El conocimiento es la luz del desarrollo

La educación y sus retos


+ Raúl Silva Pérezchica, titular del IEA, reconoce que son muchos los problemas que está enfrentando México para ser un país de primer mundo, el principal, desde mi punto de vista, es el de la educación verdaderamente de calidad, esa que estamos buscando en Aguascalientes


HERIBERTO BONILLA BARRON



El objetivo más importante para Aguascalientes y el país, indudablemente que es el de sacar a tanta gente de la pobreza como sea posible, incrementar los niveles de desarrollo humano sustancialmente, lo que significa empleos, educación, salud, conectividad y oportunidades para construirse una vida mejor, dice el maestro Raúl Silva Pérezchica, quien advierte que los ciudadanos que nacen pobres y que viven en las áreas más desconectadas del progreso, no están condenados a ser pobres igual que sus padres, ya que hoy la sociedad les brinda la oportunidad de escapar de la pobreza.


Admite que son muchos los problemas que está enfrentando México para ser un país de primer mundo, el principal, además del COVID, desde mi punto de vista, es el de la educación verdaderamente de calidad, esa que estamos buscando en Aguascalientes, lamentablemente son muchos los motivos que han frenado este objetivo, entre ellos los constantes cambios de programas educativos, así como la falta de recursos y de infraestructura.


Hoy muchos países que quedaron devastados tras la II Guerra Mundial son las grandes potencias del primer mundo, con un desarrollo que raya en lo increíble, sin embargo soy de los que dicen que no es que estemos conviviendo con extraterrestres, el gran secreto de los países europeos y de Japón para convertirse en los mejores, fueron la educación y la disciplina.


El director del Instituto de Educación, en entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES, dice que de esta manera, la fórmula utilizada por los países que han tenido éxito en eso es bastante similar, primero se embarcaron en agresivos programas de educación, llevaron a su población a un mínimo de 12 años de estudio, el equivalente del bachillerato universal, que perseguía la ambiciosa pero alcanzable meta de que el 100% de quienes iniciaron su educación en el período tuvieran secundaria universal, dominara fluidamente el inglés y la computación, necesarios para competir en el mercado laboral, en que sus competidores de todo el mundo están en eso.


Chinos, finlandeses, de Singapur y prácticamente de cualquier país que está en progreso estudian inglés y computación desde primer grado, como herramientas de competitividad que el mundo globalizado exige a la fuerza de trabajo, algo que nosotros hemos implantado en Aguascalientes y con una buena base de bachillerato o su equivalente y esto, agregó, en estos momentos a través de un sistema híbrido, debido a la contingencia sanitaria.


En esa educación de calidad, a pesar de que por ahora solo se puede hacer de manera digital, hacemos énfasis en matemáticas y ciencias, se capacita a los estudiantes para pensar y orientarlos a innovación, fuente de riqueza y motor de las economías modernas, mientras que en lo que respecta a la educación superior, universitaria o tecnológica se concentra en aprendizaje de las carreras que más objetivamente contribuyen al desarrollo de los jóvenes de ahora, ingenierías y capacitación en técnicas de electrónica, electricidad, mecánica y afines.


Lamentablemente tengo que reconocer, dice el maestro Silva Pérezchica, que en nuestro país los índices de competitividad mundial señalan severas deficiencias en la educación superior, graduamos una gran cantidad de licenciados en derecho, economía, administración y otras, en una proporción muy pequeña con los ingenieros que sacamos, en comparación con los países que lo hacen bien.


Algunos que no comparten esa visión moderna y pragmática piensan en las carreras que no les facilitan conseguir empleos, hay tantos universitarios sin empleo en su profesión, técnicos en computación, economistas y abogados sin empleo o con empleos que no tiene que ver con su preparación universitaria, que les costó tiempo y dinero, eso produce frustración, el país desperdicia los recursos educando mal a sus jóvenes y no se aprovecha el potencial que tendrían con una educación mejor.


Nuestra educación primaria, dice el maestro Silva Pérezhica, ha subido en cobertura, pero no en calidad y eso ya lo estamos combatiendo con la mejor capacitación para los maestros, algo que ya está dando grandes resultados en las aulas de tal suerte que hoy Aguascalientes figura en buenos lugares en lo que se refiere a la educación a pesar de los errores del gobierno de la ¨Cuarta Transformación¨.



4 visualizaciones0 comentarios