El IMSS, más que un centro de vida


 

imsss

+ Además de ser un faro del Sector Salud se preocupa por defender y vigorizar los valores, además de rescatar a las familias de la descomposición social

+ La Institución es mucho, mucho más que brindar un servicio a la salud, es también una esperanza dentro de la gran preocupación frente a las crisis

Es bien cierto lo que dicen algunas psicólogas, psiquiatras y hasta sacerdotes,e l mundo ¨está muy enfermo¨ ante la crisis de valores, al anteponer como objetivo vital al dinero y no la persona, dice a FUERZA AGUASCALIENTES el joven doctor Sergio Velázquez García, jefe de Prestaciones Económicas del IMSS, quien asegura el Instituto tiene varios programas encaminados a para cambiar como personas en beneficio de nosotros mismos, de nuestra familia y de la sociedad. De esta manera, afirma, creo el IMSS en Aguascalientes, más que un centro de salud y vida, es también una institución que defiende y vigoriza los valores universales que nos permitAn crecer de una forma más armónica y sin tantos problemas. Afirmó que hoy en día el mundo ¨está enfermo moralmente, no tiene valores y los que aún subsisten son valores errados¨, que lo llevan a la crisis que se vive dramáticamente y no sólo me estoy refiriendo a la económica. ¿Por qué está en crisis?, porque está enfermo, se responde de inmediato., ¿Y por qué está enfermo? porque le erró al objetivo vital y lo puso en el dinero y entonces un grupito se apodera de la riqueza y los demás no, entonces está enfermo, expresó. Para curar a este enfermo, dijo, el doctor se llama Jesús de Nazareth, Jesús Sacramentado al que hay que abrir nuestro corazón en estos tiempos tan difíciles que parecieran ser de desesperanza. Y también se encuentra el Seguro Social, que no sólo es el gran faro de esperanza dentro de un mundo plagado de enfermedades, sino que nos está demostrando que se preocupa por las enfermedades mentales, morales y hasta sociales de nuestra sociedad.

Hace poco alguien dijo una verdad del tamaño del mundo a FUERZA AGUASCALIENTES: ¨No recuerdo nunca haber visto detrás de un féretro un camión de mudanzas ni mucho menos un camión de transporte de valores¨. Y esto simple y sencillamente quiere decir que cuando morimos no nos llevamos nada, de tal suerte que lo que tenemos debe servirnos para vivir, para trabajar y porqué no decirlo, para disfrutar de la vida al lado de nuestra familia, pero advirtiendo que la avaricia, la acumulación de riqueza, la lucha por lograr el poder, no van a salvar a nadie de la muerte y lamentablemente debemos de admitir que en Aguascalientes todavía hay muchos que no lo piensan así.

Hay quienes nacen ya con avaricia, con el afán de decir ¨yo tengo, yo poseo, yo soy poderoso¨, pero habrá que reconocer que muchas veces ellos son los que tienen más problemas y si creen contar con el amor de sus familiares es por puro interés. Si eso no lo saben compartir y disfrutar sanamente con su familia y con sus trabajadores, entonces se van a amargar y más temprano que tarde lo van a lamentar y lo harán ante Dios. Sabemos de antemano que la felicidad no es solamente es acrisolar riquezas materiales; no es el automóvil último modelo, o la casa ubicada en prestigiado fraccionamiento. No es el tesoro de perlas y alhajas que se guarda en un cofre o el dinero que se tiene en una caja fuerte resguardada por todos los sistemas de seguridad más sofisticados. No, de ninguna manera es la felicidad el manejar la firma y las tarjetas bancarias, ni mucho menos las chequeras de grueso calibre.

No es la felicidad la de realizar costosos y largos viajes por el mundo, tampoco lo es, finalmente, la dicha "que se compra" con costosos regalos, palcos en el Estadio Victoria o en la Plaza Monumental o bien con incuantificables cantidades de dinero. La dicha de los aguascalentenses, lo sienten y así lo creen, es el bienestar familiar en primer grado. La felicidad es guardarnos y vernos todos con respeto y aprecio profundo como seres humanos. Felicidad es un rato de alegría pidiendo a Dios Nuestro Señor por la salud y el bienestar propio y de los demás. Es encontrar el punto de apoyo en la esposa y la compañera; en los hijos o en los nietos, con la esperanza de tiempos por venir. Es una dicha incomparable convivir con los hijos mayores, que a su vez están haciendo su escala en el tiempo, ocupándose de sus labores y de sus compromisos de trabajo, sociales y familiares. Para aquellos que son ya abuelos, tienen la grandiosa dicha de ver en torno a su mesa, pobre, humilde o con sabrosas viandas, a los que han surgido de su propia raíz.


