Con el Bando Solemne, inicia la euforia


Aguascalientes y su Feria

 

FNSM

* Se han perdido algunas de sus tradiciones, pero la verbena se ha ido superando para consolidar su prestigio como la mejor del país

Llegó abril y Aguascalientes respira ya el ambiente típico y sin igual de la Feria Nacional de San Marcos.

Hoy podemos afirmar en FUERZA AGUASCALIENTES que ¡ya huele a Feria!. Esa algarabía y esa emoción única que se vive durante parte de abril y de mayo está adueñándose una vez más de los aguascalentenses. Y al iniciar abril se estará cumpliendo conla tradición de fijar el Bando Solemne que dará cuenta de los eventos de la gran verbena. De esta manera el tiempo ha avanzado inexorablemente y en un suspiro llega esta época que es esperada con verdadera expectación y con una alegría sin par.

Definitivamente Aguascalientes como ciudad y como Estado no se puede concebir sin la Feria Nacional de San Marcos. La tradicional Verbena hoy más que nunca se yergue como una de las máximas expresiones de la mexicanidad. Es la muestra de las grandezas y debilidades de los mexicanos. Es, en una palabra, la salvaguarda de la tradición, el mismo espejo de la mexicanidad y cuando uno habla de Aguascalientes en cualquier parte de México o del extranjero de inmediato lo primero que sale a relucir es la Feria Nacional de San Marcos.

Pero no sólo es la identificación de Aguascalientes, lo es de México mismo, tanto por lo que se come aquí, como por lo que se exhibe, sus vendimias populares, su casino, su palenque, su gran Serial Taurino que es el más importante de Latinoamérica. Es difícil, más bien un imposible, concebir a Aguascalientes sin la Feria Nacional de San Marcos. La verbena tiene un nuevo y extraordinario rostro. Y se eso ha consolidado un tesoro que debe mantenerse intacto con su escencia provinciana, su tradición viva de los aguascalentenses.

La Feria es un patrimonio que se goza y se vive intensamente cada año.

Vamos a vivirla, a disfrutarla y a hermanarnos con todos nuestros visitantes en este tiempo que se avecina. La verbena, para orgullo de todo Aguascalientes, presumirá nuevamente su nuevo rostro que consolidará su prestigio a nivel internacional debido precisamente a la infraestructura que se ha creado, así como por la calidad de eventos que se han programado. Los cambios que se han concretado han sido radicales y a un costo millonario, con amplias avenidas, por lo que Aguascalientes está presentando una nueva y modernista transformación.


REGLAMENTOS

Por lo tanto, en FUERZA AGUASCALIENTES podemos afirmar que no, la Feria de San Marcos no ha perdido su esencia.

Tampoco es cierto que tiempos pasados hayan sido mejores. Siempre ha sido, es y seguirá siendo muy hermosa. Es una gran tradición, un tesoro que tiene que mantener su rico sabor provinciano. Hay muchos que aseguran que la verbena ha ido perdiendo tradiciones y que tiempos pasados fueron mejores. Sin embargo habrá que advertir que eran otros tiempos, era otro Aguascalientes. odo esto de lo que hoy gozamos, de la modernidad, de nuestro desarrollo y de la misma Feria, es lo que nos han legado nuestros mayores y gobernantes, así como todas esas gentes que han contribuído para convertirnos en una sociedad ejemplar y la mejor forma de hacerlo es mantener esa modernización salvaguardando nuestros valores esenciales.

Esos que se han ido perdiendo paulatinamente con el paso del tiempo y que hacen que las personas mayores digan con melancolía que tiempos pasados fueron mejores. Muchos de los huéspedes que han tenido las páginas de FUERZA AGUASCALIENTES así nos lo han dicho y todos evocan con gusto a la Feria romántica de años no muy lejanos. La Feria de San Marcos es lo que nos da identidad. La Feria es una tradición, es un tesoro. Es identidad, es unidad y es también, la comunión de una sociedad ejemplo para el resto del país. De una sociedad que ha construido una gran ciudad en donde impera la armonía y que tiene como su principal tesoro, una riqueza invaluable en su gente.

Esa gente que lucha cotidianamente por su superación y por la preservación de este desarrollo privilegiado.

