Es casi imposible sacarlo de Aguascalientes


El narco corrompe todo

 

+ Pese a que los gobiernos panistas insisten en que el Estado es muy seguro y por eso atrae a los inversionistas, la cruda realidad es muy diferente, el miedo ha resurgido, las ¨narco tienditas¨ están diseminadas por toda la ciudad y el Estado, las balaceras, aunque esporádicas, continúan así como las ejecuciones y las narco mantas


narcos

El licenciado Gregorio Zamarripa afirma de manera contundente: el narcotráfico es una industria muy poderosa que necesita de mercados tranquilos y con futuro, por eso es que ya se encuentra en Aguascalientes y va a seguir, dice, porque tiene todo el dinero del mundo para corromper a autoridades y cuerpos policiales.

Solo podrá ser combatido con nuevas estrategias, esto es, con una política de Estado que no tenga miedo y esa, advierte, podría llegar con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, aunque soy el primer convencido de que esto es sumamente difícil porque se estará tocando a intereses muy poderosos y tan es así que ni Estados Unidos puede acabar con este flagelo.

Pese a que los gobiernos panistas de Aguascalientes insisten en que el Estado es muy seguro y por eso atrae a los inversionistas, la cruda realidad es muy diferente, el miedo ha resurgido, las ¨narco tienditas¨ están diseminadas por toda la ciudad y el Estado, las balaceras, aunque esporádicas, continúan así como las ejecuciones y las narco mantas, lo que deja ver que el crimen organizado ha vuelto y tan es así que el gobierno de Estados Unidos en reiteradas ocasiones ha señalado al Estado como ¨un peligro por el narco¨.

De esta manera el incremento de la criminalidad, la aparición de nuevas formas de delincuencia más violenta, la inseguridad en las calles, la impunidad del delito y la deficiente participación de las corporaciones policiales han acrecentado la inconformidad de la sociedad hasta el punto de que el tema de la inseguridad pública delictiva es uno de los temas principales de la sociedad, mientras que en el Gobierno del Estado dicen todo lo contrario, con todo y que Alejandro Tello, gobernador de Zacatecas le dijo en su cara a Martín Orozco, que ¨Los Talibanes¨ están operando en este Estado, lo que corroboró el ex fiscal René Urrutia de la Vega, quien sin dar nombres, admitió a FUERZA AGUASCALIENTES que los cárteles del narco ya están en esta ciudad.

Para el licenciado Gregorio Zamarripa, ex alcalde de Jesús María y quien ya está vislumbrando participar en las elecciones del 2022 para suceder a Martín Orozco, el fenómeno de la violencia y de la criminalidad es extremamente complejo y dinámico, exigiendo un abordaje integrado, multisectorial, que involucre a toda la sociedad en la búsqueda de soluciones efectivas y sustentables, intervenciones que accionan apenas las instituciones policiales o de justicia criminal, de forma desarticulada, las cuales no ofrecen resultados durables, principalmente porque el campo de acción de estas instancias sobre las posibles causas del fenómeno es limitado, por lo tanto es más que urgente una verdadera política de Estado para enfrentar al crimen organizado.


goyo

Afirma que las oportunidades de Aguascalientes hoy son más importantes que la inseguridad, pero, si todos los cambios que se necesitan no se realizan en un corto y medio plazo, está garantizado que seguiremos como ¨una sociedad aldeana¨ que no podrá crecer y que va a vivir bajo el miedo de la amenaza del crimen organizado, el cual, aunque las autoridades no lo quieran admitir, ya se encuentra viviendo en nuestra Entidad.

Los cárteles de la droga ya se encuentran en la plaza y no se debe descartar que en el corto plazo se incremente la violencia para ver quién se adueña de ella, asegura Goyo Zamarripa, quien de manera inesperada nos dice que al narco es a quien menos conviene que exista violencia ya que los cabecillas de ninguna manera se visualizan como capos, más bien se consideran como inversionistas de tal manera que cuando llegan a determinada ciudad les conviene que haya tranquilidad y no violencia.

¿Por qué japoneses, alemanes, norteamericanos y de otros países han venido con sus inversiones a Aguascalientes?, se pregunta y se responde de inmediato, bueno porque ven que esta plaza es un mercado fértil en el que pueden crecer y allí se les doy toda la razón a los gobernantes, sin embargo esto es lo mismo que opinan los capos, quienes requiere de un lugar en donde no sean molestados para hacer crecer su negocio y eso, dice, es lo que está ocurriendo en estos momentos en Aguascalientes.

Y voy a decir algo que a muchos no va a gustar, el narco se ha asentado en Aguascalientes porque de alguna manera hay un diálogo con las autoridades a las cuales no conviene que existan baños de sangre y tan es así que hoy por toda la ciudad y el Estado existen muchísimos vendedores de la droga.

