Es un drama desatendido por el gobierno y del que nadie quiere escuchar…

El suicidio es un atentado a la sociedad


+ ¿Por qué tantos se están quitando la vida y se la quitarán en los próximos días?, la respuesta es bien sencilla: por el explosivo crecimiento urbano y demográfico, así de fácil, no hay que quebrarnos tanto la cabeza para encontrar el porqué de este fenómeno, advierte el doctor Héctor Grijalva Tamayo


HERIBERTO BONILLA BARRON



El Aguascalientes que yo conocí hace 50 años, dice el doctor Héctor Grijalva Tamayo, era una población pequeñita donde se vivía muy bien y en donde casi toda la gente se conocía, era una comunidad muy pacífica, qué esperanzas de la violencia de estos días y qué esperanzas de que se presentara un suicidio, algo que considero como un atentado contra la sociedad y si FUERZA AGUASCALIENTES me pregunta el ¿por qué tantos se están quitando la vida y se la quitarán en los próximos días¨, la respuesta es bien sencilla: por el explosivo crecimiento urbano y familiar, así de fácil, no hay que quebrarnos tanto la cabeza para encontrar el porqué de este fenómeno.


El ex director de Salud Mental, en entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES, a quien buscamos para hacer un reportaje sobre este hecho tan doloroso que está castigando a los aguascalentenses, sin que al parecer las autoridades hagan algo por frenarlo, no dudó en decirnos que el suicidio es uno de los tabús favoritos de la sociedad contemporánea, es el drama que nadie quiere escuchar, pero que tampoco se trabaja lo suficiente en solucionar, de allí el número tan escalofriante de suicidios concretados en lo que va del presente año, sin embargo en torno a este fenómeno hay otros aspectos de los que se habla muy poco, el daño psicológico que sufre toda la familia de la víctima, debido al crecimiento urbano y poblacional, además de que por cada suicida al menos hay otros 10 o 15 que están tratando de quitarse la vida, por lo que se puede afirmar que la sociedad está enferma.


Los que han decidido acabar con su vida quedan como unos incomprendidos, incapaces de superar las adversidades que les rodean, porque pocas personas se han preocupado en explicar –o no les han dejado un altavoz para explicarlo– que las causas de un suicidio van mucho más allá de eso.

Que un suicidio es un rompecabezas de factores impredecibles y no tan comunes como se piensa, ni mucho menos es habitual que las personas que se suicidan provengan de una familia desestructurada.


Es positivo hablar de que un suicidio no debe llevar a otro suicidio, advierte el doctor Grijalva Tamayo, quien está entregado a brindar ayuda y prestar servicios a los allegados de las personas que han muerto a causa de un suicidio y quien dice que están luchando por romper el silencio que envuelve este asunto, para que los sistemas de prevención mejoren y dediquen mayores esfuerzos y recursos a la atención de los supervivientes.

hay que destacar, agregó, que ante tanta oportunidad de trabajo, la mujer deja el hogar y se va a las fábricas, tiendas o dependencias, lo que se agravó luego con la llamada equidad de género y todo eso, agrega, es lo que es la gran amenaza para la familia, la célula básica de la sociedad, además de que debo señalar que desde entonces el hombre dejó al campo y se vino a trabajar a la ciudad, lo que lo obliga a vivir en la ciudad en compañía de su familia, de tal manera que la ciudad cambia totalmente su entorno, ya no se vive la paz de antes y a eso hay que aunarle las decenas de miles de personas y familias que se han trasladado a esta ciudad en busca de un mejor presente, gente que, tengo que decir, no quiere a la ciudad porque no tiene arraigo y menos apego a la sociedad.


Además es bueno señalar que los bajos salarios impiden el crecimiento intelectual, social y cultural de las familias, viven en casas muy reducidas y tienen constantes problemas con los vecinos de tal manera que los Alcaldes, aunque lo quieran, nunca alcanzan a brindarles todos los servicios ya que la ciudad ha crecido de una manera totalmente desproporcionada, de tal suerte que nos encontramos en un estilo de vida muy exigente y hostil porque no se tiene con todos los benefactores de cultural, deportivos y hasta espirituales, ya que hacen falta más templos, en cambio lo que sobran son las cantinas y ahora hasta ni se necesitan porque en todas partes hay antros y lugares donde se puede comprar el licor y hasta la droga a la hora que se quiera.


El alcoholismo domiciliario en Aguascalientes ha tomado dimensiones increíbles al igual que el narcotráfico, un enemigo tan poderoso, que está muy por encima de los gobiernos, de tal manera que si lo analizamos a fondo, la ciudad perdió su tranquilidad desde el momento mismo que comenzó la industrialización y la modernidad, de tal suerte que eso ha provocado que muchísima gente se sienta deprimida y ante eso no lo piensa mucho y su mejor opción es la de recurrir al suicidio, ese fenómeno que en el 2019 se cobró 158 víctimas y que en el actual año va a superar fácilmente dicha cifra simple y sencillamente porque las autoridades del Sector Salud están fallando y esto lo digo, agregó, con conocimiento de causa, pues no solo soy el fundador del Centro Agua Clara, del que fui su director durante muchos años, sino también director de Salud Mental, cargo al que renuncié el año pasado porque no estuve de acuerdo con lo que pretendían imponerme para combatir al suicidio, estrategias obsoletas que en los hechos han demostrado su ineficiencia ya que los suicidios han crecido de manera aterradora, dijo.



Advirtió que hay algo en lo que siempre se sintió desarmado, y lo sigue sintiendo, es ante el enorme poder del narcotráfico, tuvimos algunos adictos para su rehabilitación en Agua Clara, sin embargo el problema no solo era de salud, también de procesos, amparos y otras cosas, por lo que los desviamos hacia otro lugar, sin embargo tengo que afirmar que la droga es otro de los grandes factores para el gran número de suicidios que existen en la Entidad.


Reconozco también que pese a todo lo que dicen las autoridades, hacen falta muchas oportunidades de empleo y también salarios que no sean de esclavitud, como los actuales, de allí que hay mucha desesperación y frustración entre los jóvenes, pues no pueden alcanzar buenos niveles de vida y entonces optan por salirse por la puerta falsa.

No obstante habríamos de destacar que nunca, nunca es ni será tarde para encontrar la felicidad, a pesar de tantas cosas negativas que nos encontramos en este mundo convulso, porque sólo la felicidad es lo que nos dará un mundo mejor, afirmando que es bien cierto que no existe un ser sobre la Tierra que no quiera ser amado, como también es cierto que no hay nadie que, aunque sea en un lugar recóndito de su mente, no haya pensado en las cosas que le gustaría hacer antes de morir.



6 visualizaciones0 comentarios