A cambiar de hábitos


 

enfermedad

+ Es la gran solución para evitar a las terribles enfermedades cardiovasculares que están acabando con muchos aguascalentenses

Diariamente están muriendo cientos o miles de personas en México por estas enfermedades y lamentablemente ese hombre que se precia de estar en el modernismo es el que se encamina hacia su autodestrucción porque no quiere entender que la solución está en sus manos y no cuesta casi nada.

La solución está en la educación y en la cultura.

Está en la medicina preventiva. Ese es el gran antídoto contra esta terrible plaga, afirma convencido el doctor José Manuel Delgado Labra uno de los cardiólogos de mayor prestigio en la zona centro del país. En el momento en que entendamos, dice, que hay que cambiar nuestros hábitos alimenticios, el dejar de fumar, de llevar una vida sedentaria y preocuparnos de todo y por todo, en ese momento comenzaremos a ganar la batalla.

En los países del primer mundo esto ya se está dando.

No han desaparecido esas enfermedades, pero se puede hacer, como allí lo han logrado, que aparezcan a los 80 años o más de vida.

En Aguascalientes y en México esta plaga está matando por igual a jóvenes y adultos.

En la medida en que cambiemos acabaremos con esta pandemia, dice convencido el doctor Delgado Labra, quien afirma que la medicina preventiva es el futuro de la humanidad.

Urge, agrega, una campaña agresiva y no tímida como hasta hoy.

Necesitamos lavarle el cerebro a la sociedad de hoy en día para crear esa cultura.

Hay que acercarnos más a Dios y para hablar con El, principalmente cuando algo te aflije, cuando estas en problemas y cuando estás muy enfermo no se necesitan palabras,

Sólo ábrele tu corazón y El te escuchará.

Abrele tu corazón, disponte en su presencia, dile quedamente, aquí estoy.... quiero hablar contigo.

Y así, en la sencillez de tu cuarto, en la privacidad de tu rincón favorito, inicia una conversación simple y sencilla como las que uno inicia cuando ves con gusto a un amigo.


enfermedades

¡Un simple Hola!, ¡Un simple aquí estoy!... Un simple quiero estar contigo, ayúdame no me dejes pongo mi vida en tus manos.

Habla, sin orden, sin pena, incluso habla sin palabras si quieres de alma a alma, de espíritu a espíritu, El te escucha, El contigo está, El sediento está de ti.

Conversa cuántas veces puedas, durante la mañana, al descansar en la tarde, en la noche al dormir, al manejar, en el trabajo, mientras estudias, mientras cocinas, mientras te vistes o te preparas para una salida.

Dios siempre contigo está y más en los momentos de sufrimiento.

Te sorprenderá que sientes su presencia y hasta pareciera que te contesta con cada detalle que pasa, con cada situación que se presenta.

No es tu imaginación, El está contigo siempre y te dejará de su mano y de su manto protector.

Hoy las enfermedades cardiovasculares son una auténtica amenaza, son, para decirlo pronto la ¨muerte silenciosa¨ a la que se están enfrentando cientos de personas, de todas las edades.

Hoy lamentablemente, dice a FUERZA AGUASCALIENTES el destacado cardiólogo del IMSS y jefe de Urgencias del Hospital Tercer Milenio, José Manuel Delgado Labra, las enfermedades de corazón siguen incrementándose de manera preocupante.

Actualmente se considera que a nivel mundial las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte por enfermedad.

Sus efectos devastadores están prácticamente empezándose a ver en toda su crudeza, llenando de luto y de dolor a los aguascalentenses y a todos los mexicanos.

Son una de las amenazas más brutales que tiene la humanidad.

Su tratamiento resulta sumamente costoso incluso para los más potentados.

Para el común de los ciudadanos el costo es simplemente inalcanzable.

Es algo de otro mundo.

La sociedad se encuentra prácticamente indefensa y pareciera que ha sido abandonada de la mano de Dios porque no existe en Aguascalientes una clínica especializada simple y sencillamente porque tanto el IMSS como el ISSSTE dicen que no tenemos el número de habitantes que se requiere.

Ante esto pareciera que muchos seguirán muriendo y algunos otros podrán ser llevados a León o Guadalajara para tratar de salvarlos.

Por lo tanto el mal está aquí y hay que enfrentarlo y aquí es donde Dios se hace presente.

Podría asegurar enfrentar a esta temible amenaza es algo que pudiera resultar hasta fácil, sólamente falta decisión y quizás por qué no decirlo, hasta un cambio de cultura y en la educación para trabajar en la prevención.

Prevenir las enfermedades cardiovasculares no es algo muy complicado, pero hay que derrumbar atavismos del pasado, acabar con una cultura de siglos que no se podrá lograr en el corto tiempo.

Prevenirla no cuesta tanto en el papel, sin embargo en la práctica es cambiar por completo los hábitos de vida del mexicano y eso es lo difícil.


enfermedad

En Aguascalientes, las enfermedades cardiovasculares hasta el año pasado fueron la primera causa de mortalidad con cifra realmente escalofriante y más si se toma en cuenta que esas muertes fueron de personas jóvenes y adultos en una edad muy productiva, lo que hace que un buen número de familias se vean afectadas drásticamente.

En países en desarrollo como México, la incidencia de estas enfermedades va en aumento, lo que indica que esto apenas inicia.

Está creciendo la incidencia y el país no está preparado para resolver este gravísimo problema.

Problema que se complica por lo costoso de su tratamiento ya que requiere de más de 200 mil pesos, como mínimo para enfrentarlo, lo que pocos pueden reunir y eso hace que la situación sea verdaderamente crítica.

Las instituciones oficiales del Sector Salud han sido rebasadas para el tratamiento.

Son contadas las que pueden darlo y eso hace que mucha gente siga muriendo diariamente a lo largo y ancho del país.

En Aguascalientes la situación es alarmante, prueba de ello son las frías estadísticas de muerte.

Aquí sólo el Hospital Hidalgo, en el Sector Salud, puede brindar parte del tratamiento, a un costo sumamente elevado.

¿Qué hacer?

Esa es la pregunta no sólo de la población sino también del mismo sector médico.

Dice el dicho que Dios aprieta pero no ahorca.

Y esto pareciera aplicarse con esta enfermedad.

Los tratamientos son sumamente caros y serían contados los que pudieran pagarlo, por eso digo, agrega el doctor Delgado Labra, que el mayor de los milagros es conjuntar asociaciones que altruistamente están regalándole a los pacientes su tratamiento, pero también, dice, la solución está en nosotros, cambiando muchos hábitos y fomentando la medicina preventiva

#local

0 visualizaciones0 comentarios