La liposucción


 

anguiano

DR. CARLOS RODRIGUEZ ANGUIANO

En la columna de esta semana me referiré a este tema, ya que he recibido múltiples comunicados con preguntas referentes a este tipo de cirugía. He de mencionar que ya fue tratado este tema con anterioridad pero en esta ocasión el desarrollo del tema está enfocado a contestar las preguntas que he recibido.

Hasta hace pocos años las deformidades por acúmulos grasos localizados, no tenían una solución quirúrgica aceptable, siendo la liposucción la técnica que ha revolucionado la corrección de estos problemas. La liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones que no responden a las dietas o a el moldeado que nos ofrece el ejercicio. Mediante esta cirugía se puede aspirar grasa de distintas partes del cuerpo: caderas, muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cara, etc., siendo en algunas ocasiones complemento a otras cirugías (estiramiento facial, abdominoplastía, etc.)

La liposucción habitualmente se realiza con sedación por un anestesiólogo complementando con anestesia local y en casos extensos se realizará con anestesia general, sólo en casos bien escogidos se realizará con anestesia local únicamente. Es importante recalcar que se trata de una cirugía como cualquier otra, con los riesgos que ello implica y que siempre deber realizarse en un quirófano que cuente con todo lo necesario para una buena monitorización y atención del paciente. La técnica consiste en la aspiración de grasa mediante la introducción de una cánula que está conectada a una máquina de vacío o a una jeringa especial, según el caso, y realizando numerosos túneles según el área marcada.

Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o una prenda de compresión según el área tratada.

Es habitual que aparezcan moretones e inflamación de la zona tratada.

Los resultados de una liposucción serán aparentes hasta los 2 o 3 meses pudiendo ser la espera de hasta 6 meses. Si la elasticidad de la piel estaba disminuida pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir corrección adicional mediante liposucciones selectivas y/o inyecciones de grasa propia.

¿QUIEN ES CANDIDATO A REALIZARSE UNA LIPOSUCCION?

Son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tiene acúmulos de grasa en reas localizadas. Que también tienen un buen estado de salud, estabilidad psicológica, con expectativas realistas, entonces se tratará de un buen candidato.

Lo más importante al valorar a un paciente para liposucción es la firmeza de la piel, que no tenga piel que cuelga porque al retirar la grasa que está debajo de esa piel, seguirá el paciente presentando esa piel laxa y excesiva. Cuando tenemos esa situación debemos de adicionar una cirugía que contemple retirar piel sobrante (ejemplo en abdomen una abdominoplastía) y así recuperar el contorno deseado.

La liposucción no está recomendada si se ha tenido una cirugía reciente en el área a tratar, si se tiene mala circulación en esa zona o si se tienen problemas respiratorios o cardiacos. Es importante mencionar que la liposucción no quita la celulitis y puede llegar a mejorarla solamente.

En esta cirugía como cualquier otra del área estética mejorará nuestra apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si va a realizar una liposucción medite qué desea lograr y platíquelo con su Cirujano Plástico.

Agradezco nuevamente la atención que prestan a esta columna de aparición semanal y con la que desde hace dos años en FUERZA AGUASCALIENTES buscamos orientar de acuerdo a los mensajes llegados a la dirección electrónica bossline@prodigy.net.mx donde con gusto les daremos respuesta.

#local

0 visualizaciones0 comentarios