dor imss

Dicha es dirigir una mirada al pasado y recordar a nuestros seres queridos que hoy se guardan sus restos en una sacra sepultura. Dicha es la espiritualidad que llevamos cada quien en nuestro corazón, como el haber cumplido con nuestro trabajo y avenirnos a nuestras responsabilidades. Se siente tan profundamente satisfecho el hombre que regresa a su hogar, en el campo o en el valle, y es recibido por su esposa y por sus hijos, porque está rodeado de sus seres queridos, que lo entienden y lo comprenden como la firmeza del portal donde se ubican. Es el padre humano que da vigor a sus descendientes, es el que ofrece el amor paternal para llevar de la mano a quien lo sigue en sus orientaciones y en sus consejos. El bienestar común dentro de la sociedad en que nos desenvolvemos, ese es uno de los objetivos que tenemos en el Seguro Social, advierte Sergio Velázquez que nos habla con verdadera emoción de los programas que se están desarrollando para reconquistar los valores morales espirituales y universales.

EL IMSS, agrega, por principio de cuentas es una verdadera conquista de los trabajadores y al hablar de seguridad social muchos la conciben nada más como una atención médica, que desde luego es lo más importante, pero también es una prioridad la seguridad integral de los derechohabientes. Y para ello tenemos talleres, cursos y talleres de la salud, con el objetivo de fomentar un estilo de vida verdaderamente saludable. A esto le invertimos mucho y le apostamos más a que esto es la mejor opción para aspirar a un mejor nivel de vida y una mejor sociedad. La charla con FUERZA AGUASCALIENTES se dio en su oficina de la Delegación Estatal y como siempre nos acompañó la siempre diligente y eficiente Clementina González y el joven doctor no duda al decir que la prevención en lo más económico.

Esto, agrega, en el sentido de que se trabaja con un enfoque muy preciso, esto es decir si damos lo que nosotros comunmente damos ¨sentidos de precisión¨ seremos más eficientes. La adolescencia, que ahorita es una gran preocupación en nuestra sociedad, hemos trabajado particularmente con dos programas, uno denominado ¨IMSSpira¨ que es la prevención integral de riesgos en adolescentes.

Actualmente estamos trabajando en el otro programa que hemos denominado ¨Escuadrón Juvenil¨. Estos programas buscan, principalmente, fomentar valores en los adolescentes, particularmente en lo que viene siendo la etapa crítica de los 12 a los 19 años. Creemos que es con estos jovencitos es donde tenemos que trabajar mucho, pues no sólo se han perdido los valores sino también su autoestima, por un lado, pero también tenemos que trabajar en lo que es la fidelidad, esto es, cuando se inicia la atracción por el sexo opuesto, lo que casi siempre pasa a los 15 años de edad. Es cuando el adolescente está despertando a su sexualidad, de ahí que es muy importante que tenga valores como la fidelidad, la autoestima, la comprensión y el respeto, además de inculcarles el valor de asumir con responsabilidad cualquier acción emprendida, pues hay que recordar que el hecho de actuar tiene sus consecuencias.

De ahí que en forma ordenada, razonable y comprometida, vigorizada con los valores del respeto, de la lealtad y la fidelidad, se puede ir generando en el adolescente a un ser humano bueno y responsable. Hay que inculcarles que tienen una misión en la vida y un proyecto de vida por cristalizar. Entonces, nos dice Sergio Velázquez, no hay una mezcla de acuerdo a esta etapa de todos los chicos en un sólo ejercicio de valores, porque el de 12 no tiene la mentalidad ni el desarrollo de uno de 19 años de edad. Esto lo hemos dividido, llamémoslo así, en cinco modulos, el primero es de 12 a 13 años de edad, a través de lo que hemos denominado ¨La vida, un reto en mis manos¨.

A los 14 años ¨Quién soy¨, a los 15 años, ¨Mi relación con los demás¨, a los 16, ya es básicamente el conocimiento y desarrolla de mi persona y personalidad y de los 17 a los 19 años ¨Mi proyecto de vida¨. Esto hacemos en el IMSS en el programa que tiene ¨Asume¨, que es la Asociación por la Superación de México, que este año cumple 37 años en el país y que fue generado por la señora Zumaya, la esposa de Carlos Slim. Esto ha sido tan exitoso que ya se ha difundido a nivel mundial y si nosotros lo iniciamos creo que vamos un paso adelante, agrega. El adulto, cuando conoció este programa, hace unos 10 años se quedó sorprendido y muchos nos dijeron que les hubiera gustado conocerlo en su época de adolescencia y tal vez el giro que le hubieran dado a su vida tal vez hubiera sido totalmente diferente.

