Se abaten los mantos acuíferos en la Entidad


El agua, gran preocupación

 

NAJERA

+ Todavía a principios del siglo el vital líquido podía extraerse del subsuelo a muy poca profundidad, hoy tiene que hacerse hasta a más de 300 metros y eso cuesta muchísimo, advierte la CNC

Para nadie es un secreto que en los últimos años ha disminuido notablemente la producción agropecuaria, aumentó la erosión, se ha perdido la fertilidad natural del suelo, las sequías son prolongadas, hay abandono de la agricultura de temporal y de la tierra y eso trae como consecuencia el desarraigo y la migración hacia la ciudad y Norteamérica.

Y es que la espaciada precipitación pluvial, la creciente deforestación y los enormes volúmenes de agua que se extraen anualmente, han ocasionado que en Aguascalientes se presente un déficit anual entre la extracción y la recarga de unos 240 millones de metros cúbicos, lo que se traduce en un abatimiento anual del acuífero de 2.5 metros en promedio, aunque en los pozos industriales arroja un abatimiento de hasta 4 metros anuales, según datos oficiales proporcionados por la CNC a FUERZA AGUASCALIENRES

En el año 2,000 había 2,500 pozos de los que se extraían 560 millones de metros cúbicos, el 80% era para la agricultura y el nivel estático bajó de 35 a 80 metros y la superficie regada creció tremendamente.

Hoy, nos dice el diputado y dirigente de la CNC, David Nájera Moreno, en Aguascalientes la gente está protestando por el cobro excesivo de las tarifas del agua, las más elevadas de todo el país, achacándolo a la concesión del servicio otorgada en 1993 por el Ayuntamiento, pero no percibe su responsabilidad.

El agua es muy cara porque estamos en una región semi-árida a casi 2 mil metros sobre el nivel del mar y como los mantos acuíferos están secándose, hay que extraerla de grandes profundidades a un costo muy caro y mucho más para los agro productores.

Además, dice David Nájera Moreno, la dotación de agua per cápita en la ciudad es de casi 400 litros diarios, cantidad que rebasa con mucho a la dotación mundial que es de 270, lo que implica bombeos mensuales de 6.9 millones de metros a través de casi mil pozos -46% de ellos en la ciudad- con un gasto hidráulico de 2.66 metros por segundo, algo verdaderamente dramático porque nos dice que se hace un derroche espantoso del agua.


AGUAS

Así pues, el agua se tiene en muy poca disponibilidad y se tiene que pagar un costo, lamentablemente muy alto, por lo que se hace imperativo hacer prácticas de ahorro para eficientizarla. No hay conciencia, dice, de su uso y eso nos está enfrentando a realizar bombeos cada vez más profundos, lo que implica un riesgo como el que ya estamos enfrentando.

Y si el usuario común hace tal derroche, la situación es peor en el sector agrícola, que consume el 74%, 20% el sector público-urbano, 2% el industrial, el 1% para servicios y el 3% restante en el rubro denominado otros.

De esta manera dice el líder de la CNC, los problemas críticos de Aguascalientes son dos:

El agotamiento del agua disponible y el deterioro de los suelos.

Los dos comprometen seriamente las posibilidades de desarrollo en el largo plazo y son el resultado de diversos factores problemáticos específicos de índole ecológico, económico, social, cultural y político.

Luego da a conocer que el abatimiento provoca un deterioro acelerado de la calidad del agua, dando a conocer que desde 1978 el nivel del acuífero ha bajado 68.30 metros. El nivel estático promedio es de 120 metros de profundidad, sin embargo el nivel dinámico está a 160 metros de profundidad, lo que nos ha obligado a que se decreten los acuíferos de Aguascalientes como zonas vedadas.

Refiere que en 1970 el agua se extraía a una profundidad de 33 metros y de acuerdo a estadísticas del 2015 ya se tiene que hacerlo mínimo a 300 metros de profundidad, lo que da un panorama muy negativo.

LAS ALTERNATIVAS DE SOLUCION

Frente a este panorama el INAGUA ha diseñado el Modelo Interactivo del Agua que marca las directrices de alternativa de solución y entre ellas figuran equilibrar la extracción y la recarga del acuífero, sanear y rescatar el Río San Pedro -en su primera etapa desde La Herradura hasta la Isla San Marcos-, captar y aprovechar eficientemente las aguas superficiales, desarrollar una cultura y planear acciones para prevenir y minimizar los impactos generados por las fallas geológicas a fin de garantizar la calidad, vida y futuro del agua.

Vigorizar el reuso del agua tratada, que se atiende con un programa especial y que busca alcanzar el 20% de comercialización del reuso, así como eficientizar el recurso hidrológico de aguas superficiales y subterráneas en el distrito de Riego Sur, en el Municipio de Aguascalientes, crear el Laboratorio Regional de Análisis de Aguas que dará un servicio interestatal además de concretar el Colector Oriente de la Ciudad de Aguascalientes.

Todo esto tiene como objetivo lograr un modelo sustentable de los recursos hidrológicos del Estado, que satisfaga en forma eficiente las necesidades de la ciudadanía, que promueva una cultura vanguardista del agua, asegurando la calidad de vida presente y futura, en armonía con la naturaleza y el medio ambiente.

#local

0 visualizaciones0 comentarios