Desarrollo urbano


 

albo hemio

En este año y en el futuro, los programas de desarrollo urbano serán clave para el sector de la vivienda, sobre todo en las ciudades metropolitanas del país y en ellas se deberían promover fuertemente el tema de la vivienda vertical.

La vivienda vertical es un tema de actualidad puesto que hay una política definida para hacer las ciudades más humanas y compactas, como dijo ayer el gobernador Martín Orozco Sandoval mientras que el presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, Antonio Robledo dijo que otro tema relevante en materia de desarrollo urbano es la inversión en infraestructura, la cual ha estado muy abajo de los niveles requeridos por los estándares internacionales, por lo que es un aspecto relevante que precisa de mayor atención.

Por lo tanto lo más importante para los próximos años es la infraestructura urbana, así como las políticas de desarrollo urbano que promuevan la densificación y la vivienda vertical, pero para ello se requiere muchísima infraestructura, para que todo esto pueda generar un bien mayor, plusvalía y eficiencia.

Y de acuerdo al presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción la reforma financiera es un punto de partida para la industria de la vivienda, principalmente en el tema de la morosidad, puesto que se van a adjudicar las viviendas de manera más rápida. Sin embargo, en términos de otorgamiento de créditos la banca ha hecho su papel.

En este tema el reto es ir a los mercados no formales, toda vez que el Fovissste y el Infonavit son instituciones orientadas a atender las necesidades de vivienda de los trabajadores del sector público y privado. No obstante, todavía hay un amplio sector de trabajadores que requieren una vivienda y no alcanzan niveles de formalización. Algunos datos refieren que prácticamente son la mitad de la fuerza laboral de todo el país.

Por lo tanto e la opinión de Antonio Robledo el reto es cómo llegar a esos trabajadores porque son una veta no explotada. Infonavit y Fovissste están llegando a niveles de saturación, prácticamente ya no hay rezago, se va atendiendo únicamente a los nuevos trabajadores, pero existe el sector no formal que en la medida que sí se encuentra cómo atenderlos se va a generar un volumen importante de vivienda a futuro.

Uno de los mecanismos para atender a la clase trabajadora informal es empezar con los que en algún momento cotizaron en el Infonavit y lo dejaron de hacer. En este segmento de la economía del país se habla de alrededor de 15 a 20 millones de trabajadores.

Una medida que se podría aplicar es tomar el saldo de la subcuenta de vivienda como garantía de un crédito hipotecario que otorgue la banca comercial y con ello empezar a atacar el segmento por tipo de empleados que están en medio de la formalidad e informalidad, entre ellos los meseros, los taxistas y trabajadores de gasolineras.

La banca normalmente tiene cuidado de entrar a esos segmentos por miedo de cartera vencida, pero en asociación con el gobierno que pudiera dar esquemas de garantías se podría detonar el crédito de manera muy importante, ha dicho el presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción al asegurar que los programas de vivienda en Aguascalientes no se van a detener por la crisis económica surgida a raíz del gasolinazo.

#opinion

0 visualizaciones0 comentarios