Todo un personaje de leyenda


El boticario

 

cantina

No definitivamente no todo es negro ni mucho menos el amarillismo es lo único que vende y que se le presenta a los lectores en los Medios de Comunicación, son más, mucho más las cosas positivas que existen y las que también pueden vender, incluso mucho más que noticias que hablan de desesperación, violencia y crisis, dice a FUERZA AGUASCALIENTES el diputado y maestro Francisco Martínez Delgado, un político auténticamente honesto y admirable que nos dice que las farmacias de Aguascalientes, las antiguas, son también parte de una leyenda, de una tradición que hoy casi ha desaparecido.

Martínez Delgado, ¨el diputado de Calvillo¨, como le dicen muchos, a diferencia de muchos de sus colegas en la actual Legislatura, es también un hombre muy culto y preparado que inclusive ya figura en los mandos de la Universidad Tecnológica de Calvillo y quien nos sorprendió al hablarnos de un pasaje de la historia de Aguascalientes que muy pocos recuerdan. Y nos dice que la figura del boticario forma parte de ese Aguascalientes romántico en el que casi todo mundo se conocía, en el que no había tanta inseguridad, en el que un favor a nadie se le negaba.

Un Aguascalientes en donde predominaba la gente honesta que amó siempre su negocio y debemos señalar que desde tiempos de la Colonia y luego con la fundación de la ciudad, Aguascalientes ha sido tierra de leyendas, de aventuras, de mitos, de realidades. Leyendas, como la de los boticarios, que hoy difícilmente se forjarían porque el avance de la ciencia es deslumbrante y al parecer ya no deja nada al asombro.

Personajes de ésos hubo muchos. Estamos hablando de una época, agrega el licenciado Francisco Martínez Delgado, en donde sin tantos adelantos de la ciencia médica, las enfermedades se curaban casi milagrosamente con las medicinas que fabricaban los boticarios del Aguascalientes de hace 50 o más años.

Fue una época sumamente romántica de la que hoy sólo quedan los recuerdos. Nos estamos refiriendo, dice, a personajes que todavía en un pasado muy reciente existieron y que quizá hoy queden algunos viviendo de sus recuerdos, lo son sin duda alguna los boticarios.


francisco

Fue un personaje sumamente útil para la sociedad y entre los que recuerdo están don Juan García Vélez, en 5 de mayo al igual que don Rito Pérez, don Sabas Macías, don Alejandro Paredes y los empleados de don Alfonso Sánchez y su legendaria farmacia. Conchita Marín, que tenía su farmacia en el Mercado Terán, don Filiberto Alarcón, don Edmundo Olivares, entre muchos otros, gente de un tiempo que hoy ya se acabó.

Y todos ellos capacitados para atender y recetar a los clientes. El boticario era el encargado de preparar las medicinas según las recetas que se transmitían, en la mayoría de los casos, de generación en generación y hoy son seres en extinción porque surgieron las farmacias en donde las medicinas de patente resuelven las necesidades para recuperar la salud y además ya hasta hacen las veces de un súper mercado. El famoso boticario daba el producto adecuado, el "producto mágico" para las enfermedades, tan es así que la gente volvía porque el costo era mínimo y el beneficio era máximo.

Eso era lo que sucedía en aquellos años. Hoy llevan la recetan y hasta se las cambian y todo porque la computadora así se los dice, hoy todo cambió, las modificaciones a la ley fueron la puntilla para los boticarios y sus farmacias. Lo que nos golpe¢ también con tremenda fuerza a todas las farmacias de antes, fue el arribo de las grandes cadenas, incluidas las de Similares y Genéricos, que fueron acabando paulatinamente a las antiguas farmacias de Aguascalientes, concluye el diputado del PAN, Francisco Martínez Delgado.

#local

1 visualización0 comentarios