En lo que va del año se han consumado 1,877


El divorcio acaba a familias


+ La vida moderna, el constante stress, los matrimonios jóvenes, las parejas que no se encuentran preparadas para llevar una vida conyugal y los problemas económicos son el origen de esta pandemia, dice el ex titular del Registro Civil, Arturo Díaz Ornelas



ALDO BONILLA CHAVEZ



El divorcio es sin lugar a dudas un fenómeno que lacera y lo más preocupante es que hoy todos parecieran verlo como algo normal porque prácticamente se está presentando todos los días por lo que es un fenómeno que en esta generación está adquiriendo niveles alarmantes y por lo tanto es una muestra más de que modernismo no todo es superación, prueba de ello es que según datos del Registro Civil, diariamente se están consumando de 10 11, de allí que en lo que va del año van 1,877, 47 menos que en el 2018, sin embargo lo preocupante es que siguen siendo demasiados.


La vida moderna, el constante stress al que se enfrentan las familias, los matrimonios jóvenes, las parejas que no se encuentran preparadas para llevar una vida conyugal y los problemas económicos, son entre otras las principales causas por las que en Aguascalientes el número de separaciones matrimoniales sigue de manera incontenible.

Este es un fenómeno que hasta hace unos cuantos años no se percibía en Aguascalientes, dice el ex director del Registro Civil, Arturo Díaz Ornelas, quien afirma que


lamentablemente los divorcios están afectando a nuestra población porque son los que están dividiendo a la sociedad y es que el rompimiento matrimonial no solamente daña a una pareja cuando ésta ha decidido unir sus lazos, sino que muchos son los problemas que se arrastran y que afectan sobremanera a los hijos cuando estos han sido procreados.

El también ex dirigente y ex diputado del PAN, en entrevista con FUERZA


AGUASCALIENTES, afirma que no solamente es alarmante el alto número de divorcios que han estado firmando los jueces familiares en la Entidad, sino también de la impreparación de los cónyuges, primero para contraer matrimonio y posteriormente para divorciarse.


LA INFIDELIDAD Y SUS CAUSAS


Señala que actualmente existe mucha infidelidad dentro de los matrimonios de muchos años de casados y en los matrimonios jóvenes, debido a varias circunstancias personales y sociales, que hacen que éstos matrimonios se disuelvan y no compaginen en sus ideas y necesidades, alguna de estas pueden ser las siguientes: Falta de conocimiento pleno de las parejas y es que dentro del noviazgo, ambas personas no se dieron a conocer tal y como son con su enamorado (a), les faltó mayor tiempo para entenderse y comprenderse, siempre están aparentando algo que no son ocultando su verdadero yo, trayendo como consecuencia que cuando se casen vienen los problemas de incomprensión, falta de amor, y es cuando buscan el consuelo y apoyo con otras personas de allí que sea necesario que se conozcan tal y como son en las buenas y en las malas.



También está la falta de comunicación por lo que es importante que dentro del noviazgo y en el propio matrimonio, exista una constante comunicación permanente entre ambas personas, es indispensable que se comuniquen todo lo que hacen día con día, porque si no de alguna otra manera se pudieran enterar de algo que no es cierto inventado por otras personas y es cuando empiezan a dudar de la integridad de su pareja y tratan de buscar el consuelo en otra persona, cayendo así en los brazos de la misma, simple y sencillamente porque no existió comunicación y entendimiento por parte de la pareja para resolver sus problemas en casa.


Por otra parte también está la falta de amor y es que cuando no existe amor sincero dentro del matrimonio, por parte de alguno de los cónyuges, esto traerá como consecuencia poco interés, dedicación, atención y cuidado a su pareja, buscando así nuevos amores que le pudiesen satisfacer sus necesidades, dejando a un lado el dolor de su pareja, el amor no se compra, el amor se da, se dona el uno para el otro para toda la vida, sin amor no hay alegría, tranquilidad y sobre todo felicidad.


También incide en los divorcios la falta de madurez y por lo tanto es importante que tanto el hombre como la mujer al contraer matrimonio tengan una madurez física, afectiva, mental y social, ya que de ello dependerá el éxito o el fracaso en su matrimonio y es que muchas veces existe la infidelidad debido a que son muy chicos de edad, no entienden y comprenden lo que es un matrimonio y el compromiso que tiene el mismo, de allí que el ser maduro implica responsabilidad y libertad de elegir y hacer lo mejor para él y para los demás.


