En inseguridad la sociedad ha sido muy agraviada

Urge un ¨golpe de timón¨


Sergio Delfino Vargas afirma que ¨estamos a tiempo de expulsar a los sicarios y de evitar hechos nefastos cometidos por la entonces Procuraduría, con el pretexto del combate a los sicarios¨


HERIBERTO BONILLA BARRON



El licenciado Sergio Delfino Vargas afirmó que la sociedad de Aguascalientes ha sido muy agraviada en los últimos años y que esto ha provocado que la ciudadanía ya no crea en los policías y en las autoridades, por lo que le urge al Estado dar un ¨golpe de timón¨, pues estamos a tiempo de expulsar a los sicarios y de evitar hechos nefastos cometidos por la entonces Procuraduría, con el pretexto del combate a los sicarios.


Recordó que en el sexenio de Luis Armando Reynoso Femat aquí los cárteles de la droga tuvieron su paraíso, mismo que comenzó a desaparecer cuando llegó al poder Carlos Lozano de la Torre quien trajo como Fiscal a un hombre, Felipe Muñoz Vázquez, que llegó con una fama auténticamente temible, lo que fue visto por muchos como si el gobernador estuviera mandando el mensaje de que ¨el fuego se combate con fuego¨.

Habrá que aceptar que Felipe Muñoz Vázquez, cuyos operativos fueron sumamente criticados por su violencia y bestialidad, tuvieron algo de éxito pues las narco-ejecuciones y los levantones comenzaron a ceder, sin embargo se incurrieron en hechos muy graves, como el de haberles destruido la vida a al menos dos docenas de policías municipales a los que se les fabricaron delitos ligados al hampa y hasta los tuvieron años en penales de alta seguridad, para luego ser liberados al comprobarse que habían sido torturados por las autoridades para aceptar que servían a los carteles, en un atentado que quedó impune de manera vergonzante ¨y todo por el bien de la sociedad¨


Con perdón de nuestros lectores, ¨pero a la fregada con ese pretexto¨, Felipe Muñoz Vázquez, su jefe y sus subalternos deberían ser procesados por tantas fechorías que cometieron sin importarles destrozarles la vida a muchos inocentes. ¿y pensar que todavía andan por ahí acudiendo a lujos restaurantes y antros a darse la gran vida como si fueran unos héroes?


Aquí lo interrumpimos para hacerle saber que en una de las rarísimas ocasiones en que el entonces gobernador Carlos Lozano de la Torre aceptó abrir su bunker para dialogar con FUERZA AGUASCALIENTES le dijimos: Recibió usted una Entidad aterrorizada como nunca en la historia por las narco ejecuciones y la guerra de los cárteles de la droga por apoderarse de la plaza, ¿cómo acabó con eso?



Bueno, respondió, primero diré que no tengo absolutamente nada que me una con la delincuencia, la conozco, sé quién es, pero nunca he tenido trato con ella y nunca he permitido que alguien de mi Gobierno reciba un peso que venga de una actividad ilícita, lo que me permitió una independencia absoluta para actuar y creo que tuve la suerte de armar un gran equipo para vencer a la delincuencia organizada.


Debo destacar primeramente que el Bando Único fue una decisión totalmente mía y no de nadie más como por allí alguien se ha tratado de colgar el mérito. Luego tuve el privilegio (¿) de reencontrarme con una persona como Felipe Muñoz Vázquez que creo que fue el factor más importante para desarticular a la delincuencia con una estrategia y una severidad fiscal que nunca se había tenido en Aguascalientes, lo que vino a reforzar el general Hidalgo en la Secretaría de Seguridad Pública y obviamente el extraordinario apoyo y compromiso del Ejército Mexicano.


Y esto nos dio una gran confianza porque no en todos los Estados el Ejército se sentía cómodo actuar con el Gobierno y así entre todos hicimos un gran esfuerzo que nos ha permitido tener una estrecha relación con el CISEN, por lo que logramos un frente conjunto que nos ha permitido internamente tenernos confianza porque estamos actuando en beneficio de nuestra sociedad acabando con el baño de sangre que aterrorizó a Aguascalientes años antes de mi administración.


Carlos Lozano de la Torre dijo a FUERZA AGUASCALIENTES que cuando alguien ha tratado de atentar contra nuestra seguridad lo hemos sacado del Estado o lo hemos metido a la cárcel y con seguridad puedo afirmar que no me han temblado las manos ni las piernas para enfrentar a una delincuencia organizada que prácticamente se había apoderado de todo el Estado.


A lo mejor hemos actuado con prisas en algunas cosas pero hay otras que no admiten ningún titubeo y en el combate a las mafias hemos hecho lo necesario para ponerle fin a los grupos que nos estaban amenazando y ante esto, nos dijo, se tiene que hacer lo necesario para vencer a la delincuencia y en nuestro caso creo que de alguna manera la tenemos controlada por lo que ahora lo que nos preocupa, al Gobierno y a la sociedad es el delito común, esto es, el robo en casas, al carro, así como esos muchachos que muchas veces son adictos y que significan otro fuerte reto que tenemos que vencer pues de allí surgen los delincuentes.

4 visualizaciones0 comentarios