LA ENTREVISTA Profesionistas de la Fe Pública


Los Notarios de Aguascalientes

 

* Todos en esta vida somos políticos, nadie puede escapar de ella, porque no es otra cosa que la vida activa dentro de la comunidad y cuando se define al Notario se dice que es el político más político sin serlo


nottario

El Aguascalientes provinciano en el que había una gran tranquilidad, en el que todos se conocían, el que hicieron nuestros padres y abuelos, hoy ya no existe.

Hoy es sólo un bello recuerdo, hoy pareciera ser que nos hablan de una fábula y es que el modernismo, las crisis de todo tipo y la violencia que nos acompañan no sólo ha acabado con tantas y tantas cosas que nos distinguieron hace unos cuantos años, sino que nos están hundiendo como sociedad. Hoy Aguascalientes está pagando el precio de ese modernismo que tanto se presume, mismo que está cobrando un altísimo costo, pues nos tiene sumidos en una profunda crisis moral y social en donde cotidianamente los crímenes, suicidios, divorcios, asaltos, violaciones y la desintegración social son la constante.

Eso es el modernismo.

Nos está cobrando una cuota sumamente alta y la verdad que si eso va a continuar, mejor que no hubiera llegado, bueno al menos eso es lo que pensamos.

Y ante esto en FUERZA AGUASCALIENTES cotidianamente nos estamos preguntando; ¿Qué presente y cuál futuro es el que estamos forjando para las nuevas generaciones?

Aunque muchos nos critiquen y digan que estamos anclados en el pasado, creemos que los tiempos de nuestros padres, de nuestros abuelos, definitivamente fueron más bonitos, románticos y, sobre todo, más vivibles.

Por ello es que en FUERZA AGUACALIENTS evocamos con gusto los tiempos en que Aguascalientes era una "ciudad en calma", cuando nuestra localidad mostraba ser apacible en grado sumo, cuando los coches que circulaban por la Avenida Madero, que era la principal, se contaban con la mano, y eso es, indudablemente, como si estuviéramos viviendo esa época romántica de nuestros padres. Cuando todos se conocían, cuando todos se veían como parte de una familia, no como hoy en día en que ya pocos se conocen y hasta da miedo salir a las calles por tanta violencia.

Tiempos que verdaderamente hicieron historia y en los que comenzó a gestarse la transformación de Aguascalientes.


niotri

Tiempos en donde la amistad y la lealtad eran cualidades que todos parecían tener, qué esperanzas de lo que hoy nos distingue.

Tiempos en los que surgieron grandes abogados y notarios, auténticamente comprometidos con sus clientes, a los que veían prácticamente como de su misma familia, cosa que hoy no hacen muchos y principalmente a los que se conoce como ¨abogansters¨ y que lamentablemente son bastantes, para deshonra de su profesión.

Y para hablar de estos profesionales, a propósito de que ayer se celebró el Día del Notario, nada mejor que hacerlo con una joven mujer que fue la segunda alcaldesa de Aguascalientes, la Lic. María Alicia de la Rosa, quien nos dice que el Notariado se considera como una institución de lo que es el Derecho.

En Aguascalientes, nos dice, han existido y los hay muchos Notarios muy reconocidos y yo he tenido la gran satisfacción que muchos fueron mis maestros y ahora comparto su profesión, entre algunos recuerdo a don Joaquín Cruz Ramírez, Moisés Rodríguez Santillán, Efrén González Cuéllar -que ya no está en funciones-, Eduardo Martín Jáuregui, Gabriel Villalobos Ramírez, Guillermo Ballesteros, Arturo Orenday, Ernestina Charcas y muchísimos otros. Hoy los que están en funciones son destacadísimos profesionistas, algunos de ellos fueron también servidores públicos, yo aprendí bastante de ellos y cuentan con toda mi admiración. El Notario Público es un profesionista del derecho que debe estar preparado para ejercer su función en todas las áreas que esto implica y que lo hacemos porque nos lo delega la Fe Pública.

Hoy parece increíble el desarrollo, claro que da gusto, sin embargo, afirma, hay nostalgia del pasado. Hemos tenido la suerte de haber contado con gobernadores muy buenos y creo que el sismo del 85, cuando el terremoto que hizo llegar hasta aquí a muchos capitalinos, fue un gran detonante para que el crecimiento se diera, hoy todo ellos son aguascalentenses.

Seguimos con una explosión de progreso que da un gusto enorme.

Somos ya una ciudad con más de un millón de habitantes, con todos sus problemas y la obligación de la actual y futuras generaciones será la de conservar a Aguascalientes como la "Atenas de México", amar la cultura, las bellas artes, ser productivos, ser positivos, esa dice la Lic. Alicia de la Rosa, es la estafeta que estamos dejando. Pudiéramos hablar de tantísimas cosas que necesitaría de varios libros para dar cuenta de la evolución bárbara de Aguascalientes en los últimos 50 años, ésa que la hace más grande que sus límites territoriales.


mos

Todos en esta vida somos políticos, nos dice, nadie puede escapar de ella, porque no es otra cosa que la vida activa dentro de la comunidad. Cuando defino al Notario digo que es el político más político sin ser político. Es el político porque está inmerso dentro de ella, dentro de la vida de la sociedad y la actividad notarial no es otra cosa más que para que la sociedad viva en paz, para que haya credibilidad. Ve por el progreso como la constitución de sociedades mercantiles, de compra-ventas, de testamentos y de muchas otras cosas que no son más que política. Y más políticos por la sencilla razón de que servimos a toda la gente sin distinción de política, credo o religión.

