Archivos policíacos


 

Los niños Beaumont

Hoy en nuestra sección de ARCHIVOS POLICÍACOS hablares sobre un caso que aterrorizo a una nación entera por lo espeluznante que fue dicho caso de un secuestro de tres hermanos . El caso cambió radicalmente la manera en la que los padres dejaban a sus hijos salir de casa, y aunque ha habido varias teorías sobre él (incluida su conexión con los asesinatos de la Familia), permanece sin resolver.

En 1966, tres hermanos llamados Jane, Arnna y Grant Beaumont, salieron de la casa de su familia y caminaron hacia la playa para celebrar el Día de Australia. Muchas personas vieron a los tres hermanos pasando un gran rato, pero desgraciadamente, nunca volvieron a casa.

Los niños habían desaparecido sin dejar rastro. Y las grandes investigaciones que se realizaron, obtuvieron muy poco. Hasta el día de hoy, todavía no estamos seguros de fue lo que sucedió exactamente, pero la repercusión del caso todavía se siente muy fuerte.

Este es uno de los crímenes más conocidos no resueltos en Australia. El secuestro de los niños Beaumont de Glenelg, una pequeña ciudad cerca de Adelaida. El caso sacudió profundamente al pueblo australiano y sus efectos aún persisten en el país.Según relata la nota de boredomtherapy el 26 de enero de 1966, Jane, Arnna y Grant Beaumont, de 9, 7 y 4 años respectivamente, salieron de su casa y se dirigieron a la playa para participar en las festividades del Día de Australia.

Sus padres, Jim y Nancy, confiaron en Jane, de 9 años, para cuidar de sus hermanos, pero los niños nunca regresaron a casa.Algunos testigos aseguraron haber visto a los niños hablando con un hombre alto y rubio no identificado. Los niños parecían familiarizados con él, así que la policía especuló que posiblemente lo habían conocido antes en la playa, aunque sus padres no recordaban que los niños mencionaran a alguien que se ajustara a esa descripción.


Los niños Beaumont

El último momento confirmado en que vieron a los niños, fue mientras compraban un pastel de carne a un vendedor en la playa. Pero sus padres no les habían dado dinero ese día, por lo que parecía muy probable que el extraño hubiese usado este medio para atraparlos. Después de su desaparición, la búsqueda de los niños Beaumont se convirtió en toda una noticia internacional y la policía de Glenelg recibió consejos de todo el mundo.

Un psíquico holandés afirmó haberlos “visto” ahogarse, mientras que muchas cartas insistieron en que estaban vivos y que vivían en varios lugares alrededor del mundo.Ninguna pista que la policía siguió los llevó a nada y después de que pasaron años, perdieron la esperanza de que los niños fuesen encontrados con vida. Jim y Nancy Beaumont se separaron, pero ambos siguieron viviendo en Glenelg y se aferraron a la idea de que de alguna manera,

sus hijos aún podrían estar vivos. Numerosas teorías han sido postuladas sobre el secuestrador a través de los años y asesinos australianos importantes como James Ryan O’Neill y Beven Spencer, son candidatos populares para haber cometido este crimen, aunque solo existe una vaga evidencia circunstancial que los vincula con los Beaumont.Probablemente este caso nunca será resuelto,

pero su impacto ha sido bastante significativo en Australia. Muchos ven la desaparición de los niños como el final de una era, cuando los australianos sentían que sus niños se encontraban seguros y el comienzo de la era moderna, del “peligro extranjero” y la sospecha de que cualquier persona podría significar una amenaza.Este secuestro parece haber afectado profundamente al pueblo australiano y en un gran nivel, pero eso es comprensible. Tal vez la parte más frustrante es que hay tantos cabos sueltos, que cada día se vuelve menos probable que el mundo conozca la verdad.

#archivopoliciacos

0 visualizaciones0 comentarios