La sociedad está enferma espiritualmente


Hoy lo material es lo que domina

 

dios

+ Esta violencia, esta urgencia económica y esta desintegración social que hoy nos está lacerando, a mi modo de ver es un ciclo, como las modas y al final volveremos a nuestro origen, afirma el padre Raúl Sosa Palos

El presbítero Raúl Sosa Palos, no duda al afirmar que en estos tiempos de crisis y de violencia, la sociedad está hambrienta de Dios y en la medida que se acerque a él la vida podrá ser más vivible y es que, advierte, la sociedad padece una enfermedad espiritual que la lleva a un reduccionismo existencial en donde lo material es lo que domina y no podemos hablar de una fraternidad si no tenemos padre y ese es Dios.

De esta manera, hoy en lo que todo pareciera crisis hemos caído en la trampa de pensar que lo material resuelve la existencia. Y claro que definitivamente no hay que esperar a tener problemas ni a un familiar muy enfermo para pedirle a Dios o a la Virgen su ayuda, hay que hacerlo cotidianamente y no por ello acudir a una iglesia, hay que dialogar con Dios en cualquier parte, en la casa, el trabajo o hasta en la misma calle.

Hay que vivir una vida digna para estar bien con Dios, ese es el secreto y nosotros como sacerdotes, dice, debemos poner el ejemplo y si bien por allí hay compañeros que hacen ostentación de lujos, los respeto.

Somos humanos y tenemos errores por lo que creo que el sacerdote está llamado a llevar una vida digna y en esto siempre pongo en práctica algo que me dijo hace muchos años un Padre sumamente simpático: dentro de lo lícito no nos privemos de los deleites que la vida nos ofrece, por lo que creo que el sacerdote debe contar con lo suficiente para ejercer su ministerio, no pasando más allá. Así pues, el sacerdote no debe ser ostentoso, tenemos que seguir el ejemplo de Jesucristo, en su pobreza, en su obediencia y en su castidad, en su limpieza de vida, quien no lo haga así est fallándole a Dios.

Admite que la sociedad, esa que hoy está hambrienta de Dios está viviendo un ciclo, y esta violencia, esta urgencia económica, esta desintegración social que hoy nos está lacerando, a mi modo de ver es un ciclo, como las modas y al final volveremos a nuestro origen. Son ventarrones que nos hacen olvidarnos de lo que es obvio.


dios

Al final las cosas caerán por su propio peso y creo que nuestra sociedad tiene que darse cuenta a lo que debemos aferrarnos, darnos cuenta de que hay muchos espejismos y falsas promesas por eso yo digo benditos males que a final de cuentas nos acercan a lo verdadero. Y el Padre Sosa Palos advierte que decía San Pablo: donde abunda el pecado sobreabunda la gracia.

HAY QUE ACERCARNOS SIEMPRE A DIOS

Estoy convencido que a veces Dios nos permite tocar fondo para que reaccionemos y cuando se haya salido del hoyo no hay que cantar victoria, hay que perseverar porque la conversión no es cuestión de un momento, es cuestión de todos los días y mientras estemos en este mundo nadie puede cantar victoria ni decir ``ya la hice'', es por ello que la Iglesia a nadie canoniza en vida sino hasta después de la muerte.

Luego el padre Sosa Palos no duda al decir a FUERZA AGUASCALIENTES que no hay que esperar a tener a un familiar muy grave ni en una crisis, de cualquier tipo que sea, para pedir la ayuda divina.

A Dios hay que acercarnos siempre, es un padre amoroso que nos habla en todo momento y cuando a alguien le ocurre algo malo siempre se dice cayó en desgracia, mientras que yo pienso que cayó en la gracia de Dios, porque de eso se está valiendo para que nos acerquemos a él y ojalá que esto lo entendamos para tener una nueva relación con Dios y luego señala que no hay que esperar a una desgracia o a una crisis para estar con Dios, hay que hacerlo todos los días.

Y afirma que nunca ha dudado para que vino a esta vida: Para servir a Dio por lo que si volviera a nacer me haría sacerdote, porque Dios está conmigo y estos momentos de crisis veo su grandeza que nos brinda todos los días.