¿Qué hace el narcotráfico?, se pregunta y se contesta de inmediato el licenciado Gregorio Zamarripa, apoderarse de la plaza y no va a llegar matando o provocando miedo, llega para invertir y en todo caso, si ya hay algún cártel, para desplazarlo y con esto reitero que no se mete a la brava, sino utilizando la cartera.

Asegura que ni los modelos de Estado ausente, fallido o suplantado pueden explicar la condición actual de Aguascalientes, a menos que se considere al crimen autorizado como un componente preponderante en cada modelo, en algunos casos, el crimen organizado trabaja junto con policías, servidores públicos o jueces, de uno o más niveles de gobierno… aunque también lo han hecho con todos ellos juntos.

No son pocos los policías que trabajan con, como, o para sicarios –dependiendo de si colaboran, suplantan o se subalternan a éstos–, algunos policías han llegado a asociarse cual cárteles e incluso protegen las actividades criminales, además es conocido que hay militares convertidos en oficiales de la ley trabajando en complicidad con los criminales. Incluso existen servidores públicos que aprueban o alientan violaciones a la ley.

Goyo Zamarripa afirma que la victimización que sufre la población, la percepción de la inseguridad pública y el miedo al delito son de los problemas principales que se han abordado en estudios desde la sociología, la antropología, la criminología y la psicología en diferentes partes del mundo.

Los efectos cotidianos de la violencia y de la criminalidad tienen dos sentidos: en primer lugar, por la comunidad y sus miembros, sea bajo la forma de eventos concretos, o sea a través de la "sensación de inseguridad". Esta sensación de inseguridad desarrolla expresiones concretas emocionales, siendo algunas de las más importantes el miedo, la angustia, la ansiedad y otras más que desencadenan trastornos de personalidad específicos.


narco

El miedo se define como una perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario, por consiguiente, el miedo al crimen puede definirse como la perturbación angustiosa del ánimo que se deriva de la diferencia entre el riesgo percibido de ser víctima de un crimen y la victimización de hecho.

El miedo al delito y los sentimientos de inseguridad han sido dos nociones empleadas para profundizar en el problema del crimen organizado en Aguascalientes, por lo que es importante su abordaje para diferenciar las concepciones.

La importancia que tiene el hablar de miedo al delito como un elemento de estudio para medir la inseguridad ciudadana en relación con las emociones reside en las consecuencias reales, tangibles y potencialmente severas que presenta el miedo en los niveles tanto individual como social del ser humano.

El miedo al delito, a diferencia de la delincuencia real, afecta a un mayor número de ciudadanos y sus consecuencias son prevalentes y severas, incluso hay quienes han subrayado que el miedo al delito puede ser un problema más severo que la propia delincuencia, por lo tanto el miedo al delito obliga a los individuos a cambiar sus estilos de vida, de tal suerte que aquellas personas especialmente temerosas del delito deciden refugiarse en sus hogares, protegiéndose con candados, cadenas, barras de seguridad y alarmas.

Afirma que la Entidad se ha convertido en un lugar ideal porque "nadie ve nada, nadie investiga, nadie los denuncia, nadie se mete con los capos porque hay miedo y también porque han abierto su chequera para repartir dinero a montones.

Goyo Zamarripa reitera que el narco es una poderosa industria a la que le importa mucho que haya mucha actividad de desarrollo económico y de todo tipo, de allí que desde hace tiempo Aguascalientes ha estado en la mira, hay que recordar que en los tiempos de Luis Armando Reynoso se vivieron momentos terribles con la presencia de los capos a los que Carlos Lozano de la Torre combatió, ahora sí que con fuego.

Y esto ha ocurrido, agrega, porque Aguascalientes tiene una clase media pujante en donde la industria pareciera que se encuentra en pleno auge en donde las autoridades ven a los cárteles con cierto temor. Económicamente Aguascalientes es una de las Entidades más importantes del país y tiene una ubicación geográfica que lo conecta fácilmente con los principales mercados, inclusive el de Estados Unidos y los de Centro y Sudamérica, cuenta con importantes servicios financieros y distintos espacios hacia donde crecer y por otro lado, no es una economía tan grande como la de la Ciudad de México, por lo que hasta cierta forma aún ofrece a los capos y a sus negocios el anonimato que tanto desean, dijo el licenciado Gregorio Zamarripa.


goyo

Aguascalientes es una sociedad más pequeña y manejable, si buscas un socio en la Ciudad de México, necesitas estar sujeto a muchas cosas y aquí todavía es un ¨pueblo aldeano¨ que se maneja de cierta forma como redes familiares y eso facilita mucho la operatividad de los cárteles del narco, esto es, del crimen organizado.

Goyo Zamarripa, en su entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES asegura que en la Entidad, el negocio del narcotráfico ha evolucionado desde la década de los ochenta, de tal suerte que hoy la ciudad y casi todos los Municipios cuentan con las llamadas ¨tienditas¨, esto es, los lugares en donde se puede adquirir con lujo de facilidad todo tipo de droga y esto, advierte, definitivamente ¨porque somos territorio de paso¨, no de ninguna manera, eso es porque el narco ya está en nuestra Entidad.

