Aguascalientes fue de la Nueva Galicia

La Gran Caxcana


+ Tenamaxtle que vivía en los cañones lanzó una consigna contra los conquistadores que decía "hasta tu muerte o la mía", algo así como "patria o muerte"

ALDO BONILLA CHAVEZ



Aguascalientes y su historia es de verdad fascinante por eso nos cuando se habla de la fundación de Aguascalientes siempre se le asocia con los temibles Chichimecas.

La gran mayoría de la gente está en la creencia de que antes de que se asentara el fuerte o presidio que dio lugar a la ciudad, los que habitaban esa zona eran esos feroces indios.

Sin embargo no fue así. Hay quienes afirman lo contrario y aseguran que esto fue la Gran Chichimeca.


Y sin embargo, no fue así.

Esto fue, según consta en libros del Archivo Histórico, la antigua Caxcana -también conocida como la Gran Chichimeca-, parte de lo que era la Nueva Galicia.

Ya hemos hablado en FUERZA AGUASCALIENTES de que el fuerte o presidio era una construcción que servía para que se guarecieran los carretoneros que recorrían parte de la Ruta de la Plata o que transportaban pasajeros de Santa María de los Lagos a ese fuerte o a Zacatecas y que eran asaltados.


Esta inseguridad era motivada por los aguerridos indios Chichimecas que asolaban la región, hay que recordar que las migraciones indígenas venían del norte y los Chichimecas venían de allá. Aguascalientes estaba inmerso en la región Caxcana, donde geográficamente está ahora San Luis Potosí, Zacatecas, Durango, Jalisco, Guanajuato y algo de Querétaro, que hacían una gran región indiana.


Ellos prácticamente eran los poseedores de estas tierras, aún y cuando nómadas en busca del alimento, de la caza, de la subsistencia diaria, por lo cual recorrían esa enorme región.

La zona norte de la gran Caxcana era semiárida, lo que traía como consecuencia una gran labor en la recolección de frutos. Por el sur las cosas eran más sencillas, porque la geografía de la flor y la fauna era más abundante.


Las tribus que se encontraban se convertían en sedentarias.

Esto lo manifiestan los conquistadores a su llegada a Teocaltiche, Nochistlán y los lugares de los cañones donde se encontraron que los indios tenían una cultura similar a la de los Aztecas. Los conquistadores venían por nuevos territorios, lo que de ninguna manera les fue fácil de lograr. Encontraron en esta zona a un guerrero como pocos, un auténtico caudillo llamado Tenamaxtle.



Aguascalientes fue poblado por indios caxcanes.

Fue un guerrero Caxcán, era un líder nato que se levanta en armas y por él la conquista estuvo a punto de fracasar, ya que se convirtió en una pesadilla para los españoles.

De tal forma que Tenamaxtle que vivía en los cañones lanzó una consigna contra los conquistadores que decía "hasta tu muerte o la mía", algo así como "patria o muerte".

Esto fue un concepto evolucionado de independencia, de libertad.

Fue una cosa personal, algo propio, al sentirse los indios despojados, heridos y humillados.

Tenamaxtle fue un verdadero símbolo indígena y el terror para los españoles.

Vivió en lo que hoy es Nochistlán y según datos históricos, llegó a tener múltiples incursiones en Aguascalientes.


Es digno de mencionar que Nochistlán fue la primera Guadalajara, como capital de la Nueva Galicia. Al hacerse luego las intendencias Nochistlán pasa a formar parte de Zacatecas y fue allí donde los indios se levantaron en armas.

El virrey Antonio de Mendoza manda sofocar la rebelión y fue en una batalla donde Pedro de Alvarado es herido gravemente al caer de su caballo al ir en huida de los indios y muere en Guatemala.


Se recuerda una batalla en el Cerro del Mixtón o San Miguel -que se ubica entre Apozol y Juchipila- en el año de 1541 que fue definitiva para los fines de los conquistadores, ya que fue derrotado Tanamaxtle.

Fue convertido al cristianismo bajo el nombre de Diego de Zacateco, de allí en adelante la situación cambió. Los conquistadores avanzaron hacia el norte camino hacia Santa María de los Lagos, hacia La Villita -hoy Encarnación de Díaz- al sitio de paso de las Aguas Calientes y luego hacia Zacatecas.


Viene luego la fundación de la Villa.

Antes de 1575 Diego Fernández de Saavedra había sido objeto del distingo de ser dueño de las tierras del lugar donde ya se encuentran otras construcciones.

Esto nos dice que ya había construcciones en Aguascalientes, que esta tierra como sitio de paso ya tenía dueños, que un momento dado había personas que se ostentaban como poseedores.


Alonso Dávalos de Saavedra era uno de ellos, Diego Berrocal era otro y fue también mercedado por una suerte de tierra y fueron los que en su momento conformaron lo que fue el Barrio de Triana. Es importante ponerlo como antecedente porque después Juan de Montoro junto con un otros hizo una relación de las personas que venían a poblar Aguascalientes y que en 1575 don Gerónimo de Orozco otorgó la real cédula que por cierto nunca fue confirmada por el rey.

Esto dio origen a la conformación del trazo de la Villa y hasta 1816 es cuando se le otorga el rango de ciudad durante la Guerra de Independencia.


VILLA DE LA ASCENCION

El Dr. Gerónimo de Orozco escribió de manera textual: "Por la presente es nuestra merced y voluntad que ahora y de aquí en adelante para siempre jamás la vicepoblación y el sitio de Aguascalientes se llame la Villa de la Ascención, a la cual señalamos y nombramos por términos suyos cinco leguas a la redonda con que en ellas no entre ningún pueblo de españoles ni de naturales ni sea en perjuicio nuestro o suyo e como tal villa pueda nombrar cada año para la administración y de la nuestra justicia dos alcaldes, cuatro regidores y un síndico regidor procurador del consejo de ella". Posteriormente se tomó la advocación de la Asunción de la Virgen y no la Ascensión del señor. Se desconoce en la actualidad la ubicación del original y ahora se tiene una copia que fue obtenida en la jurisdicción de Santa María de los Lagos.


  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
PUBLICIDAD

© 2023 por "fuerza aguascalientes". Creado por aldo bonilla