En las mujeres está provocando cáncer

Se disparó el alcoholismo



+ Se le asocia con cerca de 60 enfermedades, entre las que se cuentan la diabetes, la hipertensión, las patologías cardiovasculares, el ACV hemorrágico, la obesidad, el llamado antiguamente síndrome fetal alcohólico, problemas óseos, cirrosis, hepatitis y depresión, en tanto que estudios recientes hacen sonar una alarma menos conocida: su incidencia en el cáncer de mama y otros tumores


ALDO BONILLA CHAVEZ



El consumo de alcohol se tornado en un delicado problema social y de salud en el país, pues 61 de cada 100 hombres de 12 a 65 años ingieren bebidas alcohólicas y ese mismo fenómeno alcanza a 64 de cada 100 mujeres, lo que es sumamente preocupante, como también haya quien diga que una o dos copas de licor al día hacen bien, algo que es totalmente equivocado, por el contrario es un hábito muy dañino y que en las mujeres puede producir cáncer de mama, aseguró el cardiólogo José Manuel Delgado Labra

En entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES dio a conocer que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Adicciones, las prevalencias muestran dos patrones de consumo de alcohol notoriamente diferenciado: 61 de cada 100 mexicanos varones de 12 a 65 años ingieren alcohol y en contraparte la población masculina ex bebedora representa 17.5% y poco más de 21 de cada 100 varones nunca han consumido alcohol.


En el caso de las mujeres, la prevalencia de las que nunca han consumido alcohol concentra a 46.4%, lo que sumado al volumen de ex bebedoras -19 por cada 100-, indica que más de 60% de la población femenina prácticamente ingiere bebidas alcohólicas al parejo de los hombres, sin embargo es importante reconocer que las bebedoras actuales -consumo en el último año independientemente de la frecuencia o cantidad-, representan alrededor de 34 de cada cien.


Respecto a la cantidad de consumo de bebidas embriagantes que se registra entre la población, los resultados señalan que el consumo bajo, menor a 5 copas, se presenta en el 49.2% de los varones de 12 a 65 años que beben actualmente y en el 89% de las mujeres en la misma situación, lo que permite asegurar que las mujeres mantienen una costumbre de ingestión baja de bebidas alcohólicas.



En contraparte, 50.8% de los varones bebedores en el último año toman más de 5 copas por ocasión y la costumbre de beber de manera intensiva tiene su mayor expresión en 1.5% de los varones que beben 24 copas y más en un solo día, seguidos por los que toman de 12 a 23 copas -7.9%-, 8 a 11 copas -17.2%- y 5 a 7 copas -24.2%-, destacando que estos grupos integran alrededor de 9.5 millones de hombres.

El monto de mujeres que participan de esta manera intensiva de beber en un solo día es de millón y medio -11%- y la mayor parte de ellas toman de 5 a 7 copas por día -7.2%- y de 8 a 11 copas en cada ocasión -3.5%-.


LIDER DE CONSUMO EN AMERICA LATINA


México ya se ubicó al tope de un ranking nada envidiable: está primero en consumo de alcohol en América latina pues de acuerdo a datos del Sector Salud, los segmentos que más crecieron en los últimos años son el de las mujeres y los adolescentes, mientras que en los últimos 12 meses se registró en Aguascalientes un incremento de entre el 13,5 y el 18,4%, respectivamente.


Los especialistas lo atribuyen a los nuevos escenarios culturales en los que la bebida es el primer paso hacia la búsqueda del descontrol que llega de la mano del marketing y forma parte "natural" del paisaje nocturno del fin de semana.


Los informes de la delegación estatal del IMSS también indican que en 2017 se registró un aumento de alrededor de 12 puntos con respecto a su estudio anterior, tanto entre los hombres como entre las mujeres, de esta manera el porcentaje de nuevos bebedores pasó de 9,7% en 2010 a 37,1% en los últimos 12 meses y en el caso de los varones esta tasa casi cuadruplica la cifra de los años previos, siendo la bebida de mayor consumo es la cerveza, seguida por el vino, y luego por bebidas fuertes o tragos.