Uno como sacerdote vive con muchas tensiones pues conocemos más que nadie el dolor, la fragilidad e impotencia de la gente, sin embargo yo siempre les digo que Dios está con nosotros y podría resumir esta experiencia en muy pocas palabras: satisfacción en mi vida personal y no me canso de darle gracias por permitirme servirlo y tomando palabras de San Pablo podría decir que no he sido yo sino la gracia divina que ha estado en mí.

GENERACION SIN RUMBO

Y refiere que la actual generación, que pareciera sin rumbo, no dudo al afirmar que está hambrienta de Dios ya que creo que nos hemos concentrado sólo en lo temporal, en lo pasajero, en lo material y eso influye en lo personal, lo familiar, lo social y hasta en lo político. Y aquí diré que soy un convencido y eso trato de que la gente lo entienda, que para estar bien con uno mismo hay que estar bien con Dios.


dios

La sociedad de hoy se va por lo material, por lo que ve, escucha, palpa y siente, como que ha tomado el lugar de Tomás que decía: si no veo, si no toco, si no palmo no creo y por lo tanto yo creo que en lo espiritual no hay que tocar para creer.

Hay que creer para poder ver y eso es lo que está haciendo falta. Hay desilusión, desesperanza, rupturas, violencia, inseguridad y crisis económica sin embargo en el fondo de todo esto, al menos así lo percibo es que nos hemos alejado de lo principal, de la fuente de la vida que es Dios.

Recurrir a Dios solamente para que nos resuelva los problemas cotidianos no es fe, es como una mercadotecnia pues si se nos cierran diversas opciones entonces tenemos a Dios para que nos saque del atolladero del momento sin abrir los ojos y el corazón a Dios, la fe, afirma no es traerlo a nuestro pequeño cuadrito existencial, la fe es abrirnos a ese Dios que conoce mi pasado, presente y futuro para dejarnos conducir por él.

NADIE SE SALVA POR SUS OBRAS BUENAS

Y luego señala a FUERZA AGUASCALIENTES que Cristo no viene solo a prometernos un paraíso terrenal, sino que viene para enseñarnos a vivir con los problemas y muchas veces creemos que asistiendo a la Iglesia y haciendo como que ayudamos a alguien en problemas todo va a ser sobre rieles y cuando tenemos problemas hasta nos atrevemos a reclamarle: cómo dejas que me pase esto si estoy contigo, le decimos.

Advierte que nadie se salva por sus obras buenas, por sus méritos que muchas veces encierran orgullo y vanagloria. El cristiano debe entenderlo que tiene que debe vivir por las obras de la fe en Dios.


dios

El mismo Jesús con su vida nos demostró que nada es fácil, sufrió como nadie con la persecución y su crucifixión. Lloró y padeció hambre, por eso al estar con él no hay que creer que todo será fácil y hay que recordar sus palabras, no tengan miedo, yo he vencido al mundo y lo definitivo no es lo terrenal, es relativo, lo definitivo vendrá después

. Se necesita, afirma el Padre Raúl Sosa Palos, acercarnos a Dios. La gente está tan hambrienta de él que hoy lamentablemente hay mucho sincretismo religioso y se deja guiar por otros intereses y a eso obedece la aparición de tantas sectas e iglesias que están afectando dividiendo a nuestra sociedad. El abandono de la religión católica es porque la gente se va a lo fácil.

Y es que les prometen que todo va a ir bien y los están engañando. La única propuesta es la divina, en Cristo está el hombre y en él está el verdadero y el único Dios, Cristo, dice, es muy humano y como tal no es puritano, goza los momentos de la vida tal y como lo refiere el pasaje bíblico de las bodas de Kannah. Para estar bien con él no es necesario apartarse de los placeres de la vida, hay que disfrutarlos pero estando bien con Dios de allí que siempre he dicho que Jesucristo es el mejor equilibrio entre lo humano y divino.

#local

0 visualizaciones0 comentarios