. Arturo Díaz Ornelas, es tan digna e importante, que basta decir que ha forjado el marco de derecho que rige a la sociedad, por lo que lo deseable es que haya cambios en la Legislación que data de hace muchos años para poner fin a los "abogansters" y que por ahora tratamos de combatir impulsando la colegiación. Ellos sólo buscan enriquecerse a costa de la gente y de la profesión, refiere y luego cuenta que cuando jubilaron a Navarro Sotomayor, a don Juan de Luna Loera y al "Maestro Ceritos", vivían enmedio de una pobreza, apenas de una raquítica pensión que se convirtió en miserable con las constantes crisis económicas que hemos vivido.


Eso hizo que el Lic. De Luna tuviera que regresar al gobierno del Estado en donde le dieron la supervisión de los Notarios, un puesto de tercer nivel tras de que él fue presidente del Supremo Tribunal de Justicia durante más de dos décadas, lo que demuestra que fue una gente muy honrada y digna en su profesión que nunca amansó fortunas.

Y ya casi para terminar esta charla, admite que lamentablemente se habla maravillas de la gente cuando ya ha muerto. Y tal pareciera que es hasta hoy cuando nos damos cuenta de la grandeza de esos licenciados, pero no es así, sostiene, en vida se los hicimos saber y si no se les hicieron los homenajes que se merecían creo que seguimos debiéndoles, es porque también el ser humano se distingue por la envidia y la soberbia.


A veces cuando se pretende hacer un reconocimiento en vida, surgen por ahí gente díscola o envidiosa que empieza a atacar a la gente y eso, afirma, muchas veces duele más, ¿por qué?, bueno porque a veces se piensa que lo único que estamos haciendo, más que honrar, es incitar los ataques y eso lastima profundamente.

Sin embargo creo que nunca es tarde para hablar bien y para honrar a tantos profesionistas que, como ellos, han dejado profunda huella en Aguascalientes, contribuyendo con su entrega y su esfuerzo a forjar lo que hoy somos sociedad y Entidad, concluye el licenciado Arturo Díaz Ornelas.



11 vistas0 comentarios
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
PUBLICIDAD

© 2023 por "fuerza aguascalientes". Creado por aldo bonilla