FUERZA AGUASCALIENTES y un libro para disfrutarse

El PRI ERA UNA FIESTA


Por GILBERTO CALDERON ROMO

CAPITULO 67

Mi estimado Don Gus:


LOS TIEMPOS CAMBIAN



Tan es cierto esto que basta darse una vuelta por los antros que pululan por la Feria de San Marcos, para percibir con qué vigor hemos llegado a la globalización y al modernizamiento de las costumbres. En un descuido que se dio mi amigo y casi pariente David Díaz Romo, le tomé prestada su credencial de alto funcionario de la Secretaría de Hacienda y con esa herramienta me presenté en varios tugurios que prometían estar de puritito peluche. No me pregunten a cuál fui porque con lo que me ocurrió, las noches se me juntaron unas con otras y con la memoria gelatinosa que me cargo, no puedo precisar en cuál me pasó qué cosa, así es que les cuento mis aventuras tal si se tratara de una película sin interrupciones, eso sí, de calificación XXX para los criterios de la censura, ejercida sabiamente por Gerardo ¨El Beato¨ Raygoza.

Confusamente me acuerdo que estuve en el Bar Zoo, el Muro 2003, el Doha, La Escalera y uno llamado algo de Zapata.


En vista de que iba yo en calidad de inspector fiscal, se me prodigaron infinitas atenciones, aunque claro, no me escapé de ingerir las marranillas que les sirven a los parroquianos. Me di cuenta de que los barmen, apenas preparaban los cocteles, les rociaban por encima una dosis de Raid Casa y Jardín, para que no olieran a trapeador. Con esos componentes pronto entre en el alucine. En medio de la oscuridad estallaba tal cantidad de luces que parecía que estábamos en Basora o en Bagdad, y la emoción era intensa, porque los truenos iban acompañados de zumbidos ¡ZAAAZZZZZ!, ¡DDDZZZUUUMMM! ¡POW! y eran fuego real, al que alcanzaban, lo despanzurraban. Pude ver que los cañones eran disparados por Saúl Díaz y por el teniente Lupillo que así, vienen a acabalar el magro ingreso que obtienen por su chamba oficial durante el día. De su poco profesionalismo habla el hecho de que cada vez que le atinaban a un cliente, hacían la ola, se entrechocaban las manos al estilo de los negros gringos y gritaban cual tarzanes.


El discreto Enrique Morán Faz se la pasaba metiéndoles mano a las chamaconas que dizque para checar que no trajeran micrófonos ocultos, que porque no le gusta que le hagan competencia. Al parecer, traía un poco de sed porque también les aplicaba tremendas lambidas en las montañas. El torero Pepe Caro le dijo señalándole hacia abajo: “¡Aquí traigo un transmisor escondido, ven a revisarlo!” pero el cumplido polizonte se hizo que no lo oyó.


TORERO EN APUROS


Por todos lados me pareció ver que andaba personal de uno y otro sexo –chiquillas y chiquillos- totalmente encuerados, pero eso sí, con los cuerpos decorados con rayas de cebras y del techo colgaban cuerdas de las que se desprendían chamacas y chamacos realizando malabares en strip tease. Cada media hora el show consistía en una pareja que hacía el amor recorriendo velozmente el espacio montada en una minimoto.


El aparato corría sobre un riel de aire suspendido y los actores efectuaban acoplamientos peligrosos –incluidos la pose del Misionero, el Salto de la Muerte y los Cañones de Navarone- que los ponían en riesgo de caer. Ellos, ni en cuenta, estaban bien inspirados en su cometido y se daban el lujo de levantar la moto sobre su llanta posterior en la conocida maniobra del caballito, al tiempo que seguían puje y puje. Cada vez que pasaban por encima de mi localidad- RUUUUMMM, RUUUMMM ROARRRR- tapaba yo el vaso con la mano, no fuera a ser que se les resbalara un poco de esperma y me lo convirtieran en café capuchino. Juan Castaigns Teylleri y Diego de Alba Casillas –profesores eméritos de la UAM


Xochimilco- que vinieron a realizar una tesis sobre el tema, con vistas a incluirla en la Guía de Padres por encargo expreso de Martita, mejor se la pasaban esquivando con el cuello las pasadas de ese que bien podría llamarse con toda propiedad, el Avión del Amor. En una de esas, los tripulantes agarraron una curva muy cerrada, como en el ¨Ratón Loco¨, con tan mala suerte que se desprendieron de su nave viniendo a caer estrepitosamente sobre una mesa. ¡Trácatelas!.


