Nunca está más oscuro que antes de amanecer


 

DROGA

Todo ser humano tiene sus miedos y sus demonios.

El dinero, el poder y la fama no lo son todo en la vida.

Si no estás centrado y has dejado diluir los valores que te enseñaron tus padres, entonces estás perdido y más temprano que tarde lo vas a lamentar.

Como dice Joan Manuel Serrat, todos hacemos camino al andar.

Entonces hay que hacer de ese camino un sendero de trabajo, de entrega y de unión familiar, pues sólo de esa manera se podrá decir que tu paso por esta vida ha sido útil. Deslumbrarte por los reflectores, por el poder, la fama y el dinero es la forma de no dejar huella, de perderte como hombre, como esposo, como padre de familia y como un ser útil a la sociedad.

Si has caído y tienes las fuerzas para levantarte de la adversidad, entonces te darás cuenta de lo hermoso que es la vida y de que hay que agradecerle a Dios que nos permita vivirla y hacerlo intensamente, día con día, siempre con la intención de ser mejor y de servir a los demás. Lamentablemente en el mundo deportivo, muchos no lo entienden... Hasta que se pierden por completo y quedan totalmente abandonados.

A lo largo de la historia ha ocurrido eso.

Aquel que llega a tener todo piensa que será eterno, y que siempre tendrá el respaldo y la adulación gratuita de quienes se dicen sus amigos y que voltean la espalda cuando acaba todo eso. Hay muchos que se han hundido cuando ocurre esto. Pocos son los que logran superar este trance tan traumático.Lamentablemente en el boxeo, en el futbol, en el basquetbol, en los toros, en la lucha libre, en el atletismo y en casi todos los deportes vemos con tristeza cómo aquellos que llegaron a tener todo, porque gracias a sus facultades lograron alcanzar el triunfo y la fama, se perdieron cuando su estrella se opacó porque se dejaron vencer por la gloria efímera

.

Muchos se tiraron al vicio y hay quienes hasta se quitaron la vida.

Y lo hicieron decepcionados de ver que aquel mundo de fantasía y de oropel en donde ellos eran las figuras les volteó la espalda.

No tuvieron quién los respaldara o no supieron encontrar la paz interior, ésa que se obtiene fácilmente con tan sólo voltear los ojos hacia Dios y entonces se hunden. Deportistas cuyos orígenes, en la mayoría de los casos, son humildes, de repente, por sus cualidades, pareciera que fueran tocados de la mano de Dios, alcanzan muy pronto el éxito. Llegan así a un mundo donde todo es halago y fama.

El mundo parece sonreírles porque todo parece que está a sus pies.

Vienen entonces el dinero, las mujeres y las malas influencias, pues muchos que se dicen sus amigos lo único que quieren es gozar gratuitamente de todo eso y es entonces cuando los conducen al precipicio. A nivel nacional podríamos hablar de uno y miles de casos de ésos. Lamentablemente a nivel local también ocurre eso. Ahorita mismo podríamos comentar algunos de ellos, sin embargo sería invadir la privacidad y eso es algo sagrado que debe respetarse.

Sin embargo sí podemos comentar la triste realidad de un personaje deportivo que ha estado ahora sí que ``en las Grandes Ligas'' de su deporte en Mxico, figurando en los primeros planos, y por las malas compañías no supo conducirse y cayó al vicio del alcoholismo que finalmente fue el que le causó la muerte. Todavía hace no mucho años inclusive llegó a estar en un representativo nacional con un presente luminoso y un futuro inmediato esperanzador.


VICIOS

Sin embargo, quizás por la soledad que muchas veces acompaña al deportista profesional, que se ve obligado a dejar a su familia en su lugar de residencia, para tratar de combatirla cae fácilmente en las tentaciones. Y es que en lugar de convivir con sus compañeros, de buscar familias para hacer amistad y disfrutar de buenos momentos, se va por la senda equivocada. Repetimos, las tentaciones son muchas y es fácil caer cuando no se tienen bien cimentados los valores morales y espirituales que distinguen a las personas de bien.

Es entonces cuando se tira al vicio, casi siempre al alcoholismo.

Y es que sobran los ``amigotes'', ésos que tanto adulan y los convencen fácilmente para desviar el camino y, por lo pronto, laboralmente hablando los hacen perder su sitio y luego no son tomados en cuenta ni para la banca. Y esto se da, repetimos, por muchos motivos.

