ARCHIVOS POLICIACOS

¨El Asesino del Zodiaco¨

+ Oscuro personaje que asombró y aterrorizó al mundo y cuyos crímenes quedaron sin resolver en los Estados Unidos

ALDO BONILLA CHAVEZ


Indudablemente que la perversidad no tiene límites y todos los días hay algo que nos asombre y nos llene de terror porque no logramos comprender el por qué hay tanta maldad en el mundo y de ello hemos dado cuenta desde hace tiempo en esta sección de ARCHIVOS POLICIALES en donde no nos cansamos de señalar que afortunadamente el mal siempre acaba por pagar.

Hoy en FUERZA AGUASCALIENTES vamos a traer al presente uno de los casos más apasionantes sobre asesinos seriales en los Estados Unidos ya que fue algo tan sangriento que durante mucho tiempo cimbró al mundo y del que se ha escrito en todos los idiomas. El llamado “Asesino del Zodiaco” asesinó al menos a siete personas y, posiblemente, hasta 20 en el norte de California entre diciembre de 1968 a octubre de 1969. Estos hechos, se han mantenido como uno de los mayores crímenes sin resolver en el mundo y el caso ha generado decenas de libros y una película, protagonizada por Jake Gyllenhaal y Mark Ruffalo. Esto terribles crímenes han vuelto a ser noticia al anunciar la exdetective Kimberly McGath en el diario sensacionalista británico Daily Star, el pasado 6 de febrero, que Dennis Rader el “asesino BTK”, pudiera ser el asesino del Zodíaco.

McGath, es licenciada en Psicología, su carrera policial se centró durante más de una década en la Unidad de víctimas especiales, Patrulla Montada, y la Oficina de Investigación Criminal. McGath ha trabajado varios casos de perfiles criminales. Es autora del libro “Settling the score” centrado en la historia de los crímenes del asesino del Zodíaco. El “asesino BTK”, donde las siglas BTK hacen referencia a “Bind, Torture and Kill”, “atar, torturar y matar”, asesinó a 10 personas, durante los años 1974 a 1991, hechos cometidos por Dennis Rader.

En 1966 y a la edad de 21 años, ingresó en la Fuerza Áerea de Estados Unidos. Estuvo destinado en Lackland (Texas), Sheppard, Wichita Falls, Alabama hasta 1968 y posteriormente a Okinawa, en el oeste del Pacífico. En julio de 1968 fue trasladado a Tokio hasta 1970. Según su propia biografía, estuvo también en Corea del Sur, Grecia y Turquía durante su servicio en la Fuerza Aérea. Regresó a su país natal, en concreto a Wichita (Kansas) y contrajo matrimonio en 1971 con Paula Dietz, con la que tuvo dos hijos. Vivió en Park City, suburbio ubicado siete millas al norte de Wichita y trabajó en una cadena de supermercados, en la sección de carnicería. El asesino BTK envió numerosas cartas a los medios de comunicación, pero de repente se detuvo.

En el año 2004, el caso del asesino BTK estaba casi archivado y la policía hizo un último y desesperado intento en capturarlo a través de un estudio muy detallado del ADN extraído de sus víctimas que resultó ser negativo.

Dennis Rader no era sospechoso de la Policía y empezó a enviar pistas para que lo encontraran en una muestra total de arrogancia. La investigación se centró en su vehículo Jeep Cherokee que había sido observado por sus víctimas comprobándose que era similar al que poseía Rader. Se comprobó el ADN de su hija y se verificó que se correspondía con las muestras recogidas en las escenas de los crímenes.

La última pista que envió fue mediante un disquette con un único archivo que fue descifrado por la Policía y a través de los metadatos de un documento Word se supo que se hacía llamar Dennis y la conexión con una iglesia Luterana lo que les permitió dar con el.

Dennis Rader fue detenido el 25 de febrero de 2005 y el 27 de junio de ese año se declaró culpable por los “Asesinatos BTK”. El 18 de agosto de 2005 fue sentenciado a 10 cadenas perpetuas consecutivas (una por cada muerte) salvándose de la pena de muerte dado que en el Estado de Kansas no estaba en vigor en el momento de su condena. Nunca se le asoció al asesino del Zodíaco.