También está la falta de valores y es que dentro de un hogar, los padres son los principales educadores y formadores de cada uno de sus hijos, les deben de inculcar a sus pequeños valores de respeto, responsabilidad, disciplina, honestidad, justicia, etc., con la finalidad de que éstos hijos sean personas pensantes y maduras, sean capaces de tomar sus decisiones por sí mismos, y que cuando algún día lleguen a casarse no caigan en la infidelidad con la pareja debido a que no son responsables de sus actos, no saben respetar las decisiones de la pareja, no sean honestos con ellos mismos y mucho menos con su cónyuge y no puedan llegar a la plenitud del matrimonio.


Por otra parte dentro del matrimonio debe de prevalecer el respeto de una persona a la otra persona, es necesario que respeten las ideas, decisiones de su cónyuge, porque de otra manera ignorarán las decisiones de la pareja y jamás tomarán en cuenta su parecer, esto traerá como consecuencia que deje de lado a su pareja y busque el apoyo de terceras personas para que sea comprendido, escuchado y apoyado, si no hay respeto no hay amor y si no hay amor no habrá felicidad.


La sexualidad también es importante de allí que las relaciones sexuales son de pareja, de mutuo acuerdo entre ambas partes, el abusar de la pareja sin el consentimiento de la misma no es válido ni permitido, ya que muchas veces se quiere abusar de alguna de ellas y viene el reproche, el enojo o el maltrato, trayendo como consecuencia que alguna de éstas personas busquen la satisfacción en otras personas, dándose la infidelidad dentro del hogar, es necesario que platiquen y estén en mutuo acuerdo las parejas y de esta manera puedan vivir en armonía y en pleno amor.



El vivir lejos de la pareja, permite que alguna de ellas se sienta sola, necesitada de cariño, afectividad y amor, por eso busca en otras personas llenar el vacío que siente en su alma y cuerpo, trayendo como consecuencia la infidelidad, es necesario siempre vivir juntos y en estrecha comunicación, tratar de buscar que sus trabajos estén lo más cercas del hogar familiar y de esta manera vivir mejor.


Por otra parte al hablar de tolerancia, es hablar de comprensión y paciencia, nunca se debe de faltar el respeto, hay que saber escuchar y entender a su cónyuge, si no hay tolerancia en la pareja esto traerá como consecuencia que alguna pareja siempre esté alterada, que no tenga la capacidad de entender y comprender a su cónyuge trayendo como consecuencia el consuelo de otra gentes, dándose la infidelidad en la pareja, porque busca, amor, afectividad y entendimiento de otra persona.


Es común que en toda pareja existan problemas y conflictos familiares, pero a veces estos conflictos van más allá de la realidad, la pareja que es golpeada busca la afectividad y seguridad en otra persona, dándose la infidelidad en el matrimonio, siempre es necesario conservar la calma, el escuchar las necesidades de la pareja ayuda a que ambas partes se comprendan y se apoyen en las buenas y en las malas.


UN GRAN CANCER


La infidelidad es un cáncer que poco a poco va consumiendo a las personas en el aspecto afectivo, por lo general siempre se empieza a ser infiel mediante las ideas y los pensamientos, después es por los deseos hasta llegar a los hechos que es consumada por alguna de las parejas o en su caso por ambas partes. En el camino del matrimonio siempre se debe de contar con la pareja, ya que Dios los unió para toda la vida y los padres deben de ser ejemplo para sus hijos, el vivir plenamente el matrimonio es tener una constante comunicación de todas las necesidades e intereses de ambas partes y entre ambos darle solución a los problemas que se presente siempre juntos.


Cuando existe la infidelidad, la persona que es infiel, es la primera persona afectada, ya que su autoestima anda baja, necesita de comprensión, cariño y apoyo por parte de profesionistas altamente calificados, por amigos o familiares. Además se debe de tener en cuenta que ésta persona no es la única que está sufriendo, sino que también su pareja sufre, ya que el engaño, la mentira y la deshonestidad, hacen que ésta persona se sienta defraudada por su pareja, recayendo su enojo en los hijos que no tienen culpa alguna de los problemas de los padres.


Al ver los hijos los conflictos de sus padres, empiezan a sentir temor y rencor por aquella persona que está lastimando la integridad familiar, trayendo como consecuencia en los pequeños bajas calificaciones, indiferencia con sus papás y compañeros de clase, niños inquietos y majaderos, por eso es necesario vivir en armonía y en constante comunicación familiar. En lo que respecta la infidelidad social, esta repercute de manera negativa para los demás matrimonios, ya que es un mal ejemplo moral y social que puede influir en otras familias, por eso es necesario vivir en la libertad y en la sinceridad siempre.


Debemos perdonar, amar, sonreír, vivir, escuchar, ser responsable de nuestros actos, ser justos y honestos en la toma de nuestras decisiones, todo esto favorecer de manera óptima una mejor relación familiar que exista mayor comunicación, mejor armonía, mayor tranquilidad, mejor comprensión entre todos.


4 visualizaciones0 comentarios