Una tradición que nos dio identidad


Los Ferrocarriles

 


taller

+ Ni la modernidad podrá enterrar en el olvido a los Ferrocarriles

+ A la empresa nos la acabamos trabajadores, sindicato y los directivos, asegura Víctor Hugo Romo Córdova

Hoy en que pareciera que el hombre ha perdido, por sus grandes conquistas y adelantos, su capacidad de asombro, todo el avance que se ha lograd ya es cosa del pasado y lamentablemente para muchos todo lo que queda atrás ya es historia, es pasado y mucho de eso se olvida. Esta modernidad está acabando con tradiciones que hicieron época. Una de esas tradiciones, ya lo hemos dicho en muchas de nuestras ediciones, que fue la que nos dio identidad, fue la de los Ferrocarriles y de ella sólo quedan los recuerdos.

Es un atentado, una verdadera lástima el que se haya puesto fin no sólo a esa tradición, sino a toda una industria que hizo posible la transformación de México, encaminándolo al desarrollo que hoy tiene, afirma Víctor Hugo Romo Córdova, quien fuera el último líder de lo que se conoció como la Sección Dos del STFRM. Ferrocarriles, asegura, fue el pilar de Aguascalientes y de todo el país y por lo tanto cómo dejar de mencionar que nuestros talleres fueron los más importantes de América Latina.

Fueron la vida misma de la nación y claro que fue un verdadero atentado el que se cometió al decidir su privatización por lo que si no fueran negocio ya hubieran desaparecido. Simplemente hay que volver los ojos hacia naciones mucho más pobres que México para darnos cuenta que siguen operando sus Ferrocarriles y no se diga en las naciones industrializadas en donde siguen siendo vitales.

Con la venta de los Ferrocarriles, afirma Víctor Hugo Romo Córdova, no sólo se asestó un golpe letal a la clase trabajadora, se está atentando también con los que menos tienen, con esos que no pueden pagar el pasaje en autobús y mucho menos de avión.

Sí, dice, admito que para el fin de nuestros Ferrocarriles nosotros mismos como trabajadores contribuimos a eso, porque es cierto que hubo saqueos, que hubo gente que iba sólo a checar y luego se retiraba.

Hubo muchas cosas negativas, pero yo estoy cierto que todo esto fue propiciado deliberadamente por la misma Empresa. Yo como líder sindical llegué a prohibirle a Ferrocarriles que me corriera al personal que checaba más de una tarjeta y mi razón fundamental era lo anacrónico, lo anticuado del sistema para controlar al personal. Siempre me inconformé con eso y me cansé de hacerle ver que lo único que hacía era alentar que una sola persona checara hasta 10 o 15 tarjetas y bajo esa condición no permitiremos que haya algún despido.

Nos cansamos, agrega Víctor Hugo, de pedirle nuevos sistemas de control, similar a los de las grandes fábricas, sin embargo nunca se nos hizo caso.


talleres

Ferrocarriles fracasó por su administración, afirma tajantemente.

Y fue porque ésta se manejó siempre de manera política y no con visión de empresa. El único trabajador que llegó a su dirección fue don Luis Gómez Z., el hombre que demostró que Ferrocarriles era un gran negocio, salvándolo de la debacle en que los tenía Villaseñor y otorgando a los trabajadores salarios más que dignos.

Gómez Z., unificó a los sistemas ferroviarios del país y los convirtió en la paraestatal estrella del país y como compartió las luchas sindicales hizo justicia a los ferrocarrileros, los que hasta antes tenían sueldos de hambre.De allí en fuera, todos sus directores fueron títeres políticos y claro que una empresa que se maneja así siempre irá al fracaso, prueba de ello fue el poderío que llegó a tener el Sindicato, el cual imponía todas las condiciones que quería. Yo mismo, nos dice, llegué a retirar a los Agentes Especiales de los ficheros. Ahí estaban viendo quién checaba dos o más tarjetas, lo que era ridículo.

Lamentablemente nunca visualizamos las verdaderas intenciones hacia Ferrocarriles y como trabajadores y no se diga como líderes, fallamos al no darnos cuenta de que tarde o temprano nos iban a acabar. Y es que el gobierno, asegura, actuando de esa manera, estaba evidenciando que tenía planes de deshacerse de una empresa que era la que lo había hecho fuerte y que como se le había ido de las manos ahora habría que liquidarla, tal y como está ocurriendo en la actualidad con Pemex.

Y cuidado, advierte, esto mismo puede pasar en el Seguro Social, CFE y en Pemex, en donde le dan manos abiertas al Sindicato y al personal porque está claro que quieren privatizarlos. También debo reconocer, nos dice el último líder sindical ferrocarrilero en Aguascalientes, que siempre estuvimos excedidos de personal y porqué, se pregunta, para de inmediato responderse, porque había que respaldar a un sistema de gobierno.

La empresa se manejaba políticamente y yo quiero que me digan quién en Aguascalientes, sino es que los ferrocarrileros, estaban para recibir al Presidente de la República o para acudir a un acto político. Estábamos, afirma, al servicio del gobierno más que de Ferrocarriles.

Y no me arrepiento, porque sigo creyendo que los gobiernos priístas fueron buenos, prueba de ello es México mismo y que no me digan los del "Gobierno de la Alternancia" que a ellos se debe lo que hoy somos.

