Un legado histórico para Aguascalientes


Las dos "Prietas"

 

* De la "Veracruzana" de 1850 a la "Niágara" NdeM 3035 en 1968, integran la historia de 118 años del vapor en los Ferrocarriles Mexicanos


prietas

* En el Complejo de las Tres Centurias se encuentra, impecable, la que fue la "Burrita de Irapuato", mientras que en el Parque RLG está, en completo abandono, la máquina Niágara con la que el 24 de junio de 1968 se puso fin a la era del vapor

Y como lo dijéramos la semana pasada... aquí estamos, "hechos La Mocha", recordando la historia, esa tan rica y extraordinaria que tiene Aguascalientes... y que no se detiene.

Sigue su curso y no hay duda alguna que la cotidianeidad de hoy el día de mañana será historia y un tesoro que será parte del Estado y de los aguascalentenses, pues todos, de una manera u otra, estamos contribuyendo a forjarla. Y al hablar de ella, desde luego que siempre figurarán en un primer plano los Ferrocarriles, ya que fueron un factor sobresaliente para el desarrollo socio-económico y político de Aguascalientes y lo seguirán siendo mientras se mantenga vigente el recuerdo de esa tradición.

Admira como un siglo y piquito se fue tan rápido para los que lo vivieron, como actores activos y actuantes y que indudablemente fueron personajes hacedores de historia.

Fueron, a no dudar, personajes sumamente pintorescos y singulares que hoy al paso del tiempo son evocados con simpatía y que en FUERZA AGUASCALIENTES desde hace dos años hemos tratado de traerlos al presente. Unos rayando en la heroicidad, otros auténticamente como genios empíricos por su inventividad y algunos más en cuanto a su personalidad que los llegó a hacer famosos y muchos, quizá en el anonimato pero que en conjunto proyectaban la laboriosidad que distinguió a los ferrocarrileros.

Y para mantenernos en sintonía, sobre todo porque se está trabajando intensamente en los eventos que se llevarán a cabo a principios de noviembre con motivo de un aniversario más de la Estación de Ferrocarriles, dialogamos con varios miembros del Club Amigos del Ferrocarril, quienes nos sorprendieron gratamente al darnos a conocer algunos sucesos de lo que ellos llaman "Las Dos Prietas".

Al iniciar la charla, nos dicen que la era del vapor de los ferrocarriles en el mundo, en México y en especial en Aguascalientes, fue muy significativa para el desarrollo económico, dada la facilidad de la transportación de mercancías y personas en una forma más ágil y rápida en el siglo XIX hasta la mitad del siglo XX.

Esto inició en Inglaterra el 15 de septiembre de 1830, cuando se inaugura la línea férrea "Liverpool-Manchester" con una locomotora conocida como "The Rocket" creada por George Stephenson, y con ella se abre en el mundo de la era del ferrocarril a vapor.

En México el 22 de septiembre de 1850, se inaugura oficialmente, y comienzan a correr trenes en el tramo "Veracruz-El Molino" de lo que fue el antecedente de la vía férrea "México-Veracruz" con la primera locomotora a vapor que se utilizó en México, y que fue conocida como "La Veracruzana", traída de Bélgica.

Fue el primer servicio ferroviario en el país.

El 24 de febrero de 1884, una fecha histórica, se da la llegada del ferrocarril a Aguascalientes. Con este hecho, nos dicen, inicia la era del vapor en nuestro Estado, con una locomotora 4-6-0 (diez ruedas) fabricada por Baldwin Co. En los Estados Unidos. El movimiento de locomotoras a vapor se hizo cotidiano en Aguascalientes a partir de la apertura de los talleres de fuerza motriz y equipo de arrastre en 1897, donde nuestra ciudad se convirtió en un importante centro ferrocarrilero, hasta agosto de 1963, en que se dio por terminada la reparación de locomotoras a vapor.


peitre

Los maquinistas les tenían un cariño muy especial a sus "Prietas", así le llamaban a "su locomotora" que tenían asignada, procuraban que siempre estuviera en buen estado, cuidaban que recibiera mantenimiento puntualmente, la limpieza era fundamental. Algunos pagaban de sus propios recursos a personas que se encargaban de limpiarlas. Los maquinistas tomaban su locomotora como propia, por lo cual, llegaban a recibir marcas meritorias en su expediente de servicio por la excelente conservación física de su máquina.

Y es que en su tiempo libre, o descanso, lo utilizaban para hacerle todo tipo de ajustes.

Una esposa de maquinista comentaba que su esposo en su tiempo libre, y cual fiel enamorado, se arreglaba y muy perfumado, vistiendo su mejor traje, le decía:

"Me voy a ver a mi Prieta" y se iba a los talleres a la Casa Redonda para cuidarla e inspeccionar que le hicieran lo necesario. A la señora no le quedaba más que aceptar la existencia de tan poderosa rival, y su matrimonio "compartido" perduraba toda la vida. El maquinista le colocaba su propio silbato en bronce, que lo caracterizaba con un sonido único y propio, además de melodioso con varias voces, de esta manera como en los pueblos era un personaje que despertaba la admiración de todos a su paso, cuando anunciaba su arribo a la Estación, los habitantes decían:

"Ahí viene el maquinista Fulano" y no identificaban el tipo de tren que se acercaba, sino al personaje.

En la chimenea le colocaban una corona porque decían: "Esta Prieta es mi reina".

Y algunos hasta le colocaban una gran águila que adornaba la caja de humo.

Sin duda se integraba un binomio perfecto, formado por el maquinista y la máquina, ésta también tuvo sus leyendas y vivencias, se hallaban rodeadas de una aureola de prestigio y devoción bien ganados.

