ARRASTRE LENTO


TEXTO SÓLO PARA “LOCOS”

 

JOSE CARO

Por José Caro

LA CADENCIA DEL VERSO Y EL COMPÁS DE LA RIMA CON PLUMAS DE ÁNGELES ESCRIBEN LA LOCURA MÁGICA DEL TOREO, Y EN TOSCA PROSA AFIRMO QUE,… “ESCRITURA SOY”

Que estoy mal, “re-quete” mal, de la cabeza, es tan obvio que mi delirio es –afán de orate-“volverme “loco” –deleitoso placer conjugado con la imperiosa necesidad de asimilar para expresarme- dándome baños con la luz que se desprende de las palabras convertidas en flamantes estrellas. Ellas –las palabras- forman, cual tabiques, el misterioso tejido de las paredes de las habitaciones de los ilusos, mágica estructura plana de mi universo.

Que estoy mal, “re-quete” mal, de la cabeza, es tan obvio que, como muestra indubitable, me apasiona el toreo, y me transforma el ambiente de la Fiesta de toros, ¿Habrá mayor desquiciamiento?

Pero también hay personas de “buena voluntad”, siendo éstas las que, en oposición a la certeza pública, afirman categóricamente que, en tanto no me lleven al loquero atado en una camisa de fuerza, mi “locura” es una ficción construida por quienes no tienen el privilegio de “volverse “locos” con el abecedario de la Fiesta, y el silabario del toreo.

Empero, y de ser cierta mi afección supuesta, expreso gustoso que “me gusta mi “locura”,…… Tan perturbado estoy que,.. “ESCRITURA SOY”. Tan loco soy,…. que las sílabas del toreo –sílabas de estrellas- en alegre y musical rima componen versos que simulan ser las peinetas –elaboradas de concha nácar- que alzan las mantillas de la luna.

¿Quién, si no coincide con mi perturbada condición, podrá “deletrearme”?

Lo cierto es que, lo escribo con letras de molde, el “toreo mexicano” se sigue escribiendo en un lenguaje “de locos”, razón por la cual lo entiendo tan bien. Así las cosas, me parece inconcebible que existan “cuerdos” que pretendan quitarle la “locura” al toreo y a la Fiesta.

¿Cómo quieren los “cuerdos” –materialistas que no pueden ver más allá de lo físico- <y de hecho lo van logrando de la mano del tiempo y las circunstancias modernas> quitarle la “locura” al toreo mexicano”?

Le quitarán la maravillosa “locura” al toro mexicano –a mí, lo dudo- si los “cuerdos –mercantilistas y comerciantes sin gracia ni salero espiritual- continúan con su desequilibrado propósito y empeño de eliminar de su escritura el “romanticismo tradicional” –savia de misterio; sábana de pasión- que le dio cuerpo y vida a su poesía. Le quitarán la maravillosa “locura” al toreo mexicano si los “cuerdos” se aferran a la idea de que las estrellas ya no iluminen con su prosa poética la dura noche de la fantasía, y salpique con su rocío de luz la densa oscuridad de la ilusión.

Así las cosas, y siendo mi mundo la escritura -y lectura-, y el lenguaje –silabario que compone palaras, frases y oraciones- mi universo, ¿quién podrá entenderme si, solitario como vivo encerrado entre las cuatro paredes del abecedario, no hay servicio gratuito de correspondencia directa?

Por eso lo que digo –escribo-, entiéndalo el amable lector, está dirigido a quienes como yo, nos cubrimos con el manto de la “locura”.

Mas no por ello omitiré escribir –decir- que mis cálculos hipotéticos –el final del toreo mexicano si le extraen el romanticismo y le amputan su extremidad poética- están bastante de acuerdo con lo que estiman literatos y escritores ampliamente experimentados en tales menesteres,… los “aficionados viejos”.

#deportes

4 visualizaciones0 comentarios