De puro milagro no hubo muertos


Espectacular triple choque

 


choque

+ Una conductora perdió el control, brincó el camellón, volcó a un camión repartidor de pan y luego fue embestida por otro vehículo

Un sangriento triple choque carambola ocurrido ayer poco antes de las ocho de la mañana a punto estuvo de tornarse trágico ya que la conductora de un vehículo perdió el control de la unidad presuntamente con las prisas que tenía por llevar a su hija a la escuela, por lo que brincó el camellón central de una avenida, impactó e hizo que se volcara la pesada unidad de una empresa y luego fue embestida por otra conductora en un percance que resultó verdaderamente increíble, que provocó la presencia de muchos curiosos, la movilización de los grupos de seguridad y la interrupción, por varias horas, del tránsito vehicular.

De acuerdo a lo que se informó por las autoridades, el pavoroso percance ocurrió aproximadamente a las 7.45 horas cuando la joven señora Ivonne Rodríguez Liñán, con domicilio en la calle Salvador Martínez 108 en la privada Cartagena, conducía su auto Golf de 4 puertas, color tinto y con placas AFE 38-87 de norte a sur por la avenida Constitución e iba en condiciones normales sin embargo al parecer algo se le atravesó y por querer evitar un percance dio un volantazo y eso le ocasionó perder el control de su unidad por lo que brincó de manera espectacular el camellón central.

Y lo hizo tan fuerte que impactó casi de frente al camión repartidor de la empresa Bimbo con placas de circulación JF 39-331 que era manejado por Juan Antonio Zapata, de 55 años de edad y con domicilio en la calle Unidad Nacional 502 del fraccionamiento Jardines de Montebello, el cual se vio sorprendido y prácticamente nada pudo hacer para evitar el percance que provocó la volcadura de su camión que todavía se deslizó varios metros por la cinta asfáltica.

Justo en ese momentos, desplazándose de sur a norte iba un vehículo Ford Ecosport con placas AFN-54-54 que era conducido por Gabriel Areli Rivera Zabalza, de 30 años de edad y con vivienda en Santos Reina Martínez 109 del fraccionamiento Guadalupe Peralta quien tampoco pudo hacer nada y terminó por impactarse contra los dos vehículos.

El percance, como ya lo señalamos, fue sumamente aparatoso y reunió a un considerable número de curiosos que de inmediato se dieron a la tarea de solicitar la presencia de los equipos de urgencias porque en uno de los vehículos se escuchaba el llanto de dos niños por lo que se llegó a pensar en lo peor.

Minutos más tarde en el lugar de los hechos se presentaron paramédicos, bomberos y oficiales de Tránsito del Estado quienes se encargaron de apartar a los curiosos y de sacar a los niños Ivonne Monserrat, de años de edad y a Sebastián de Jesús de la Cruz Rodríguez, de apenas cuatro añitos los cuales afortunadamente resultaron ilesos aunque eso sí, se llevaron el susto de su vida

#policiaca

0 visualizaciones0 comentarios