Como los viejos soldados, participaron en la Revolución Mexicana y muchas quedaron ruedas al aire y las entrañas destrozadas por todos los caminos de hierro del país, por esto, despiertan una especie de veneración, forman en gran medida, parte de la historia patria.

Inexorablemente las máquinas de vapor, las queridas "Prietas" fueron vencidas por técnicas más eficientes, abandonaron las plazas que en otrora fueron su asiento natural, como un enorme ejército que sin luchar, recibieron orden de desalojar posiciones, logradas a sangre y fuego en Aguascalientes, Acámbaro, Nonoalco... antaño centros rieleros en donde los silbatos, la timbrada de campana y el añorante ruido del humo, al salir intermitentemente por la chimenea, eran sonidos familiares.


prietas

Poesía para los niños que forjaban un ideal pequeño pero humano en el maquinista, super hombre para ellos, que manejaba un monstruo tan complicado, que podía a su antojo lanzar al espacio silbidos tan musicales. De toda esta historia, nos dicen los Amigos del Ferrocarril, han quedado dos joyas, dos hermosas "Prietas" como una herencia, un legado, para que siempre les recordemos ésta y las futuras generaciones. Una de ellas es la NdeM 2708, tipo "Hudson" clase NR-1, distribución 4-6-4 (4 ruedas de truck guía, 6 ruedas motrices y 4 ruedas de truck de arrastre) fabricada por la American Locomotive Co., en su planta de Schenectady, New York, U.S.A., con número de serie 69017.

Salió de producción en diciembre de 1937 siendo puesta al servicio en febrero de 1938.

Integró un grupo de 10 locomotoras del mismo tipo, únicas en México, asignada principalmente en la División Querétaro en trenes de pasajeros, en la división Torreón en trenes "locales", antes de ser asignada al tren mixto 286-285 conocido como "La Burrita de Irapuato" donde tuvo la tristeza de cerrar la etapa de vapor en esta división en 1965, cuando fue sustituida por una locomotora diesel-eléctrica.

Esto fue sin duda un hecho histórico.

Estaba asignada al maquinista don Esteban Mena Rodríguez, y su fogonero don Tomás Muñoz Méndez de la División Centro.

Ya en los Talleres locales, se le preparó para ser colocada en el monumento a la locomotora de vapor, por iniciativa de don Jesús Rangel Aldana, mecánico jubilado y se colocó en el pedestal el 4 de julio de 1970, y hasta la fecha continúa en el mismo lugar, ahora formando parte del Parque Temático Ferrocarrilero de las 3 Centurias.

Hay que destacar, dicen a FUERZA AGUASCALIENTES, que gracias al FICOTRECE, se encuentra en óptimas condiciones, siendo una de las 105 que existen en el país como monumento mejor conservada, reconocida así por todas las asociaciones de Amigos del Ferrocarril a nivel nacional y de los Estados Unidos.

La otra "Prieta" que tenemos, agregan, es la NdeM 3035, tipo "Niágara" conocida en los Estados Unidos como "Northen" clase QR-1 con distribución 4-8-4 (4 ruedas de truck guía, 8 ruedas motrices y 4 ruedas de truck de arrastre) fabricada por Baldwin Co., en su planta de Philadelphia, USA. Con número de serie 73020. Salió de producción a finales de 1945, ordenada para un país europeo durante la Segunda Guerra Mundial, pero como el conflicto bélico terminó, fue vendida a México y puesta al servicio en agosto de 1946.

Formó parte de un grupo de 16 locomotoras del mismo tipo y completaron el lote otras 16 fabricadas por American Locomotive Co., haciendo un total de 32 unidades, siendo las últimas locomotoras de vapor que los Ferrocarriles Nacionales de México adquirieron.

La locomotora NdeM 3035 es histórica, dado que fue la que cerró el ciclo en la evolución del transporte ferroviario mexicano.


prietas

Con ella terminó la era del vapor el 24 de junio de 1968.

Hizo el último viaje de un tren con locomotora de vapor en vía estándar en el Valle de México, señalando el final de toda una época en el país.

Estaba asignada al maquinista don Francisco Maldonado Ortiz y su fogonero don Francisco Silva, de la División Querétaro. Esta locomotora histórica, dicen los Amigos del Ferrocarril, se encuentra para beneplácito de los aguascalentenses, dentro de las instalaciones del Parque "Rodolfo Landeros Gallegos", formando parte del pequeño museo que ahí se encuentra.

Lamentablemente se encuentra en pésimas condiciones, condenada a la destrucción gradual por la falta de cultura de algunos visitantes, y si las autoridades del parque no hacen nada al respecto, lamentablemente desaparecerá.

Nuestra hermosa "Niágara" formó parte del grupo de 15 que fueron rescatadas del campo de concentración de chatarra de Huehuetoca, Estado de México, en octubre de 1971, por la Asociación Mexicana de Historia del Transporte, A.C., con el propósito de integrar un Museo de la Era del Vapor en México, acción que no prosperó y fueron designadas a colocarse como un monumento remembranza en diferentes Estados.

La NdeM 3035 fue destinada a Atizapán de Zaragoza, Estado de México, pero por gestiones del Gobierno del Estado y de las autoridades férreas, se convenció a esta institución para ser traída a esta ciudad, donde "se suponía" recibiría un extraordinario trato por ser una entidad eminente ferrocarrilera y por el valor histórico que por sí misma representa.

Lamentablemente esto no ocurrió con esta máquina histórica.

Dos "Prietas", una perfectamente cuidada y la otra en deplorables condiciones, pero al fin un legado histórico para esta tierra que fue eminentemente rielera.

#nosotrosags

124 visualizaciones0 comentarios