Sus políticas y corruptelas costaron muy caro


¿EPN hundió al PRI?

 

IVON

Finalmente un presidente con decisiones nefastas como Enrique Peña Nieto, así como los escándalos de corrupción y una enorme resistencia a dejar el poder fue lo que terminó hundiendo al PRI y eso, afirmó ayer Rafael Herrera Nájera, es algo que veníamos advirtiendo desde el año pasado, de allí que Ulises Ruiz e Ivonne Ortega recorrieron todo el país en varias ocasiones para despertar a un ¨priísmo adormecido¨, algo que finalmente no se logró y por eso la derrota y eso es lo que ya no queremos, por eso estamos alentando la refundación del PRI tanto a nivel nacional como local, dijo.

En entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES el que encabeza, localmente, a Democracia Interna, dijo que pesaron más sobre el PRI todas esas cosas negativas más que nada, de tal suerte que hoy la marca ¨PRI¨ está devastada y tan es así, agregó, que durante la campaña Lorena Martínez, de manera increíble, cambió los colores del partido en toda la publicidad, sin que la dirigencia estatal dijera algo y es más, ella fue la que impuso a los candidatos, haciendo a un lado a militantes con todos los merecimientos, dijo.


ULICEZ

El presidente Peña Nieto había elegido para la carrera presidencial al más pulcro de sus colaboradores, el ex ministro de Hacienda, aunque no militaba en el PRI, lo intentó todo para lograr que el partido lo acogiera, nada funcionó, La historia de la formación política llevó a sus dirigentes a resistir las últimas semanas de la campaña electoral con estoicismo. Una mala noche para el PRI estaba prevista, pero nadie auguró el peor resultado del PRI en una elecciones generales.

De esta manera, agregó, las ¨mafias del poder¨ mantuvieron secuestrado al PRI y las prácticas permisivas de actos de corrupción entre los gobernadores de sus filas finalmente le costó un precio, de allí que estamos viendo una debacle para el PRI, es el peor resultado del partido desde la apertura democrática”, señaló.

El partido fundado en 1929 por Plutarco Elías Calles tuvo su peor momento en el año 2000, cuando Vicente Fox, del PAN, se hizo con la presidencia, entonces el PRI fue un superviviente que, al conservar sus liderazgos locales y una buena parte del Congreso, consiguió demostrar que su capacidad para gobernar no estaba mermada, la situación es radicalmente distinta 18 años después y ahora El PRI será la tercera fuerza política en el Congreso y será un partido con poco peso en el Legislativo, algo que los verdaderos priístas estamos tratando de revertir y por lo pronto el primer paso es exigir la renuncia en Aguascalientes de toda la dirigencia estatal y que la influencia de Lorena Martínez sea desterrada, dijo.

#local

0 visualizaciones0 comentarios