Los parroquianos se retiraron a tiempo y los acróbatas se dieron tremendo cabronazo contra un plato de botanas y un pomo de brandy Pabellón a medio consumir. Al quitarle el casco protector al piloto, vinimos a enterarnos de su identidad. Era, para pasmo del respetable, el matador de toros José Luis Rodríguez, ¨El Praga¨, quien estuvo un poco ido, pero luego se levantó y andó. Entre las lesiones que los médicos de plaza le apreciaron, presentó una dolorosa dobladura de estoque, de esas que tardan en sanar más de quince días, por lo que el diestro estará fuera de los ruedos al menos un par de semanas. Se rumora que lo va a traer enyesado.

Le deseamos una pronta rehabilitación y lo felicitamos por su valor siempre intrépido.


OTRAS DEL CIENTIFICO JESÚS ¨LA CATUTA¨ RAMOS



México, D. F. Julio del 2003. Muy interesante resultó la conferencia magistral que sobre el tema de nuevos combustibles dio en el Museo Descubre, el insigne Jesús ¨Catuta¨ Ramos, ante una nutrida concurrencia de prestigio internacional. En el último número de la revista Science de Londres, se recoge una síntesis de la misma, la cual ha sido aclamada por todos los centros científicos del mundo.


“Frente a la inevitable escasez de combustibles fósiles en el planeta, dijo el erudito aguascalentense, se estudian opciones, algunas de las cuales están en plena operación; por ejemplo en Brasil miles de vehículos se mueven consumiendo etanol derivado de aguardiente de caña de azúcar, mientras que en la ciudad de Estocolmo, capital de Suecia, circulan unos magníficos autobuses azules que consumen etanol obtenido de aguardiente de uva, el cual se parece al diésel solamente que es más caro en cuanto a su costo directo, pero si se contabiliza la reducción de gastos derivada de la menor emisión de contaminantes, su utilización resulta globalmente redituable.


“El aceite de colza –derivado del nabo- es otra opción, agregó nuestro paisano, pero la más revolucionaria es la de gases sintéticos conseguidos a partir de la biomasa o combustibles biogénicos. Estos tienen la ventaja - según el consorcio automovilístico Daimler- Chrysler asociado con Volkswagen- que al ser extraídos de plantas o de basura orgánica, generan un volumen de bióxido de carbono que se neutraliza a sí mismo. Las plantas son la materia prima de esos energéticos y requieren para su crecimiento la misma cantidad de bióxido de carbono que la que emiten cuando se los usa en los vehículos.

“A ello se añade que, para el combustible biogénico, dijo, se utilizan diversas variedades de vegetales. Primero se las convierte en coque para después transformarlo en gas sintético, a partir del que se puede producir diésel, metanol, gasolina e hidrógeno.


“México –asentó el conferenciante- se inserta en la reducida nómina de países que vienen experimentando en la materia. En principio, se ha desechado la boñiga de vaca porque ha demostrado su escaso valor calorífico, además de que es una bronca andar persiguiendo a los rumiantes para ver a qué hora se les ocurre hacer del Dos. El personal comisionado para esta labor recolectora, emplazó a huelga repetidas veces a la empresa rusa patrocinadora del programa y exigió incremento salarial, máscaras antigas, guantes profilácticos y aspiradoras koblenz para no andarse agachando a cada rato, de allí que esta opción haya sido desechada.