El Notario no debe ser político partidista, porque no es su función, debe estar retirado de la política activa, debe ver por lo que es el Notariado.

Luego la Lic. María Alicia de la Rosa dice que el Notariado es producto de una evolución del Derecho y es algo que más nos compromete con la gente. La confianza con la que llega con nosotros es algo que nos compromete más y nos obliga a apegarnos a la legalidad, cumpliendo todas las disposiciones notariales, civiles, mercantiles y eso, agrega, exige una actualización permanente a fin de poder brindar un servicio de calidad. Quien fuera la segunda alcaldesa de Aguascalientes, refiere que en la práctica se observaba que era la relación de contratos y actos jurídicos, después adquirió el carácter de Fe Pública. Evolucionó luego para ser reconocido legislativamente. Sus orígenes no se ubican muy bien, pero se pueden encontrar en el siglo VI de la era cristiana o justiniano. Había una figura que se le llamaba "Tabello" que daba valor probatorio a los documentos, algo que para entonces ya era obligatorio.

En el siglo IX con Carlo Magno, se legisla y se considera que el instrumento notarial tiene un valor probatorio de sentencia. Y la licenciada De la Rosa nos platica siglo a siglo de cómo fue evolucionando el Notariado y sus funciones.

Antes se le conocía como Escribano y luego ya fue Notario.

Nos platica de cómo existió en los tiempos de los Aztecas, inclusive con Cristóbal Colón llegó Rodrigo de Escobar que era un Escribano-Notario del Mar-.

Ya en la Colonia se organizó la vida jurídica y aquí el Escribano participaba y daba fe en las sesiones de los Cabildos. La figura del Escribano era una facultad que concedía exclusivamente el Rey de España.

Y así como todo fue evolucionando en la Constitución de 1836 se estableció un centralismo que ordenó que la figura del Escribano se aplicara nacionalmente. En el tiempo de Maximiliano él también lo legisló esta figura, luego en la época de Porfirio Díaz se creó una Ley del Notariado, donde se le dio el reconocimiento de orden público, dependiendo en aquel entonces del gobierno asentado en el Distrito Federal.

Y así fue pasando el tiempo hasta llegar al Notariado actual, una Fe Pública que es un atributo del Estado de Derecho.


notasario

¿Qué es la Fe Pública?, bueno pues es la manifestación del propio derecho de aplicar la validez y la credibilidad a los actos de naturaleza civil.

Así pues, agrega, el Notario tiene muchas funciones, algunas de ellas la de escuchar, interpretar y aconsejar a las partes de lo que van a celebrar y ya, en el propio instrumento, es prepararlo, redactarlo, autorizarlo y certificarlo para que quede inscrito debidamente.

Lo que pretende la Fe Pública con la intervención del Notario es dar certeza a los clientes, en el acto o en el contrato que se está haciendo, para dar lo que siempre se ha buscado, la seguridad jurídica, lo fundamental de nosotros como profesionistas.

Luego nos dice que en Aguascalientes es atribución del Ejecutivo Estatal, delegar esta Fe Pública a profesionistas de derecho.

Actualmente, agrega, y se designan en proporción al número de habitantes de la Entidad, por lo que en la medida en que crezca la población deberá verse si es necesario otorgar nuevos Fiats. Todavía hace tiempo no visualizábamos muchas áreas que hoy nos obligan a una actualización casi cotidiana para brindar a las personas su seguridad y certeza jurídica.

Si nos quedamos en el pasado entonces estaremos fallándole no sólo a nuestros clientes sino a toda la sociedad, dice nuestra admirada amiga la licenciada Alicia de la Rosa mientras nos regala una sonrisa, que advierte que hoy en día todavía hay gente que busca al Notario que fue de su papá o de su abuelo y eso, afirma, es algo muy bonito porque es una satisfacción a la confianza, pero también nos compromete mucho más a no fallarles.

En lo personal el que la gente me busque, primeramente es una satisfacción y luego profesional porque eso significa que la gente cree en mi trabajo, sabe que me preocupo de hacerlo bien porque estoy al pendiente de que las cosas resulten favorablemente para las partes y el hecho de que vengan no es nada más que la confianza que uno se ha ido ganando cotidianamente.

Mi espíritu es el de un conciliador, el de una sembradora de paz y armonía, lo que me tiene encantada porque me gusta servir a mis gentes y a mi Aguascalientes adorado, dice la Lic. María Alicia de la Rosa al concluir la charla con FUERZA AGUASCALIENTES.

#local

0 visualizaciones0 comentarios