Vuelve el fin de semana para tocarnos el corazón


Teletón, una cruzada de amor

* El amor hace milagros y hay que participar para que sigan surgiendo más CRIT como el de Aguascalientes


teleton

Teletón es mucho más que una cruzada de amor.

No, no sólo es promover una cultura nacional a favor de la integración de las personas con discapacidad. Es volver a encontrarnos con nuestros valores y saber que unidos y con amor podemos construir un mundo mejor, un presente y un futuro donde no exista el egoísmo ni la mezquindad. No podemos esperar solucionar todo de momento, sin embargo nos está enseñando que hoy más que nunca la sociedad debe abrirse más y ser verdaderamente participativa.

Hoy tenemos que olvidarnos de tonterías políticas partidistas que sólo nos han dividido y enfrentado, eso ya no puede seguir, tenemos que ver hacia el futuro y la mente fincarla en lo que viene, no andarnos regodeando o amargándonos con las experiencias vividas.

Teletón está abriendo el corazón de la sociedad mexicana, la está humanizando y nos está marcando la pauta de lo que debemos hacer para el bien común.

Y en Aguascalientes podemos presumir que el Teletón ha sido una bendición a través del CRIT que se hizo posible por el apoyo de toda una nación que no ha dudado nunca en sumarse a esta gran cruzada que desde su misma Fundación Teletón ha alentado.

El CRIT Aguascalientes más que una realidad, es ya una bendición divina.

Esto de las personas con discapacidad es otra cosa que nos debe unir.

Es bien cierto que lo hecho hasta el momento en favor de niños, jóvenes y adultos no se había hecho lo suficiente y por lo tanto, su mundo era triste y con pocas esperanzas.

El CRIT ha venido a demostrar que en verdad el amor hace milagros.

Y ha sido posible gracias a la suma de voluntades.

A una cruzada que visionariamente inició y hoy se mantiene más fuerte que nunca en favor de quienes más lo necesitan, los niños que están afectados de su mente y de su aparato psicomotor y que merecen todo nuestro amor y cariño, porque son verdaderamente unos ángeles que Dios ha enviado a la Tierra.


teleton

El sábado el Teletón nos estará recordando que debemos prodigarnos a esas criaturas que no tienen malicia de ninguna especie.

Para la mayoría de ellos la edad no importa, ya sean de uno, 20 ó 30 años o más, ellos siempre serán niños, siempre ángeles divinos.

En el momento en que ellos se sientan ubicados dentro del contexto social, de que son alguien, va a ser otra su reacción y su manera de ser, entonces van a tratar de incorporarse, como lo quieren hacer dentro de sus alcances, a una actividad realmente productiva.

A ellos hay que verlos con un amor extraordinario y, sobre todo, transmitírselos para que, junto con sus familias, puedan disfrutar del mundo de amor y esperanza que tanto anhelan.

Lo ideal es que todos tomemos conciencia.

¿Qué ganamos con tener unos edificios maravillosos, con lo último en rehabilitación y en atención a los niños, si existimos en nuestra sociedad del nuevo siglo mucha gente discapacitada del alma?

Si nosotros, cada uno de los ciudadanos, tomamos la conciencia del respeto y cariño hacia estos niños, otra cosa positiva se dará.

Así pues, la rehabilitación tendrá que ser primeramente hacia el interior de la sociedad, la cual tiene que comprender y dimensionar el grave problema de los niños con discapacidad.

Hay que sumar voluntades.

Hay que ver hacia adelante y en función de eso encontrar la solución a situaciones que nos enfrentan y lastiman.

No, los niños y personas discapacitadas no necesitan de lástima.

Lo que están pidiendo es amor y cariño.

Están pidiendo ayuda y el Teletón del sábado próximo, es apenas una pequeña parte de lo que se necesita para aliviar tanto sufrimiento, dolor y desesperación.

#local

0 visualizaciones0 comentarios