Eso fue algo que nos animó a intensificar estos programas, así como el hecho de la violencia intrafamiliar y hasta los suicidios, cada vez en la población más joven de nuestra sociedad. El hecho del incremento de las relaciones sexuales en forma temprana y además irresponsable porque tenemos un alto índice de embarazos en las adolescentes. El hecho de que niños hasta de 8 años ya hayan fumado y sigan haciéndolo, además de los inhalantes, la marihuana, cocaína, crack y un sin fin de drogas, es algo que aterra a la sociedad y que a nosotros como IMSS, nos está ocupando en combatir. Todas estos hechos que están atentando contra la célula básica de nuestra sociedad, que es la familia, claro que nos preocupan seriamente y nos llevan a preguntarnos ¿qué mundo le estamos dejando a nuestros hijos y nietos?


imss

Esto nos lleva a trabajar mucho, por un lado en el fomento de nuestros valores, de acuerdo a esta etapa de la vida y definir y reforzar estos valores para que en la última etapa, esto es de los 17 a los 19 años de vida reafirmemos todo lo que se ha estado manejando. Esto con la intención de forjar, por un lado, verdaderos líderes comunitarios no de manera envidiosa, como diciéndole enriquécete y recibe esta información, sino para que la comparta con los demás. Y es que resulta sumamente importante que esta información sea compartida también entre iguales, dice el doctor Sergio Velázquez García, quien agrega que está comprobado que esta información funciona mejor cuando se comparte entre iguales, que cuando se transmite de padres a hijos o de profesores a educandos.

Luego nos dice que a principios del 2014, cuando se hizo una encuesta entre hijos de padres afiliados al IMSS, nos encontramos con el ejercicio indebido de la sexualidad, de la adicción a las drogas y al alcoholismo, la violencia intrafamiliar y si se había llegado a pensar en un momento dado en el suicidio. Y estos son temas que a querer o no, nos dice, se tienen que abordar con los hijos o en el entorno en el que uno se desenvuelve para detectar si hay un potencial suicida. Esto lo hacemos para apoyar en forma temprana a las familias y no dejarlo hasta el final y aquí debo destacar que el alto número de suicidios es porque todavía no hemos logrado detectarlos de manera temprana, lo que es un gran reto para el IMSS.

El resultado de la encuesta nos fue de mucha ayuda y en ella consultamos también a los padres de familia y a los maestros, lo que de alguna manera denota que todavía aún, dentro de ese mundo de oscuridad, hay todavía un cierto diálogo a esos niveles.

Claro que también nos encontramos con algunos chicos que se resisten a participar no sólo en el rescate de los valores, sino en el rescate de ellos mismos, sin embargo esto, dice el doctor Velázquez García, el IMSS lo ve como un reto y en eso estamos trabajando intensamente.

Estamos entregados, nos dice, a lograr estilos de vida saludables, eliminando las actividades nocivas que impidan el desarrollo integral de los adolescentes que den como resultado la creación de líderes comunitarios para ellos, sus familias y nuestra sociedad. Por allí pudiera decirse que los resultados son muy pobres, pues la sociedad sigue mostrándose enferma, sin embargo nosotros estamos seguros de que estamos avanzando en la dirección correcta y por allí vamos a seguir. La Asociación por la Superación de México tiene bien claro su objetivo: conócete a ti y saca lo mejor de tí para mejorar no sólo tú, sino el entorno en que te encuentres.La idea, advierte Sergio Velázquez García, es sembrar y poner un granito de arena para mejorar no sólo tu metro cuadrado, sino todas las condiciones de vida de tu entorno. Como podemos ver, el IMSS no sólo atiende la salud, también está actuando para remediar la gran enfermedad que tiene la sociedad y que se debe a que está contaminada por las crisis de todos sabores y colores.

Y también, nos dice, estamos fomentando la situación alimentaria, porque no olvidemos que ostentamos el primer lugar a nivel mundial en obesidad infantil, además de que en México 7 de cada 10 personas adultas tienen sobrepeso u obesidad y todo eso, advierte, viene desde la niñez. Eso nos obliga a dar una orientación alimentaria saludable en todos los niveles de la vida y esto nos impulsa trabajar mucho en la prevención y si hacemos esto estamos previniendo diabetis, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y enfermedades metabólicas, que finalmente son las que requieren de los mayores recursos del Sector Salud. Los resultados de todo esto, agrega, los estamos evaluando cotidianamente y podría decirle a los lectores de FUERZA AGUASCALIENTES que uno de los problemas que más encontramos es que dada la situación económica, muchos estudiantes no ocurren a nuestros centros, con todo y que muchas veces el IMSS es el que asiste a sus colonias.

