Delincuencia común y narcos, gran flagelo


Terror en la ciudad

 

drogas

+ Los grupos del crimen organizado que ya se encuentran asentados en nuestro territorio y prueba de eso es que el consumo de drogas se ha incrementado en los últimos meses hasta en un 300%

Los aguascalentenses, a pesar de las positivas declaraciones de los gobernantes y de los jefes policiales nos sentimos inseguros, desconfiamos de la autoridad y de los procesos de acceso a la justicia de allí que en lugar de palabras está pidiendo que se logren hechos reales y contundentes para acabar con el miedo que existe ante tantos robos, asaltos, secuestros y la amenaza de los grupos del crimen organizado que ya se encuentran asentados en nuestro territorio y prueba de eso es que el consumo de drogas se ha incrementado en los últimos meses hasta en un 300%, a decir de algunos diputados.

Es innegable que la actual crisis de seguridad se desprende del actuar de las organizaciones delincuenciales, sin embargo, tampoco se puede negar que la carencia de una estrategia más enérgica y audaz de las autoridades por poner todos los esfuerzos del Estado en la mejora de las condiciones de seguridad, abonan a que continúen perpetrándose todos aquellos ilícitos y actos violentos que han deteriorado nuestro bienestar.

Por lo tanto sin lugar a dudas, la incertidumbre de la sociedad pone en evidencia que las acciones implementadas por nuestras autoridades carecen de efectos positivos en términos de mejorar la calidad de vida, de allí que cada vez es más difícil decir algo nuevo sobre por qué estamos sumidos en esta crisis y cuáles son las posibles soluciones, en un escenario que se repite a sí mismo en acciones fallidas y resultados que incumplen.

Si analizamos con detenimiento esta situación, es evidente que difícilmente podría ser de otra manera sobre todo porque pese a que los delitos parecieran estar disminuyendo acorde con las cifras oficiales, los procesos de victimización han aumentado y basta salir a las calles y entrevistar a cualquier persona para saber que en estos momentos, además de la crisis económica, lo que más preocupa a los aguascalentenses es la inseguridad.


inseguridad

En este sentido deberíamos preguntar por qué, a pesar de haber gastado millones de pesos en la capacitación, reingeniería institucional, equipamiento y tecnología, controles de confianza y contrataciones, seguimos teniendo policías y Fiscalía con personal mal tratado, mal pagado, mal capacitado, mal equipado, insuficiente y poco confiable. ¿Por qué nadie responde ante la falta de capacidades institucionales y, por ende, la falta de resultados fehacientes en la materia?

En un momento donde la crisis de seguridad y violencia debería ocuparnos en buscar responder a estas y otras preguntas, lo peor que podría ocurrir es que se modificara el artículo 10 de la Constitución para que los ciudadanos podamos portar armas en autos y comercios para “autodefendernos”, tal y como sucedía hace más de tres siglos en el Viejo Oeste, al no haber un Estado capaz de proteger a los ciudadanos, por lo que ellos debían hacerlo por sí mismos.

LOS CARTELES

Psicólogos y diputados han estado insistiendo en que en Aguascalientes los cárteles del narcotráfico ya se han adueñado de la plaza y que a eso se debe que las llamadas ¨narco tienditas¨ estén por toda la ciudad envenenando a la niñez y a la juventud, mientras que el Gobierno y las corporaciones policiales afirman que eso no es cierto y que la droga la traen los narcomenudistas de otras Entidades, sin embargo según Elsa Amabel Landín Olivares, los informes de la DEA y la PGR son contundentes y dicen que en el Estado son varios los cárteles que se están disputando la plaza mientras que nuestras sufridas autoridades se cruzan de brazos.

La drogadicción, un cáncer que tenemos que atacar de inmediato y sin distinciones partidistas, de allí que Gobierno y partidos políticos debemos unirnos a la sociedad para hacer un frente común, dice la diputada del PRI, Elsa Amabel Landín Olivares.

Todos sabemos que este es un tema completamente vigente, muy importante, que se escucha en cualquier parte de nuestro país, en cualquier estado o ciudad, aunque es más frecuente en las ciudades grandes, pero en ciudades pequeñas también se presentan estas problemáticas de la drogadicción en jóvenes y adolescentes, por lo que Aguascalientes no se escapa a este flagelo con todo y que las autoridades insisten en que aquí no hay cárteles del narcotráfico, mientras que la DEA y la misma PGR están diciendo todo lo contrario, de allí que es sumamente preocupante la actitud que asumen las corporaciones policiales y el mismo Gobierno del Estado que se niega en aceptar esta realidad, señaló.

Luego Elsa Amabel dijo que el Gobierno del Estado y las autoridades de Seguridad Pública afirman que es totalmente falso que en Aguascalientes esté operando el crimen organizado y pregonan que aquí no existe ninguna célula, sin embargo vemos como el narco menudeo ha crecido de manera espantosa y si esto ocurre es porque definitivamente el narcotráfico se ha apoderado de la Entidad en donde se afirma que se están peleando la plaza varias organizaciones, entre ellos el Cártel de Sinaloa, el de la Familia Michoacana, del

Cártel Jalisco Nueva Generación, los Beltrán Leyva y ahora ¨Los Talibanes¨.

#local

0 visualizaciones0 comentarios