El 80% de la población hace milagros para sobrevivir

Aguascalientes en la pobreza


+ No se puede hablar de un ¨Estado en constante crecimiento y desarrollo económico¨, cuando los salarios son de esclavitud, de allí que basta salir a las calles y hablar con cualquier persona para comprobar que no hay mejoría y que si la existe es solo para la gente del Gobierno, afirma el líder de la CROM, Jesús Enrique Ramírez


HERIBERTO BONILLA BARRON



Yo no dudo que el gobernador Martín Orozco Sandoval esté atrayendo inversiones, sin embargo de poco o nada sirven, la sociedad y los trabajadores están enfermos y estresados porque los salarios son de auténtica esclavitud, afirmó el líder estatal de la CROM, Jesús Enrique Ramírez, quien dijo que mientras no exista en Aguascalientes un salario decoroso no puede hablarse de que ¨estamos bien¨ y menos cuando al menos el 80% de las familias están haciendo auténticos milagros para sobrevivir.


Habla usted muy bonito, le dijo FUERZA AGUASCALIENTES, sin embargo la gente y los trabajadores ya no les creen a los líderes sindicales porque pareciera que están aliados del sector patronal y sirven a los interés del gobernador y más cuando se eternizan en el poder, como su homólogo de la CTM en la Entidad, ¿qué nos dice al respecto?.

Tiene usted toda la razón, eso es lo que casi todo mundo piensa, de allí que pienso que el Congreso del Trabajo debe desaparecer y por lo pronto en la CROM ya no participaremos en sus decisiones, nos salimos ya que pensamos que solo están para servirse y no para servir a los trabajadores, así de fácil, dijo Jesús Enrique Ramírez.


Admitió que muchos líderes sindicales no se han preocupado por mejorar las condiciones laborales y tan es así que nunca se manifestaron en contra de la nociva y dañina Reforma Laboral que se acordó hace poco y que afecta seriamente a los trabajadores, creo, dijo, que debemos tener representantes en las Legislaturas, pero que en verdad representen y defiendan a los trabajadores no a las cuestiones personales.


Creo, dijo el líder de la CROM, que en Aguascalientes somos los únicos que hemos levantado la voz, por lo que insto a mis colegas a que nos juntemos y organicemos un movimiento obrero unificado en contra de los bajos salarios, en contra de los atropellos de las empresas que vienen a esclavizar a los trabajadores, por lo tanto no se puede hablar de un ¨Aguascalientes en constante crecimiento y desarrollo económico¨, cuando los salarios son de esclavitud, de allí que basta salir a las calles y hablar con cualquier persona para comprobar que no hay mejoría y que si la existe es solo para la gente del Gobierno, señaló.


A unas semanas de que el gobernador Martín Orozco Sandoval rinda su tercer informe de gobierno, háganos un panorama de lo que está ocurriendo, le dijimos.

El Aguascalientes verdadero, el real, en el que viven los trabajadores y sus familias, nos respondió Jesús Enrique Juárez, es triste y nos dice que estamos muy, pero muy bajos en materia salarial, de allí que no podemos decir que hay bienestar social y si bien esto es un fenómeno nacional, lo estoy centrando en esta Entidad porque aquí es donde vivimos y nos estamos dando cuenta del sufrimiento de los aguascalentenses, dijo.


Creo que los salarios de esclavitud que estamos padeciendo son un legado del gobierno de Carlos Lozano de la Torre y de Enrique Peña Nieto, quienes apostaron por llenarnos de fábricas y de transnacionales con una mano de obra casi regalada, algo que hoy nos está dañando fuertemente ya que en otras Entidades los sueldos son mucho más altos.

Dijo que Aguascalientes es una de las Entidades con mayor número de Universidades y pudiera pensarse que están formando a los profesionistas que verán por nuestro crecimiento y desarrollo, lamentablemente esto no es así, muchísimos de los egresados se han ido a otros Estados en donde les ofrecen no solo mejores salarios sino un nivel de vida más apropiado.


Además, agregó, hoy en el país se le está apostando a la ciencia y la tecnología mientras que en Aguascalientes estamos egresando a infinidad de licenciados, ingenieros, arquitectos, médicos y profesionistas de muchísimas ramas y eso, señaló, ya no es lo que está requiriendo la planta productiva, de tal suerte que esos egresados al no encontrar acomodo se van a otros Estados o finalmente terminan por contratarse como simples empleados con salarios de esclavitud.



12 visualizaciones0 comentarios