Retos de Martín Orozco


 

ALDO BOHEMIO

Ayer el presidente de la República, Enrique Peña Nieto practicando lo que dice su principal asesor, de acuerdo a la rumorología, Carlos Salinas de Gortari, sin decirlo dejó en claro que ¨ni ve ni escucha¨ el reclamo nacional por los incrementos a las combustible lo que ha provocado una carrera alcista de precios y demandó ¨comprensión y sacrificio a los mexicanos¨ sin embargo las amas de familia no lo entienden y basta salir las calles para darse uno cuenta que están con el ¨Jesús en la boca¨, preguntándose qué hacer para que rindan los 700 pesos que semanalmente gana el esposo.

¿Qué le dirá el mandatario si en lugar de esa petición se pusiera en el lugar de los padres de familia para poner fin a la violencia intrafamiliar, el alcoholismo la drogadicción, divorcios y suicidios que tienen enferma a nuestra sociedad?

Y si a todo eso se le agrega que en Aguascalientes se está sufriendo también porque ha perdido sus valores y eso parece que no lo ven las autoridades bueno no las pasadas porque hoy el gobernador Martín Orozco Sandoval está reconociendo que hay que hacer muchísimas cosas, primeramente un Gobierno para que le dé larga vida a Aguascalientes mejorando el perfil de los salarios a fin de que sean auténticamente bien pagados, creando las oportunidades para que nuestros jóvenes no se vayan a estudiar al extranjero y se desarrollen aquí.

Esto implica algo sumamente importante, una gran apuesta en la educación.

Ahora bien en la parte social hay muchas cosas que se pueden y se van a hacer.

Sin caer en el paternalismo ha dicho que debe haber una política social integral mucho más fuerte, perfilada a atender verdaderamente y sin demagogias a los segmentos más desprotegidos y aunque algunos no lo crean, Aguascalientes es uno de los pocos Estado que redujo el índice de pobreza extrema, en un 43% y cuando se saca a las personas de esa pobreza extrema de ninguna manera quiere decir que dejaron de ser pobres.

Simplemente se les está subiendo un peldaño, pero a pesar de ello urge una política social para llevarlos a mejores niveles de vida y aquí Martín Orozco en sus diferentes mensajes ha reconocido que faltan acciones, que no sean paternalistas por lo que se tiene que ir más allá de dar una simple despensa o lo que es lo mismo, ¨un mejoral ante la crisis¨.

Esta política tiene que empezar por mejorar el desarrollo de las personas, empezando con mejorar el tema de la autoestima, superación, valores y además, en algunos casos, de subsidios. Habrá casos en donde estos se necesitan, principalmente para el desarrollo humano de las personas y también apostaría más a que en las familias no les falte ni una beca a los niños y jóvenes.

Uno de los grandes objetivos será el de lograr que no haya en la Entidad ni un joven que no pueda continuar sus estudios y eso es lo que ha dicho Martín Orozco.

Se afirma que cuando los jóvenes terminan la Secundaria allí truncan su vida porque no pueden continuar sus estudios, por lo tanto eso no ocurrirá en mi administración y no hablo de que todos tengan que ser doctores, licenciados o arquitectos, hablo de que hay que redireccionar a todos esos jóvenes a las carreras de la ciencia y la tecnología.

También me parece muy importante que los jóvenes tengan mayores aspiraciones y puedan participar e intercambios con universidades de otros países lo que los hará regresar con una mentalidad muy distinta.

#opinion

0 visualizaciones0 comentarios