EL DESCUBRIDOR DEL GAS-AJO Y DEL PUL-GAS


Ramos – según su currículum- logró algunos buenos resultados utilizando el ajo exprimido para la elaboración de gases, pero los olores que los automotores emitían por el escape, eran tan penetrantes que la Semarnat prohibió su utilización y los marines yanquis estuvieron a punto de invadir el latifundio que el científico tiene en Rincón de Romos, con el pretexto de que allí se fabricaban armas biológicas. Conjurado el peligro, el industrioso sujeto lo que hizo fue venderle los sobrantes de gas al Comité Directivo Estatal del PAN.

Los panuchos se lo inyectaron a los electores porque si no, no hubieran ido a votar por el inefable señor Del Conde –nado. Ojalá les dure el efecto para que sufraguen el año que entra a favor del ¨Mosco Reyes¨ o de Luis Armando Reynoso.


El uso del Gas-ajo en los autobuses ha sido muy controvertido. Hay personas a las que les gusta el servicio porque en cuanto comienzan a respirar a bordo de esas unidades, se duermen plácidamente y vencen con facilidad al insomnio. El problema viene al despertar pues resulta que al suceder esto, se pasaron de su parada y luego exigen que los lleven a donde iban sin pagar el pasaje de regreso. Al respecto, el erudito dice que los buses no dan servicio de volantín y que si quieren, que se esperen a que se invente el Metro para que se puedan pasear todo el día con un solo boleto.


Pero volvamos a la conferencia del sabio, el cual, en su disertación vino a acallar las voces que, provenientes del olivarismo, sostenían que no sabía nada de química. El simple recuerdo de esta infamia hizo que se encabronara y en su arrebato, le dio tremendo trago al producto que en ese momento mostraba al atento público y que no era otro que el Gas-ajo.


La ingesta del veneno hizo que se le descompusiera el cigüeñal produciendo una serie de explosiones espantosas, que se le salieron por el mofle; los escuchas huyeron en estampida tapándose las narices. Fue una bronca volverlos a reunir y para ello, hubo necesidad de tocar el silbato de los talleres del ferrocarril, las campanas de la Santa Basílica Catedral y el clarín de la plaza Monumental de Aguascalientes. Restablecido el orden, el ponente explicó que eso fue una demostración práctica de los peligros que supone el avance de las ciencias y que, en este caso, se podría considerar como “fuego amigo”, porque el gas se le escapó sin querer. Jesús Eduardo Martín Jáuregui, por si las dudas y pensando en su fuero interno que al conferenciante hay que sellarle el agujero con soldadura autógena, para esta segunda parte de la charla se ubicó estratégicamente cerca de la puerta de salida y se opuso terminantemente a pasar al pizarrón cuando fue requerido para ello. “Es que, saliendo de aquí, tengo que ir corriendo a comprar el pan” fue el pretexto que adujo.



No obstante que los pantalones todavía le humeaban por detrás, Chucho continuó con su exposición: “Si George W. Bush hubiera conocido los avances que hemos conseguido en nuestras investigaciones, de seguro que no se le habría ocurrido invadir Irak ya que el petróleo va a dejar de ser imprescindible. El pulque – afirmó - está demostrando tener un poder energético equivalente al del uranio enriquecido y sin el inconveniente de la contaminación nuclear, ni de las molestias derivadas del uso del Gas-ajo. Los gases sintéticos de pulque son tan limpios que no requieren el uso de catalizadores catalíticos y son tan baratos que, adaptados los motores del Concorde al consumo del Pul-gas, por ejemplo, es posible volver a utilizar el aeroplano supersónico en condiciones de rentabilidad.


ACCIDENTE PENOSO


“Eso sí, hay que ser muy cuidadosos –remató el conferenciante- en utilizar única y exclusivamente el pulque blanco, porque figúrense ustedes, el otro día preparé una mezcla con curado de piñón y se me olvidó quitarle la cáscara a la fruta y resultado del experimento y sin proponérmelo, se me escapó un disparo por Detroit y resulta que maté al gato y desde entonces no me dejan entrar a la casa y duermo a la intemperie”.

Lo que sea de cada cual, si algo hay que reconocerle al tribuno de la ciencia, es que tiene muy buena puntería.



7 visualizaciones0 comentarios