El nuevo sistema penal no está bien aplicado

Total ignorancia en justicia


+ Mientras que en los países de primer mundo da magníficos resultados en México no avanza porque al parecer las autoridades solo quieren llenar las cárceles para decir que ¨aquí se aplica muy bien la justicia¨, dice Sergio Delfino Vargas

HERIBERTO BONILLA BARRON



Así como reconozco que entre los abogados hace falta una capacitación intensa constante, también debo señalar que existe un total desconocimiento sobre lo que significa el nuevo sistema de justicia penal acusatoria, el cual es un sistema eminentemente reparatorio que dice claramente que para que haya un delito tiene que haber una conducta antisocial que genera daños al ofendido el cual en la mayoría de las ocasiones no quiere cárcel para el victimario sino que le reparen el daño, lo que en la mayoría de las ocasiones no se acata y cualquier robo simple llega ante los magistrados con un costo unitario de 22 mil pesos, dijo Sergio Delfino Vargas.


Quien esta semana asumirá la presidencia de la Conferencia Nacional de Abogados, reiteró que va por la colegiación obligatoria, lo que permitirá acabar también con los nefastos ¨abogansters¨ , señalando que en el nuevo sistema de justicia penal lo que no han entendido los abogados, jueces, medios de comunicación y la misma sociedad, es que busca la pronta solución de los conflictos y eso no requiere, obligadamente, de la cárcel y llegar hasta un juez para cada delito.


Sergio Delfino Vargas refirió que en este nuevo sistema de justicia el 90% de los casos penales tienen que resolverse mediante negociación para que la víctima sea compensada por el victimario, de tal manera que el 10% restante, entre los que figuran los delitos de asesinato, secuestro, fraude y narcomenudeo, entre otros, son los que tendrían que llegar ante los jueces.


Si hoy la gente se queja de que un ladrón o asaltante sale casi inmediatamente después de ser detenido no es porque exista impunidad, sino porque ha incurrido en delitos de menor impacto, esto es, los robos, saqueos a casas habitación, vehículos, etc., delitos que no merecen la prisión preventiva oficiosa, ya que hoy se obliga a que cuando se detiene a un infractor obligadamente tendrá que cumplir con la reparación del daño.


Dijo que actualmente un solo proceso le cuesta al Estado 22 mil pesos, mientras que existen muchísimos robos menores a esa cantidad, por lo que llevarlo a cabo además de provocar un rezago de miles de casos, cuesta muchísimo dinero y, lo principal, decepción entre las víctimas.


Hoy, como abogado, he atestiguado como se somete a proceso a quien roba un Gansito, un pollo o un kilo de tortillas, lo que antes se consideraba como un delito grave y eso originaba tener las cárceles llenas ya que existe un burocratismo tremendo para desahogar cada proceso, lo que cuesta muy cara, lo que debe acabar con la puesta en marcha de este nuevo sistema de justicia que hasta el momento no es ni muy conocido ni bien aplicado tanto en Aguascalientes como en el resto del país, dijo.


En Estados Unidos y en los países de primer mundo este sistema aplica tan bien que permite, por ejemplo, quien comete un delito grave, pagar una fianza y esperar a ser procesado, mientras que aquí es al revés, entre más gente metas a la cárcel es mejor y eso, dijo, definitivamente que no es justicia.


Allá se comprometen todos a hacer una reparación del daño mientras que en México no ocurre eso, de allí que la realidad nos está diciendo que no se deben llenar las cárceles solo para decir que se está cumpliendo con la ley, advirtiendo que es urgente que abogados, jueces e inclusive hasta los mismos Medios de Comunicación se capaciten muy bien sobre este nuevo sistema pues en la medida que eso ocurra entonces sí que se estará encaminando lograr un mejor sistema de procuración e impartición de la justicia.


3 visualizaciones0 comentarios