Y al decir que hay que mirar hacia un pasado no muy lejano, FUERZA AGUASCALIENTES dialogÓ con el licenciado José de Jesús Aranda Ramírz, director de Reglamentos del Municipo, quien nos dice que pese a todo lo negativo que se diga, la Verbena está muy por encima y sigue siendo un orgullo de Aguascalientes. Después de esta Verbena sólo quedarán bellos recuerdos y nos dispondremos a escribir la historia de la edici¢n del 2018.

Nos cuenta luego con gran alegría en su rostro, de cómo en los años 50's había muchas neverías, en los años 60's había muy buenos tapancos y para los años 80's comenzó a cambiar. Los tapancos comenzaron a degenerar, faltaron las neverías y pasó de moda el obsequio de flores, de confetti. Ya se perdió todo eso. En los años por venir debe ser diferente. Acaso habrá algunas tradiciones que tendrán que desaparecer, pero deberán rescatarse aquéllas que tanto la distinguieron.


FERIA DE SAN MARCOS

Y José de Jesús Aranda Ramírez dice luego:

Vamos a disfrutar de la gran Feria que se aproxima, pero también vamos a voltear para atrás y vamos a evocar los años 50's, los años 60's, los años del Rock and Roll, los años del Twist, de los tiempos cuando nuestros padres iban a divertirse sanamente a la Feria de San Marcos. Vamos a gozar las extraordinarias instalaciones que hoy la distinguen y luego a ver qué nos depara el próximo a¤o, pero creo que todos los que vivieron una gran parte del Siglo XX van a estar nostálgicos de esas vivencias porque fueron épocas muy bonitas que difícilmente se van a volver a ver.

Fueron tiempos de compartir las flores con una chica que te gustaba.

Se gozaban intensamente las tradiciones del Aguascalientes que tenía 80 mil habitantes y que lamentablemente han desaparecido ahora que somos ya más de un millón y otro tanto que nos visita. Mucha gente la diversión la ve como borrachera y eso no se vale. Nuestra Feria de San Marcos definitivamente no es eso. Con todo y que ha ido cambiando con el paso del tiempo, sigue siendo el gran tesoro que nos enorgullece, es, dice el licenciado Aranda Ramírez, nuestra gran vitrina hacia el mundo.

¿Cómo no recordar, -agrega- esa tradición de comer mole el día 25, de vestirte de gala, de hacer un estreno de ropaje?

A mi papá, desde niños le pedíamos que nos llevara a San Marcos y el 25 de abril toda la familia nos íbamos a comer con los "raritos" de Doña Petra, el mole.

El arroz con mole y tu pieza de pollo, era uno de los principales atractivos, luego a los toros y de allí a los gallos, una jugadita y a bailar.

Eran tiempos, agrega el director de Reglamentos, en que te ponías tus mejores galas, mandabas tu trajecito a la tintorería y te ibas a la Feria.

La gente aunque no tuviera recursos acudía una sola vez al año era el 25 de abril para estrenar, tanto zapatos como traje, porque no te quedabas atrás de los demás, tu traje, tu corbata y tus zapatos, las damas con sus mejores galas, con sus mejores peinados, sus mejores vestidos, iban al salón de belleza para estar listas para el gran día, para visitar todos los stands.

El 25 de abril era inolvidable, era acudir a las Mañanitas, al Concurso del Rebozo, a la matine sanmarqueña, a bailar al tapanco con tu novia cuando entonces era un bosque el jardín.

Esos días se han perdido.

Sin embargo, no por ello se puede decir que se ha perdido el encanto.

Por el contrario, la Feria se ha ido superando y es deber de todos nosotros cuidar porque sean rescatadas algunas de esas tradiciones.

Los invito, dice el licenciado José de Jesús Aranda Ramírez a los lectores de FUERZA AGUASCALIENTES, a disfrutar del Desfile de Primavera, de de la Isla y el Jardín de San Marcos, de los juegos mecánicos, de las exposiciones, de los toros, de la jugada, de las flamantes instalaciones y de la diversión que sólo se puede disfrutar de manera tan intensa y humana como en la Feria de San Marcos.

¡Y que viva Aguascalientes, que su Feria es un primor!

#local

4 visualizaciones0 comentarios