EL RINCON DE YIESBI


Perdón Chavos, pero la verdad … DUELE !!!

 

RINCON DE YIESBI

Durante la semana, en mi cafetería tengo oportunidad de platicar con mucha gente, diversos estratos sociales y culturales, algunos son apasionados de la política, otros a los deportes, unos más se deleitan con los libros de la literatura universal que aquí encuentran para su sano esparcimiento.

Sin embargo, esta semana, sucedió algo muy curioso, alrededor de las 18:00 hrs., del día martes, llegó una nutrida familia, al parecer abuelitos, papas, tíos y 2 nietecitos de corta edad, hicieron su pedido y conforme se fue surtiendo su comanda, logré percibir que los señores de edad avanzada, los abuelitos, no eran de aquí de Aguascalientes, y que al día siguiente regresarían a su tierra en alguna población pequeña de Jalisco, la charla entre abuelitos, padres y tíos era amena, pues dejaban escapar sonoras risas producto de su alegre convivencia.

Pero en otra mesa, se habían apartado los dos jovencitos pequeños, tal vez de 10 y 12 años de edad, y cual robots enajenados, en encorvada postura, que hace recordar posiciones fetales, no despegaban su vista y manuales articulaciones de sus respectivas tabletas electrónicas, con algún juego de dudosa trascendencia didáctica, pues el volumen de las mismas, claramente dejaba ver que eran juegos bélicos. A lo que los padres ni se inmutaban, pues se estaba cumpliendo, el que yo percibí como el objetivo, “que los dejaran en paz, para platicar”.

Al cabo de un rato, el abuelito sacó de su chamarra un curioso aparatito que él mismo definía como su “cacahuatito”, un pequeño teléfono celular, carente de una gran pantalla o de la capacidad de tomar fotografías o navegar por internet, y comentó …

  • Le voy a hablar a Pepe, para que nos espere mañana en la central, que se lleve la camionetita y podamos mover la caja con edredones que compró tu mamá

Increíblemente, uno de los nietos en cuestión, el que se veía más grandecito, rápidamente llamo la atención del menor y le dijo:

  • Mira, mi abuelito ya va a sacar su teléfono prehistórico

(¿me pregunto yo, sabría ese niño lo que estaba diciendo?)

Y los dos nietecitos comenzaron a reírse, y más que ello a mofarse del abuelito, diciendo:

  • Ay abuelito ya deberías tirar ese teléfono, ni siquiera tiene cámara

  • Tan fácil que sería que le mandes un whatsapp a Pepe, mañana, cuando vayas en camino le mandas tu ubicación y listo

  • Además, podrías tomar fotos y subirlas a Instagram, o simplemente almacenarlas en la nube, para después imprimirlas

  • Ay abuelo de plano, ustedes no entienden nada de tecnología

  • Mira, nosotros las nuevas generaciones, crecimos con televisión, Internet, teléfonos celulares, aviones jet, viajes al espacio, autos eléctricos, híbridos y de hidrógeno, computadoras con procesos de velocidad de la luz… y muchas cosas más

  • Modernízate abuelo.

Sepulcralmente hubo un silencio bastante incómodo para todos los que estábamos presentes.

El abuelo, tomó su celular, lentamente lo puso en la mesa, le dio un trago a su café express, y le dijo al niño:

  • Tienes razón, hijo mío; nosotros no tuvimos esas cosas cuando éramos jóvenes... ¡Por eso las inventamos!

  • Ahora, dime arrogante mocoso, ¿Qué estás haciendo TÚ para la próxima generación si te pasas la vida mirando tu celular?"

  • ¿Cuándo te pondrás a estudiar, lo que nosotros ya inventamos y lo mejoraras para el futuro de la humanidad, incluyendo tus propios hijos?

Fue INCREIBLE ver la reacción de los demás clientes presentes, dos señoras se levantaron de su mesa, se acercaron al abuelito, lo felicitaron por su respuesta, y le pidieron trasmitiera esa verdad a toda su familia, pues si al menos, lograba forjar en ese par de niños una nueva visión de la actual realidad que los jóvenes viven, sin duda sería un ejemplo para esas nuevas generaciones que hoy NO pueden vivir sin el celular o la tablet.

Jóvenes de la nueva era, jóvenes modernos que tienen el privilegio de gozar de toda esta tecnología, despierten y dense cuenta qué si fue y es así, lo es gracias a sus abuelos y padres, que han dejado años de estudios para qué a ustedes, les sea menos difícil tener acceso a fuentes de conocimiento, a libros didácticos, a enciclopedias virtuales, a cursos en línea, y no a sus absurdos intercambios de información barata y carente de prosperidad, o jueguitos bélicos que solo promueven la violencia entre ustedes.

Jóvenes, la verdad … DUELE !!!

#arteycultura

4 visualizaciones0 comentarios