El divorcio, la soledad, la depresión y también, por qué no decirlo, porque tras caer en el alcoholismo se alejan fácilmente de Dios y todavía hasta piensan que esos ``amigotes'' los van a acompañar en todo momento.

Y claro que la cruda realidad es otra.

Ese deportista en Aguascalientes que nos motivó para escribir esto, perdió todo, inclusive hace apenas algunos días la vida y otros, también de esta ciudad se quedaron en la ruina total luego de amansar grandes riquezas y esto también afectó a varios toreros.

No sólo su lugar, en su casa no tienen nada y las deudas los acosan.

Han tenido apoyo de sus amigos y hasta de sus dirigentes, que inclusive les han brindado hasta ayuda psicológica, sin embargo hasta hoy todo ha sido en vano y, repetimos lo más lamentable es que uno acaba de perder la existencia.

Y claro que esto es muy triste.

No es posible que un ser humano que aún está en su juventud y que tiene potencial para ser brillante se haya dejado vencer por el vicio.

Se le podrán brindar consejos y ayuda médica, pero mientras él no tenga la voluntad para cambiar seguirá hundiéndose y pronto, muy pronto, se va a encontrar en el abandono absoluto o también, con la muerte, tal y como acaba de suceder apenas hace un par de días.

Y eso lamentablemente se da aquí, en México y en todo el mundo.

El dinero y la fama marean y cambian a la gente.

Pero todo eso es verdaderamente efímero y se va más pronto de lo que se piensa cuando no se quiere salir de los vicios, en este caso, el alcoholismo y las drogas. Sólo cuando se encuentran en el abandono total, sin familia, sin amigos y sin trabajo, entonces se dimensiona lo que se ha perdido. Ojalá que este caso que mencionamos, del que no damos nombre, así como el de muchos otros, tuviera un buen fin.

Ojalá y que abrieran los ojos y se refugiaran en Dios.


VICIO

Si el Todopoderoso nos hizo a su semejanza quiere decir que siempre está con nosotros y nunca nos va a dejar de su mano, pero para eso debemos enmendar el camino y con nuestros actos demostrarle el agradecimiento eterno por darnos la vida.

Agradecerle por despertar y luego por dormir al terminar el día.

Agradecerle por todo lo que nos brinda y, en este caso, por tener las facultades para destacar en el deporte.

El deportista siempre será un ejemplo a seguir para la niñez y la juventud, pero no todos, sólo aquéllos a los que vale la pena imitar.

Y vaya que en Aguascalientes y en México tenemos muchos ejemplos, deportistas que nos llenan de orgullo.

Ojalá y que aquellos que han caído en las garras del vicio logren enmendar su camino, por bien propio y el de su familia.

Y esto lo conseguirán sólo teniendo fuerza de voluntad.

Si en lugar de tratar de salir de este obscuro túnel se insiste en seguir allí, de nada servirá todo lo que se haga y más temprano que tard veremos que su vida se va a destruir, dañándolo no sólo a él sino a su familia. La vida nunca -y menos en estos tiempos- ha sido fácil, hay que luchar intensamente y, sobre todo, hay que tener fe y vivirla, porque si tenemos a Dios de nuestro lado todo puede superarse, aún aquellos pasajes que más que económicamente nos hunden moralmente y hasta han hecho que se haya tocado fondo y que la sociedad le dé la espalda a quien ha caído en tal desgracia.

La vida es dura y cruel muchas veces.

Pero también es cierto que resulta maravillosa si tenemos fe.

Si vencemos nuestros miedos y demonios, si tenemos a alguien por quién vivir, por quién luchar, alguien que nos motive y nos ayude a imponernos a la adversidad demostrando a propios y extraños que cuando se quiere y se cuenta con la ayuda divina, todo se puede.

Salir de lo más bajo y llegar a ser todo un triunfador, un ser que se puede convertir en el modelo a seguir por la niñez y juventud de esta generación que vive bajo muchas amenazas.

Luchar cotidianamente, no dejándose derrotar, superando las pruebas que el Todo Poderoso nos pone y que a veces se nos hacen insalvables. Si uno trabaja, tiene anhelos, quiere superarse y lo hace con pasión nada es imposible y ese es el mensaje para nuestros deportistas, principalmente para aquellos que han caído en las garras de los vicios.

Querer es poder y hay que salir adelante.

#deportes

3 visualizaciones0 comentarios