A propósito del cercano Día del Padre


La paternidad es una bendición


+ Ser padre significa una gran responsabilidad pues de la pareja depende una nueva vida que tendrá que formarse y salir a luchar en el mundo por oportunidades, señalando que la formación de los hijos debe ser con los valores universales pero ante todo con respeto y cariño, dice el político Francisco Flores


ALDO BONILLA CHAVEZ



Criticados, admirados, respetados o en muchas otras ocasiones ignorados y hasta insultados, los políticos son seres como cualquiera, que también tienen madre... y padre, además de una familia de la que son orgullosamente su guía, por lo tanto son personas comunes con problemas como todos y que luchan por forjar una familia en donde impere la unidad, una familia que es su principal razón de ser y en donde son lo máximo.

Esa familia que para la gran mayoría de la sociedad es desconocida pues ellos son los que, con su actuación, pareciera que quisieran aislarla de su actividad, es la que les brinda todo su amor.


Al acercarnos a la celebración por el Día del Padre, FUERZA AGUASCALIENTES dialogó con el maestro Francisco Flores Flores, aspirante a la dirigencia estatal del PRD, y no para cuestiones políticas, sino para conocer un ángulo de su vida que pocas veces se trata, el rostro humano de un político que considera que ser padre es una bendición de Dios y que su paternidad procuran vivirla al máximo.


Orgulloso papá de cuatro hijos, tres varones y una mujer, dijo a FUERZA AGUASCALIENTES que ser padre es algo verdaderamente hermoso, algo que da plenitud al hombre como ser humano y que implica una enorme responsabilidad, la de hacerlos hombres de bien y luego dijo que estar en la política es algo que le roba mucho tiempo para estar con ellos, pero eso me hace disfrutar más los momentos cuando estoy con ellos.

Agregó que ser padre significa una gran responsabilidad pues de la pareja depende una nueva vida que tendrá que formarse y salir a luchar en el mundo por oportunidades, señalando que la formación de los hijos debe ser con los valores universales pero ante todo con respeto y cariño.


Francisco Flores Flores dijo que hoy las nuevas condiciones de vida que obligan a las madres a trabajar no han cambiado en nada la responsabilidad de un padre que sigue siendo el principal responsable de proveer lo necesario para su familia, lo que sí se ha modificado es la forma de compartir esta responsabilidad formando un binomio muy especial que ha permitido también a los padres convivir por más tiempo con sus hijos y disfrutar de cada una de las etapas de su vida.


En este próximo Día del Padre, agregó, quiero aprovechar esta entrevista para darles mi reconocimiento sincero a todos los padres que se han esforzado por formar a sus familias, de esas que han generado el desarrollo de Aguascalientes y hoy con enorme orgullo puedo asegurar que ser padre es la bendición más grande que Dios me ha brindado y rechazo que la madre haya opacado la figura paternal, ambos son muy importantes para la formación de los hijos e incluso son quienes dan estabilidad social a la Entidad.

A mi padre sólo le diría gracias y que lo tengo siempre presente con mucho amor y respeto, pero sobre todo con profunda gratitud pues ha sido en base a sus enseñanzas como he salido adelante siendo lo que ahora soy, todo se lo debo a esas enseñanzas, a esos consejos y ejemplo de vida.


A mis hijos, agregó, los quiero mucho y mi mensaje sería de que he tratado de hacer lo mejor para ellos, enseñado las cosas que me parecen fundamentales, espero que me recuerden siempre con cariño y respeto, que tengan un buen recuerdo de mí y si yo llegara a hacer algo que ellos no estén de acuerdo o que no sea bueno para ellos, sólo espero que no les cause un daño y que puedan entenderlo.



Refirió que así como a la madre se le debe siempre veneración, cariño entrañable, admiración, amor profundo, el padre merece lo mismo ya que es el tronco de la familia, el eje sobre el que gira la vida de un hogar y hay que señalar que sin el padre muchos hogares se desintegran.


Quienes han tenido la desgracia de perderlo saben hoy más que nunca lo que significó para sus vidas y es entonces cuando queda un vacío que nunca nadie podrá ocupar.

El también dirigente de la organización Cimientos del Magisterio señaló que el Día del Padre es una fecha muy importante que como ser humano nos da la oportunidad de tributar un homenaje a quienes nos han dado la vida, es parte de una cadena histórica de emociones y afectos que con el paso del tiempo permiten al padre ir forjando en valores a los hijos, afirmando que madre y padre son el todo de una familia que viene a ser la célula básica de la sociedad, por lo que podría afirmar que ser papá es una bendición de Dios que no sólo nos permite perpetuar nuestro nombre, sino el de ver que se van a convertir en seres productivos para la sociedad y a la vez simientes de las futuras generaciones.


Y luego afirmó que ser padre es la conclusión de un sueño sublime de ver la realización de un milagro divino, es ver cómo los frutos que con tanto cuidado se sembraron van creciendo por el camino del bien, por lo que creo que ser padre es la experiencia más hermosa de mi vida por lo que mi hijo y mi hija son la gran oportunidad que me da Dios de tener una descendencia a la que debo educar y formar y son una responsabilidad sublime que asumo con mucho gusto junto con mi señora esposa, ya que los hijos son un sueño compartido.


Finalmente indicó que ser padre es una responsabilidad extraordinaria que implica la formación de seres útiles a la sociedad, con valores universales que los hagan trascender.




10 visualizaciones0 comentarios