Afición mexicana cumple... a medias

No todos los seguidores se comportaron a la altura en el partido del Tricolor



Parecía que todo había cambiado, pero de nueva cuenta en el Estadio Azteca volvió a resonar el polémico grito que mantiene en ascuas a la dirigencia del futbol mexicano.


Pese a que en el encuentro entre México y Panamá hubo pocos aficionados, hubo algunos que gritaron en coro la polémica expresión que ha sido catalogada por la FIFA como homofóbica y discriminatoria.


En esta ocasión, el coloso de Santa Úrsula no lució la mejor de las asistencias, pese a que se trataba de un partido de la Selección Nacional y en este tipo de encuentros casi siempre hay una buena convocatoria.


El Azteca tuvo en sus tribunas a poco más de 23 mil aficionados, los cuales habían tenido un comportamiento en el que resaltaba el apoyo al Tricolor por sobre todas las cosas, sin embargo, con el paso de los minutos, el grito de “¡ehhh, p...!” se escuchó detrás de la portería custodiada por el guardameta panameño Luis Mejía al momento de despejar.


Pese a que el grito se alcanzó a percibir, el sonido local del inmueble no realizó ninguna llamada de atención a los fanáticos, aunque así lo señala el protocolo recién establecido por la Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX.


Boletos caros


Una de las probables situaciones que generaron la mala entrada en el Azteca pudo haber sido el costo del boletaje, el cual llegó a alcanzar en taquilla hasta un precio de mil 800 pesos, mientras que en otras ocasiones un boleto para ver a la Selección azteca tenía un costo promedio de 400 pesos.


Otro detalle fue el horario del encuentro en un día poco habitual.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo