Grita por auxilio y luego fustiga a policías


La sociedad tiene doble moral

 

Antonio Martínez Romo

+ Estoy al frente de la corporación con gran vitalidad y no con las huecas promesas de siempre, de que ¨ahora sí habrá un cambio que beneficiará a la sociedad¨, advierte el Comisario Antonio Martínez Romo

La sociedad, esa que hoy dice estar aterrorizada ante el embate de la delincuencia, es una sociedad de doble moral, que grita que necesita el auxilio de la policía y que minutos después nos está despreciando, es una sociedad que nos tiene como sus ¨patitos feos¨, sin embargo soy el primer convencido de que con resultados, con hechos fehacientes vamos a hacer que cambie esa imagen y que compruebe que nuestro único objetivo es garantizar su seguridad y que se nos reconozca que somos como cualquiera, con errores y defectos, pero con un espíritu de entrega total que hasta la misma vida daríamos por defenderla, dice de manera el Comisario Antonio Martínez Romo, secretario de Seguridad Pública Municipal.

En entrevista con FUERZA AGUASCALIENTES refiere que tiene ya casi 33 años de ser policía, 33 años de total entrega y siempre con un solo objetivo: proteger a la sociedad.

Estoy al frente de la corporación con gran vitalidad y no con las huecas promesas de siempre, de que ¨ahora sí habrá un cambio que beneficiará a la sociedad¨…… y ese cambio nunca llega, por el contrario, hoy más que nunca está amenazada la seguridad de las familias y para eso es que desde que arribé al cargo me hice el propósito de ¨limpiar y barrer la casa¨ y para conseguirlo, tengo que darle un nuevo rostro a la Policía.

Es necesario acabar con la imagen de corrupción, prepotencia y violencia policial, la ciudadanía debe dejar de temerle más a los policías que a los delincuentes y para eso, tenemos que cambiarle no nada más el rostro a la corporación sino brindarle resultados a la sociedad, hechos y no promesas frente a la delincuencia, asegura Antonio Martínez Romo, quien entre los uniformados y muchos de sus amigos es conocido cariñosamente como ¨Ponchorelo¨.

Dice de manera contundente que no es un hombre rico y que no por ser el nuevo jefe de la Policía lo va a ser.

Soy un hombre como cualquiera, un policía que ha trabajado de manera entregada durante casi 33 años y que vive de su sueldo, de tal suerte que no tengo grandes propiedades ni tampoco sumas importantes de dinero en los bancos, por lo que vivo como la mayoría de las familias en Aguascalientes, con muchos problemas y podría decir que prácticamente mi familia y yo vivimos al día pero con la gran satisfacción de poder decir que tengo la frente en alto y mis manos limpias.


Antonio Martínez Romo

Soy el primero en reconocer que tengo que predicar con el ejemplo y la verdad que no me está costando mucho trabajo ya que además de mi entrega creo que si algo me ha distinguido es la honestidad y mi trato hacia la gente, el cual siempre ha sido el de un gran respeto y de una amistad total, cosa que le he pedido a todos mis colaboradores y eso no les cuesta ya que siempre me he conducido de esa manera, dice a FUERZA AGUASCALIENTES.

¨LOS PATITOS FEOS¨

Tristemente tengo que reconocer que hasta este día los policías somos ¨los patitos feos¨ de la sociedad y prueba de ello es que cuando la gente cuando requiere de nuestra ayuda, de inmediato grita para que acuda un policía y cuando ve que tenemos un mal actuar es cuando voltean a vernos como lo peor, como una escoria, cuando eso es inexacto, somos humanos como cualquiera, con virtudes y defectos, con una profesión que es muy arriesgada, una profesión que nos hace hacer lo que coloquialmente llaman ¨el trabajo sucio¨.

Esa es nuestra imagen cuando tengo que decir que nuestra profesión es hermosa en donde tenemos la fortuna de poder traer gente a la vida, ya que hay que recordar que ahora es muy frecuente que señoras den a luz en nuestras patrullas, además de que salvamos vidas, estando oportunamente en lugares donde se nos requiere, protegemos a la gente y a sus intereses y hasta su vida aún a costa de la de nosotros y pese a todo eso, advierte el Comisario ¨Ponchorelo¨, somos incomprendidos.

Afirma que es un convencido de que la cultura mexicana debe cambiar en relación a la Policía y pone de ejemplo que la policía de los Estados Unidos, de Europa y las de los países en desarrollo, son instituciones de muchísimo renombre en base a que la gente respeta y dimensiona cabalmente la función de los uniformados, cosa que lamentablemente no sucede en Aguascalientes y puedo poner de ejemplo que nos ven deteniendo a una persona en un operativo y lo primero que hace la gente es ir en contra de nosotros, agredirnos verbal y hasta físicamente, sacar un celular y videograbar la forma de la detención, sin saber lo que arriesga un Policía al tener un enfrentamiento con otra persona bajo los efectos de cualquier tipo de droga o alcoholismo, gente que te enfrenta que te reta y te dice: ¨ándale pégame, hazme lo que quieras para que la gente se dé cuenta de la brutalidad policial¨.

#local

5 visualizaciones0 comentarios