El asesino del Zodiaco es el asesino en serie al que se le atribuyen 7 homicidios en el norte de California cometidos entre diciembre de 1968 y octubre de 1969. Las víctimas fueron cuatro hombres y tres mujeres jóvenes residentes en el área de San Francisco. En una carta, supuestamente suya, confesó el asesinato de 37 víctimas, aunque las únicas confirmadas fueron siete, como se ha indicado. De todas ellas, sólo dos sobrevivieron para dar pruebas sobre la identidad del asesino. Se estimó que el Zodíaco, tendría entre 20 y 30 años en el momento de sus crímenes, era blanco, corpulento, de pelo castaño, que tenía conocimiento sobre lenguajes cifrados y poseía una gran inteligencia.

El apodo del zodiaco se deriva de una serie de letras crípticas que se publicaron en los medios de comunicación de San Francisco, de las que tan solo cuatro fueran decodificadas. El 1 de agosto de 1969 tres cartas escritas por Zodiaco llegaron a varias redacciones. En estas comunicaciones, casi idénticas, reconocía tres crímenes e incluía un criptograma de 360 caracteres que desvelaba su identidad. Zodiaco fue muy claro: “o las cartas se publicaban en primera plana o ese mismo fin de semana mataría a doce personas”.

A finales de 2003 el caso del Zodiaco tuvo un impactante descubrimiento, ya que las huellas de la famosa carta del Zodiaco no coincidían con las huellas de Arthur Leigh Allen, el sospechoso principal del caso, aunque todas las pistas indicaban que era él. El Departamento de Policía de San Francisco declaró la investigación “inactiva” en abril de 2004, pero reabrió el caso en marzo de 2007

Ms McGrath ha estado estudiando los vínculos entre los dos asesinos, sobre todo las cartas que escribieron tanto, y manifestó al diario londinense Daily Star Online que habían muchas similitudes entre zodíaco y BTK. También manifestó que las autoridades descartaron un vínculo a causa de haber presentado una “coartada general,” ya que Rader dijo haber estado sirviendo en la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Japón en el momento de los crímenes del zodiaco. Pero MacGrath manifiesta que a pesar de ello podría haber viajado a California para llevar a cabo las matanzas y señala en su libro que los crímenes se cometieron cerca de las bases de la fuerza aérea. Enumera decenas de similitudes en los estilos de escritura, frases de uso y la terminología militar, así como frases como “consternación” y “glorificación”, que son únicos en los sermones luteranos. Hay que destacar que Rader fue presidente de su iglesia luterana local.

Ambos asesinos denominan “juego” y “caza” y ambos utilizan el mismo ardid para tratar de tranquilizar a sus víctimas. Un sobreviviente zodiacal dijo que le había dicho: “Soy un hombre buscado de Montana y necesito las llaves y la cartera para ir a México.” Por otra parte BTK, dijo una víctima: “Soy un hombre buscado fuera de California y necesito las llaves y la cartera.”

El asesino del zodiaco apuñalaba o disparaba a sus víctimas a la intemperie, mientras que el asesino BTK atacaba a sus víctimas en sus casas y, a menudo las estrangulada o las colgaba. McGrath explica el cambio de modus operandi:. “Cuando estaba en California era un extraño fuera del estado, pero en Wichita era bien conocido y no podía correr el riesgo de ser reconocido. Es por eso que él cambió a atacar a sus víctimas en el interior de sus casas. Es por esta razón que los únicos que podían identificarlo fueron las víctimas y tenía la intención de matar a ellos de todos modos.”


McGrath, que vive en la Florida, dijo que se había puesto en contacto con la policía en Kansas y California, pero que le había dado poca atención. Manifiesta que ha habido muchas personas que han elaborado teorías sobre la identificación del asesino del Zodíaco pero que todas ellas han sido descartadas pero la Sra McGrath ha manifestado que Rader tenía cáncer de colon por lo que fue crucial para hablar con él antes de morir. Ha añadido también que “Si un investigador experto habla con él creo que se podría conseguir que confesara del zodiaco“. McGrath dijo que creía que Rader también podría haber matado a otras víctimas, entre ellas prostitutas, mientras servía en la Fuerza Aérea de Turquía, Grecia y Okinawa.

5 visualizaciones0 comentarios