Aunque las publicidades lo vinculan con el deporte, la amistad y los "momentos lindos" de la vida, para los autoridades sanitaristas las bebidas alcohólicas son un trago amargo ya que se las asocia con cerca de 60 enfermedades, entre las que se cuentan la diabetes, la hipertensión, las patologías cardiovasculares, el ACV hemorrágico, la obesidad, el llamado antiguamente síndrome fetal alcohólico, problemas óseos, cirrosis, hepatitis y depresión. Estudios recientes hacen sonar una alarma menos conocida: su incidencia en el cáncer de mama y otros tumores.


Además es el consumo de licor es el principal desencadenante de lesiones, accidentes, suicidio, homicidio, violencia intrafamiliar y conducta sexual no deseada, esto es, tener sexo con alguien que no se tendría habitualmente o de una manera que en sobriedad no hubiera tenido lugar.

Por otra parte, datos locales indican que al llegar a los 18 años, el 77% de la población ya tomó alguna bebida alcohólica, y el 60% de los adolescentes lo hizo apenas pasados los 14, aunque hoy también se sabe que niños de hasta 11 años ya han probado algún tipo de licor.


El cardiólogo José Manuel Delgado Labra entregó a FUERZA AGUASCALIENTES un documento titulado "El vino y la salud, fundamentos científicos", en el que se defiende las bondades de tomar una o dos copas de vino diarias y luego de mencionar diversos estudios, concluye: "El consumo de alcohol tiene un efecto reductor de la mortalidad, principalmente cardiovascular".


Sin embargo, son muchos los especialistas que no concuerdan con esta visión y señalan que las recomendaciones que hablan de una copa de vino al día o dos de cerveza carecen de fundamento científico.


A su vez el doctor Delgado Labra advirtió que es riesgoso dar el mensaje de salud pública de que el vino en pequeñas cantidades es un antídoto contra la enfermedad cardiovascular sabiendo que es un producto neurotóxico, hepatotóxico y que produce adicción y luego señaló que en las adicciones si hay un efecto benéfico para la salud cardiovascular, "parece ser muy moderado¨, y ahí empieza el problema, porque la «seguridad» (distancia entre la dosis efectiva y la que ya genera efectos no deseados) es muy pobre, y enseguida revierte.


Afirmó que claramente no es cierto que convenga tomar un vaso de vino todos los días, si bien en algún momento se creyó que podría tener un impacto favorable, porque contiene antioxidantes, para que estos puedan ejercer un efecto benéfico habría que tomar varios litros diarios. Tomar una copa no va a hacer mal, pero no es necesario hacerlo con la presunción de que hace bien a la salud. Se puede beber con moderación, pero ninguna bebida alcohólica tiene nada de inofensivo o beneficioso, advirtió.


Recientemente, la Sociedad Americana de Oncología Clínica de los Estados Unidos dio a conocer un documento en el que llama a minimizar el consumo de alcohol para prevenir varios tipos de cáncer, como el de cabeza y cuello, el de esófago, el de hígado, el colorrectal y el de mama, advirtiendo que mientras los riesgos mayores se ven en el uso continuado, incluso un bajo consumo (menos de un trago por día) o el consumo moderado (hasta dos tragos por día para los hombres y uno para las mujeres) pueden aumentar el riesgo.


Entre las mujeres, las que consumen pequeñas cantidades corren un riesgo un 4% mayor de cáncer de mama, y las de consumo moderado, un 23% mayor. Las que consumen más de ocho tragos por día tienen un riesgo aumentado en un 63%, porque el alcohol eleva los niveles de estrógeno y no hay diferencias entre tipos de alcohol, ya sea cerveza, vino o champagne causan el mismo riesgo de cáncer.


11 visualizaciones0 comentarios