Y así como nosotros reconocemos lo bueno que tuvieron, creo que el país está en deuda con nuestro gremio.

El gobierno y la República nos deben reconocer que fuimos el factor más importante para el desarrollo, pues no sólo manejamos los trenes y abrimos caminos, tomamos las armas en la Revolución y fue gente de la nuestra la que la hizo.

Fue el gremio ferrocarrilero el baluarte del desarrollo.

Y ahorita mismo nosotros quisiéramos tener un gobierno fuerte, pero lamentablemente no lo tenemos y ahorita mismo está provocando la debacle en el IMSS, en PEMEX y en la CFE y para qué, bueno para decirle a la gente, ahí están, vean, no funcionan y son un lastre, hay que venderlos.


talleres

Hay que exhibirlos para justificar su venta, tal y como se hizo con los Ferrocarriles. Y esto, agrega, no sólo lo digo yo, lo acaban de mencionar los profesionistas entrevistados por FUERZA AGUASCALIENTES para el reportaje de investigación que presentó recientemente sobre la debacle en Pemex. Lamentablemente hoy estamos recordando la desaparición de los Ferrocarriles, sin embargo, ni la modernidad podrá acabar con esa tradición. Aguascalientes seguirá siendo ferrocarrilero en el alma, en el espíritu y en la mente.

Los Ferrocarriles, dice contundentemente a FUERZA AGUASCALIENTES Víctor Hugo Romo Córdova, siempre nos van a dar identidad y estarán con esta y las próximas generaciones por lo que las transformaciones nunca podrán acabar con una bella historia que es uno de nuestros máximos tesoros para los que somos de esta Entidad. Cómo olvidar que Aguascalientes salió de su letargo y comienza su industrialización con la llegada a fines del Siglo XIX del Gran Central Mexicano.

De la Gran Fundición y otras industrias aleatorias que generaron una gran actividad y que a su vez necesitaron de una enorme mano de obra para el funcionamiento de cada uno de estos avances tecnológicos. En Ferrocarriles se dio una capacitación especial y una gran profesionalización y con su arribo, las carretas y las diligencias se hicieron a un lado. El -caballo de acero- marcó para siempre la transformación de Aguascalientes y fue la simiente para la industrialización que hoy tanto nos enorgullece.

Con la llegada de la máquina de vapor, afirma, floreció el trabajo y con esto una vez más se demuestra que nada nos ha sido regalado, porque si Aguascalientes alcanzó a brillar es por el esfuerzo que hemos tenido, cada quien en su tiempo, cada uno de nosotros.

El Ferrocarril y luego la máquina de vapor, dejaron una honda huella que parecía un ancla imposible de arrancar y que pensábamos que era para siempre su permanencia y no fue así. Hoy las circunstancias, las actitudes humanas, el tiempo, hacen que el Ferrocarril se vaya quedando atrás, todo avanza, todo se transforma, todo se va modificando.

Todo va quedando bajo las glorias de ese pasado.

El Ferrocarril avanza en forma lenta ante las nuevas tecnologías, como un rumiante que hacía lo mismo, deglutir lo que utilizaba.

En el fin de los Ferrocarriles la culpa la tuvimos todos, los trabajadores por un lado, el Sindicato por otro, los que en forma aleatoria a un Ferrocarril vivíamos de él y para él, de directivos que todos sabemos de aquellas grandes situaciones delictivas, de los famosos "canarios" entre otros.

De muchos que hicieron fortunas a manos del Ferrocarril.

Nosotros fuimos testigos y actores, admite, de alguna forma, de todas esas situaciones que tanto daño causaron y que hoy lamentamos.

Y sin embargo también es justo señalar, agrega, que todos en Aguascalientes tenemos el origen ferrocarrilero, desde la más pobre hasta la m s encumbrada familia tuvieron alguna relación con él.


talleres

Desgraciadamente ni el gobierno federal ni el estatal se preocupan por reconocer la trascendencia de los ferrocarrileros. Aquí se apropió de los terrenos que fueron de la empresa, ha donado gran parte y otra estamos seguros que la habrá de vender y es una vergüenza que la oficina que tiene para dar atención a los más de cinco mil jubilados y pensionados la tenga en una calle cerrada por la calle Nieto.

muy lamentable.

Hoy, dice con tristeza, recibimos una pensión de dos mil pesos y quince días de aguinaldo, o sea mil pesos, una miseria, un verdadero atentado contra un gremio que fue el que nos dio grandeza. Un gremio al que se tiene como mexicanos de segunda y que definitivamente no merecía tal fin por lo que sostengo que un pueblo sin historia no tiene rumbo. Si no reconocemos nuestra historia no podemos tener un futuro digno.

Fuimos pilar de la Revolución, del Sindicalismo, de la economía y tristemente hoy estamos en el olvido y a vivir de nuestros recuerdos.

Yo pienso que quieren liquidarnos, pero no lo conseguirán porque lo que hicimos está plasmado más que en la historia, en la vida misma de todo México, concluyó Víctor Hugo Romo Córdova al sentenciar que los Ferrocarriles serán un recuerdo romántico, real, fascinante que por real y romántico seguirá existiendo aquella imagen del rielero en esta Entidad.

#nosotrosags

0 visualizaciones0 comentarios