Cada ejecutado en Aguascalientes tiene su mensaje y ese no es para las autoridades, sino para los cárteles rivales ya que al crimen organizado lo que más le interesa es que haya calma para que pueda florecer su mercado y eso, agrega, es lo que existe en nuestra Entidad, una calma relativa que es bastante atractiva.

Cuando estuve de alcalde en Jesús María advertí a mis policías que si tenían alguna relación con los capos lo único que les esperaba era salir con los pies por delante, olvídense que les va a ir bien. A la gente le decía también que no se metiera con los vecinos, que no trataran de arreglar su vida porque entonces podrían tener problemas y eso les decía todos los días a los policías, si ustedes se meten con ellos lo van a lamentar.

Luego dice a FUERZA AGUASCALIENTES que cuando llegó a la Presidencia Municipal de Jesús María casi de inmediato enviados de los capos lo abordaron para ofrecerle cientos de miles de pesos mensuales para que les permitiera actuar libremente, ¨hágase el disimulado y le pagaremos muy bien, si no lo acepta entonces cuídese porque le vamos a declarar la guerra y vamos ir primeramente contra su esposa e hijos y luego sobre usted¨, me dijeron.

Eso me aterrorizó y pasé toda una noche en vela pensando en lo que tenía qué hacer, por lo que al siguiente día me fui a la XIV Zona Militar, hablé y le pedí apoyo al General Bahena, quien me dijo que iba a blindar el Municipio pero que también iba a hacer una limpia de funcionarios y policías corruptos, por lo que me iba a investigar hasta a mí, por lo que le dije que no habría problema.

Ese mismo día el Ejército prácticamente tomó posesión de Jesús María, brindó especial protección a mi familia y a mi persona y al cabo de unos días el General Bahena me pasó una lista de gente que tenía relación con los narcos, por lo que de inmediato los dí de baja, aunque sin perder el temor a lo que pudieran hacerme sin embargo pasó el tiempo y no ocurrió nada, lo que me ratificó que cuando el crimen organizado sabe que hay protección de la Federación entonces se hace a un lado.

Eso ocurrió durante mi administración, sin embargo al parecer luego ocurrió otra cosa porque hoy se asegura que Jesús María está infestado de narcotraficantes, lo que es muy lamentable.


narco

Si hoy hay quien dice que Aguascalientes vive bajo el miedo del crimen organizado ¿qué es lo que se requiere?, le dijimos.

Primeramente políticas de combate no solo al narcotráfico, sino al robo domiciliario, al de auto partes de vehículos y cambios en la legislación, ya que hoy se están atestando las cárceles y eso no acabará con los ilícitos ya que solo se están violentando los derechos humanos, por lo tanto qué es lo que hay que hacer, bueno comenzar a cerrar puertas para que no tengan éxito todos los ilícitos que están afectando a nuestra sociedad.

Urge, reitera Goyo Zamarripa una verdadera política de Estado para aspirar a un mundo mejor en el que se mine a la industria del narcotráfico, al robo de vehículos y autopartes, los secuestros y hasta el robo a los ductos de Pemex, lo que hace el crimen organizado, de allí que hoy existe una Unidad Financiera contra los capos y eso es lo que tiene que reforzar el Estado y hacer a un lado las políticas sexenales ya que eso es lo que alienta a las mafias, pues si algún gobierno está funcionando al llegar el otro todo lo cambia y hay que empezar de cero.

Cada seis años el presidente o el gobernador y cada tres años el alcalde en turno pone a sus cuates o a sus familiares, sin importar si tienen capacidad, por eso es que se ha fallado en el combate al narco, por eso es que ha crecido tanto a grado tal de ser hoy una industria sumamente poderosa.

En Estados Unidos, dice, esta industria no es que el gobierno no la quiera acabar, lo trata de hacer lamentablemente esto ya está domesticado, esto es, la gente y las policías se han acostumbrado a convivir con los narcos los cuales pegan en lugares lejanos a su radio de acción y eso está ocurriendo en lugares como los Estados de la Costa del Pacífico, del Norte, en Guerrero, Jalisco y Michoacán, y eso es lo que quiere ocurrir en Aguascalientes en donde aunque las autoridades digan que no es cierto, los cárteles de la droga ya se encuentran asentados aquí.

En Aguascalientes y en México, refiere, los impuestos que pagamos sabemos presuntamente hacia dónde se canalizan, sin embargo no ocurre lo mismo con las ganancias del crimen organizado, el cual ha llegado a financiar campañas políticas de tal suerte que qué pasa después con el que llega al poder, pues que tiene que devolver el favor y esa, agrega, es una cadenita que hace un círculo vicioso que engrandece a los capos quienes comparten sus ganancias con autoridades y cuerpos policiales, consolidando su actividad como una industria sumamente poderosa.

#local

0 visualizaciones0 comentarios