Un flagelo que actúa impunemente en la Entidad


No se hace nada ante los suicidios

 

+ Es un monstruo social y personalmente considero que es una problemática de salud pública y mental que no está siendo atendida como debiera ser pues las autoridades como que la quieren minimizar y hasta critican a los y las especialistas que afirman que los suicidios están ocurriendo porque la sociedad está enferma, advierte Elsa Amabel Landín


suicidio

Una sociedad progresa gracias a que sus individuos avanzan, si éstos enferman, si la parte más importante de su cuerpo se enferma, nunca van a prosperar y la sociedad se verá estancada y esa es la gran amenaza para Aguascalientes que está sufriendo como nunca ante el terrible flagelo de los suicidios, algo que calificamos como un auténtico ¨monstruo social¨, afirmó la diputada del PRI, Elsa Amabel Landín Olivares.

Se supone que la población joven es la base productiva de la sociedad, si empieza a disminuir por fenómenos como el suicidio, va a llegar un momento en que la sociedad no tendrá cómo continuar, dado que los menores no tienen la capacidad para dar solución y los mayores tampoco tendrán una opción de esperanza.

El suicidio es un monstruo social y personalmente considero que es una problemática de salud pública y mental que no está siendo atendida como debiera ser pues las autoridades como que la quieren minimizar y hasta critican a los y las especialistas que afirman que los suicidios están ocurriendo porque la sociedad de Aguascalientes está enferma y no sólo del cuerpo, sino moral, económica y espiritualmente.

Si la población está enferma entonces es lógico que disminuya su productividad pues no tiene un proyecto y sentido de vida y ante tal situación claro que el presente es sumamente complicado de allí que ya no causa asombro que hoy casi todos los días haya alguien que se esté quitando la vida, por lo que ahora si que es bien cierto lo que algunos Medios capitalinos dicen, ¨en Aguascalientes no es necesario que haya sicarios, allí la gente solita se está matando¨


suicidio

La fuerza económica y social son los jóvenes y hay que señalar que hay quienes no intentan suicidarse, pero tampoco se atienden, continúan con depresión y problemas de salud mental, por lo que la capacidad de crecimiento económico y desarrollo se reduce ya que los empleos que se han creado tienen sueldos raquíticos de tal suerte que no sólo jóvenes y adultos, sino también muchos profesionistas en Aguascalientes se encuentran desempleados y sin esperanza.

Si en el 2016 y 2017 Aguascalientes ostentó la nada agradable calificación de ser el primer y segundo lugar nacional en materia de suicidios en este año seguro que se impondrá récord de allí la urgencia de que no sólo el Gobierno sino todos como sociedad nos unamos para tratar de contenerlo y ,un primer paso es aprender a pedir ayuda, despertar en los médicos el interés por el asunto y, sobre todo, recuperar los vínculos.

Por su parte la joven psicóloga Ana Gabriela López Ovalle dijo que hay mayor satisfacción a través de buenos vínculos que en posesiones materiales, por lo tanto es claro que como sociedad hay algo que no estamos haciendo bien y el pronóstico no es favorable.

Así las cosas el gran riesgo de no invertir en salud mental es el fracaso de la sociedad, agrega la psicóloga quien dice que buscar ayuda antes de estar hundido es algo que debe hacerse, refugiándose en Dios o bien también acudiendo a profesionales como ella en el Hospital Hidalgo, faro de luz y esperanza no sólo para aquellos que están mal físicamente, sino también de su salud mental y que son los que se deprimen más, algunos de los cuales se sienten tan solos y desesperados que toman la fatal decisión de quitarse la vida.

Las personas que hayan experimentado algún suceso doloroso recientemente, pueden sentirse fuera de lugar y vivir momentos difíciles.

Entre estas situaciones traumáticas nos podemos encontrar con:

La pérdida de un ser querido y así las personas que se encuentran en un proceso de duelo pueden tener un momento de sufrimiento ya que las emociones afloran y los recuerdos se avivan de forma aguda. En muchas ocasiones, la persona que está viviendo un duelo, puede manifestar rabia e ira ante el mensaje que se nos transmite de que hay que ser felices, reunirse a disfrutar con la familia.

Si en la separación hay hijos de por medio, la persona puede sentirse abocada a hacer un sobreesfuerzo porque los hijos no perciban ese malestar y esa tristeza, en un momento en el que se supone que “hay que ser feliz”.

Otro factor que deprime mucho a las familias, nos dice la psicóloga Ana Gabriela López Ovalle, se debe a la tremenda crisis económica que se está viviendo, lo que puede generar sentimientos de frustración por no disponer de los recursos que se tenía antes.

A su vez Elsa Amabel Landín dijo que ya nos estamos dando cuenta de ello, pues una sociedad que se está enfermando mentalmente, como la nuestra, con grados de desesperación máxima, con esta falta de respeto y consideración al prójimo no puede seguir así, por lo tanto es deber de todos cambiar nuestra actitud.

#local

3 visualizaciones0 comentarios