Es un problema sanitario emergente dice el IMSS

Cáncer de mama es un flagelo


+ Solo dos de cada diez mujeres en Aguascalientes ha respondido a la exhortación para practicarse los exámenes correspondientes


ALDO BONILLA CHAVEZ



El flagelo del cáncer de mama constituye una prioridad para la salud ya establecida en los países desarrollados, mientras que en naciones como México, por el contrario, se había prestado todavía hasta hace poco, pobre atención a este problema sanitario de tal suerte que las evidencias demuestran que el cáncer de mama es hoy en día una de las principales causas de muerte y discapacidad entre las mujeres, de allí que la delegación estatal del IMSS ha informado que ha puesto en marcha una nueva campaña en línea para detectar y prevenir este grave problema.


Esto es algo que se está enfrentando de manera enérgica para tratar de contener el avance de esta letal enfermedad, de allí que está ofreciendo atención totalmente gratuita a todas las mujeres, lamentablemente en Aguascalientes apenas dos de cada diez de ellas están acudiendo a realizarse los exámenes para detectar la posible presencia de este temible flagelo, se indicó ayer a FUERZA AGUASCALIENTES en la Delegación Estatal.

Se informó que en forma paralela, la investigación ha producido nuevas opciones terapéuticas, muchas de las cuales tienen un costo elevado, por consiguiente, la epidemia de cáncer de mama representa un nuevo desafío para el financiamiento y la protección financiera del sistema de salud y frente a esto el Seguro Social ha abierto sus puertas para ofrecer una luz de esperanza a las mujeres.


En México, con una población un poco mayor de 125 millones de habitantes, el cáncer de mama es hoy día uno de los desafíos más importantes para la salud de la mujer adulta, esta situación es aún un hecho poco conocido, ya que además abundan las interpretaciones erróneas sobre la enfermedad.

El cáncer cérvicouterino se considera todavía una amenaza mucho mayor para la salud y las vidas de las mujeres pobres y se ha difundido la creencia de que el cáncer de mama se concentra de manera notoria en los grupos de nivel socioeconómico elevado, pero en realidad, las mujeres de bajos recursos enfrentan hoy día una doble carga a partir de las elevadas tasas de cáncer de mama y cérvicouterino.


El cáncer de mama es ahora causante, en general, de un mayor número de muertes en México, comparado con el cáncer cérvicouterino, y afecta a mujeres adultas de todas las edades y niveles de ingreso, actualmente, es la segunda causa de muerte entre las mujeres mexicanas adultas de 30 a 54 años de edad.2


Con respecto a las políticas, la Secretaría de Salud amplió y aumentó la normatividad y legislación relativa al control del cáncer de mama a través de las directrices técnicas de la Norma Oficial Mexicana, por lo que se establecieron criterios más rigurosos para vigilar los servicios de salud públicos y privados en la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia de la enfermedad, por lo que para promover la detección temprana, las directrices hacen énfasis en la autoexploración, el examen clínico y la mamografía,


estableciéndose un examen clínico anual realizado por personal capacitado para todas las mujeres de 26 y más años que visitan un centro de salud.

Se recomienda una mamografía anual o bianual para mujeres de 40 a 49 años con factores de riesgo específicos y una vez al año para todas las mujeres de 50 años y mayores, si bien estas directrices son importantes para ofrecer un marco normativo que abarque a todo el sector salud, no garantiza los recursos ni la aplicación de las normas, por lo que la cobertura está muy lejos de ser la adecuada.


En términos del financiamiento y la provisión de tratamiento para casos detectados, los sistemas de seguridad social de México cubren alrededor de 40 a 45% de la población y el tratamiento del cáncer de mama está incluido en el paquete de servicios disponible y si bien los tiempos de espera constituyen un problema habitual y los medicamentos no se encuentran con frecuencia disponibles y deben pagarse del bolsillo, los servicios incluidos en la seguridad social constituyen una atención gratuita considerable, no obstante, el acceso a esta atención está restringido a aquellos que trabajan en el sector formal de la economía.


El resto de la población depende de servicios públicos de la Secretaría de Salud, hasta hace poco, sin protección financiera. Una gran mayoría de la población, y en especial los no asegurados, sufragan los servicios y utilizan al sector privado.

Los datos disponibles sugieren que sólo entre 5 y 10% de los casos en México se detecta en las fases iniciales de la enfermedad (localizada en la mama) en comparación con 50% en Estados Unidos y esta situación dificulta en buena medida el tratamiento y lo vuelve más costoso e incierto para las mujeres, sus familias y el sistema de salud

1 visualización0 comentarios