La ciencia y el hombre



bohemio

POR ALDO BONILLA CHAVEZ

En estos tiempos, cuando términos como “crisis”, “globalización” y “sostenibilidad” se leen y escuchan en cualquiera de los ámbitos en que nos desenvolvemos, La Ciencia y el Hombre nos acompaña nuevamente. Pero, ¿para qué y por qué tendríamos que leer acerca de ciencia y tecnología, cuando tal parece debiéramos dedicarnos a buscar alternativas para mantenernos a salvo de la crisis que azota al mundo globalizado?

Simplemente, creemos que sin ciencia no hay avance, y sin avanzar quedamos estancados e irremediablemente destinados a la descomposición. El uso de la ciencia es necesario e indispensable. Entendemos la ciencia como parte de nuestra cultura, como la herramienta más poderosa que tenemos para saber por qué ocurren las cosas en nuestro mundo. Tiene entonces sentido seguir en el camino.

Hoy vamos a reflexionar acerca de la crisis que también aqueja a la ciencia cuando se ha aceptado que no existe un interés real por conocerla; señala esa profunda distancia que separa al científico de la sociedad común y, analizando el desarrollo de la ciencia, nos motiva a buscar –e incluso sentir– de forma casi apasionada el conocimiento científico, percibiendo sus bondades y buscando la felicidad en el conocimiento. ¿Una alternativa más? Quizá hallemos un poco de lo que buscamos.

Y mostrándonos cómo se busca la pasión en la vida, nos acompaña Jorge Borja, quien debate acaloradamente acerca de la nueva actividad tan de moda entre los psicólogos: la prevención de la salud, bajo cuya égida encontramos un número cada vez mayor de enfermos que no son atendidos, pero que sí están “bien prevenidos” de los males que padecerán o que ya les afectan si

acusan “ciertas conductas”. Apela al tratamiento práctico, eficiente y acorde a los tiempos del profesional de la psicología no moralista, sino realista. Es casi un grito que nos lleva a la reflexión profunda de nuestra sociedad, que exige ya el ejercicio de construcción del conocimiento entre la sociedad toda. Plantea que “educar es construir una percepción de la realidad, erigir un universo”, por lo que exige a los psicólogos no confundir su labor con la educación.

Y en asuntos de salud, toca su turno a una enfermedad también de nuestro tiempo: el cáncer, que es abordado desde el punto de vista fisiológico en un claro e interesante artículo: “La cronoterapia: cáncer al compás del reloj”. Los ritmos circadianos y los relojes biológicos nos dan luz acerca del tratamiento actual de la enfermedad a través de la cronofarmacología; leyendo el texto, nos reconoceremos como organismos sincronizados y al cáncer como una alteración de dicha sincronía.

En los hospitales se realizan estudios locales sobre el virus del papiloma humano, información importante de conocer ya que actualmente compromete a un alto porcentaje de nuestra población. Además, abordan en este número el tema de la muerte, dado su carácter especial, acorde a la idiosincrasia mexicana, y lo analizan como un proceso natural más de la vida a partir de la disciplina científica que la estudia: la tanatología.

Hoy muchos libos nos ilustran acerca de las diferentes especies con las que convivimos y que poco a poco iremos conociendo para acercarnos a ellas y coadyuvar así a su protección. Nos presentan ahora el tan conocido árbol de navidad, especie amenazada y que fácilmente arrojamos cada año al camión de la basura. Sabremos acerca de sus asociaciones con los hongos micorrícicos, organismos benéficos desconocidos por muchos. Por si fuera poco, también nos muestran al murciélago, víctima inocente debido a los muchos mitos que hay acerca de él, los que iremos eliminando de nuestra mente al conocer sus variadas especies y la importancia que brindan a nuestro entorno y al hombre mismo.

Y siguiendo en esta temática de la protección y el conocimiento, diversos autores nos hablan de las especies exóticas invasoras y de los diferentes programas de educación ambiental que actualmente se desarrollan, o bien de las áreas naturales protegidas, patrimonio natural de México que enfrenta una serie de obstáculos que impiden su adecuada gestión, todos ellos, sin duda, temas de la mayor actualidad

#opinion

1 visualización0 comentarios