Hoy muchos deambulan ¨huyéndole a la muerte¨

El senecto merece amor

+ No es posible que a quienes nos dieron vida y construyeron todo lo que es Aguascalientes hoy sean vistos como ¨apestados¨ y hasta un estorbo para la actual generación, eso es algo que no se debiera de admitir


ALDO BONILLA CHAVEZ



Los avances científicos y sanitarios han contribuido a elevar la expectativa de vida en casi todo el mundo, generando fuertes cambios en la pirámide poblacional y dando paso al fenómeno conocido como envejecimiento demográfico y en Aguascalientes, según el Sector Salud, al menos el 15 por ciento de la población es mayor de 65 años y enfrenta el hecho de que es relegada, además de enfrentar múltiples problemas de salud.

Por otra parte, las proyecciones demográficas prevén que en la próxima década esa cifra trepará al 13,7 por ciento, y se estima que en el año 2030 ese sector de la población llegará al 19 por ciento.


Esto nos está ratificando que nuestra población está envejeciendo muy rápidamente sin que nuestras autoridades estén tomando prevenciones, de allí que en Aguascalientes son muchos de la Tercera Edad que deambulan por nuestras calles ¨huyéndole a la muerte¨, en tanto que otros son relegados al olvido en un rincón de la casa mientras que a muchos se les trata de confinar, en el mejor de los casos, en un asilo de ancianos o una casa de descanso.


Esto indudablemente que es algo muy triste y doloroso, no es posible que a quienes nos dieron vida y construyeron todo lo que es Aguascalientes hoy sean vistos como ¨apestados¨ y hasta un estorbo para la actual generación, eso es algo que no se debiera de admitir, sin embargo es lo que está sucediendo, de tal manera que ahora sí pudiéramos decir que no hay futuro para nuestros Adultos Mayores.

Por lo tanto frente a tantas crisis que están agobiando a la sociedad, claro que hoy lo que se necesita es amor, cariño y esperanza.


Y no, definitivamente no puede ser que el materialismo y la deshumanización sean lo que distinga a la actual generación, hoy es necesario hacer un alto en el camino, analizarnos y reencontrarnos con los valores que tanto distinguieron a generaciones anteriores y brindarnos todos la mano y ver especialmente por los niños, los minusválidos y por los adultos mayores.


Hoy y siempre hay que venerarlos, hay que quererlos, porque por ellos nacimos, por ellos vivimos y han sido ellos con su esfuerzo, por más simple que parezca, los que en unidad, han construido lo que hoy es Aguascalientes.



El próximo día 28 se estará celebrando el llamado ¨Día del Abuelo¨, sin embargo en FUERZA AGUASCALIENTES creemos que no debería ser un día ni una semana, debería ser siempre, porque nuestros ancianitos son algo de lo más bello que nos da la vida.

Son nuestra esencia, son la bondad en persona, la ternura y sin embargo la generación del nuevo milenio no lo ha dimensionado y pareciera que les estorban.


Claro que hay muchas familias que ven en sus senectos a los grandes hombres de la casa, a los seres que trajeron al mundo a nuestros padres, a esos hombres cuyo rostro está arrugado al igual que sus manos, a ésos que ya no tienen pelo o está tapizado con el color de la pátina del tiempo, pero que siguen teniendo deseos, ilusiones de vivir, de sentirse útiles, de transmitir el amor que atesoran en su corazón.

Y sin embargo debemos admitir que lamentablemente no todos son así, hay muchos que tratan mal a los senectos y las nuevas generaciones ya no se acuerdan de ellos, los ven como un estorbo.


Lamentablemente la sociedad de hoy en día, ésa que presume del modernismo de la computación, la cibernética y tantos avances, tiene tal orgullo que cree que el anciano es sólo un estorbo y lo abandona desperdiciando su experiencia y lo mucho que han aprendido aún de sus propios errores, si aprendiéramos a escucharlos estos errores no se repetirían.


Afortunadamente en Aguascalientes, todavía hay mucha gente generosa, no en la cantidad que todos quisiéramos pero sí la hay.

Dar amor, agrega, no cuesta nada y hay que darlo en torrentes a nuestros adultos mayores.

Y hagámoslo desinteresadamente, démosles amor y rechacemos a los que buscan lucrar con ellos.


Lamentablemente, de acuerdo a lo investigado por FUERZA AGUASCALIENTES, en México 9 de cada 10 adultos mayores son víctimas de la discriminación por lo que se debe luchar por recuperar los valores de nuestros padres y abuelos, ésos que nos enseñaban a respetar y a honrar a los senectos.


Eran los sabios del pueblo, los consejeros, desgraciadamente la generación del nuevo siglo no lo piensa así y los ha ido relegando a la última habitación de la casa o en un asilo.

Hay un desprecio hacia el adulto mayor y tenemos que trabajar para cambiar esto y aquí los Medios pueden ser de gran utilidad, pues difundiendo eventos como éste la podemos contagiar de que sí se puede brindar amor y respeto hacia nuestros senectos.

Hay que advertir que el amor es gratuito, no cuesta darle cariño, un apapacho, un saludo a un adulto mayor, no cuesta nada, es gratis y aquí lo triste es que todo eso se lo regateamos, por lo que es el momento de hacer un gran esfuerzo a nivel nacional para volverlos a recibir.


Es lamentable ver cómo en todas las ciudades del país muchos adultos mayores salen a las plazas a entretenerse viendo el paso de la gente y aunque suene cruel, a esperar que les llegue la muerte porque con tristeza ven que la sociedad ya no los toma en cuenta, resultando increíble que una persona de 50 años de edad sea rechazada en cualquier parte a la que llega a pedir empleo, despreciando su experiencia y su capacidad.



4 visualizaciones0 comentarios