Vamos a las Secundarias y a las Preparatorias, con el apoyo del IEA en donde estamos promoviendo entre los chicos que acudan con nosotros porque es algo que les cambiará la vida. También trabajamos con los padres de familia, porque a veces los chicos sí quieren acudir, pero como que no se animan, por lo que requieren un empujoncito que sólo sus papás les pueden dar. Algo que es muy importante comentar es que el programa de ¨Escuadrón Juvenil¨, es completamente gratuito y de ninguna manera exclusivo para los hijos de los derechohabientes del IMSS. En este programa además de la orientación, les brindamos actividades deportivas y hasta el IMSS envía brigadas a las Secundarias y a las Preparatorias para atender sin costo alguno a los que están dentro de este programa.


imxsss

Soy el primer convencido en que podemos tener éxito en estos programas, por lo que estoy seguro de que hay cura para la enfermedad de la desesperanza en la que ha caído la sociedad, dice el doctor Sergio Velázquez García. Y esto, nos dice, nos permitirá hacer un balance y en el 2017 mejorar nuestros programas. ¿Es posible llegar a la felicidad que tanto anhela nuestra sociedad?, le preguntamos.

Obviamente la felicidad es momentánea, son situaciones que le brindan bienestar a las personas, pero creo que lo más importante es no olvidemos que como miembros de una sociedad, debemos mostrarnos siempre listos a servir a los demás y hasta compartir una sonrisa y eso, nos dice, es algo de lo que podríamos decir es la felicidad.

Creo que deberíamos estar siempre dispuestos a servir y a dar lo mejor de nosotros mismos.

Desde mi punto de vista, agrega, creo que esto es como un boomerang, hoy doy y mañana voy a recibir hasta más, lo que nos brindará esos momentos de bienestar y alegría que deseamos. Somos más que una Institución de salud y vida, somos una entidad única en el mundo que busca el estado de bienestar físico, mental, social, espiritual y hasta el sexual de las personas. Sergio Velázquez García nos habla con verdadera emotividad de lo que está haciendo el IMSS por el bienestar de la población y al ver su pasión y entrega por lo que hace, nos preguntamos ¿porqué malos empleados del IMSS? no siguen su ejemplo.

¿Porqué hay malos tratos hacia los derechohabientes tanto de los que están en los módulos, como de algunos administrativos, enfermeras, gente hasta de intendencia y hombres como el subdirector de la Clínica 1, Alejandro Salinas, que son despotas, prepotentes y pareciera que están haciendo un favor, cuando no dimensionan, como dijera Alfredo González González, que los derechohabientes son sus patrones? Mientras el delegado Diego Martínez de la Parra, el director médico Alfonso Martínez, la doctora Terrazas, directora de la Clínica 2 y no se diga Clementina González son un ejemplo de entrega y profesionalismo, tal y como Sergio Velázquez García, médicos como Alejandro Salinas y varios más son una auténtica decepción....¿Y pensar que se sienten indispensables?, pobrecitos.

Bueno, pero nos estamos desviando de la conversación con el doctor Sergio, quien nos dice que tiene 22 esplendorosos años de trabajar en el IMSS. Son, nos dice, los 22 años más hermosos de mi carrera profesional puesto que me han permitido entregarme como pocos a lo que tanto me agrada, servir a mis semejantes y eso, nos dice, no tiene precio. Suelta una gran carcajada cuando le insistimos que nos hable de su vida y más cuando le decimos que lo vemos como todo un jovenazo, con ése ímpetu que sólo da la juventud para servir. Son 22 años, toda una vida muy apasionante, porque hago algo que me apasiona y espero seguir haciéndolo durante muchos años, siempre buscando lo mejor para mis semejantes, obteniendo el resultado que el usuario necesita y requiere.

Mi profesión, agrega, es una bendición que me permite decir, yo puedo, quiero, me apasiona y me gusta servir a mis semejantes.

Tengo, y lo dice con mucho gusto, casi 33 años de matrimonio, mi esposa es María Graciela Badillo, master en Salud Ocupacional y dedicada ahorita al hogar, mi hijo Aldo -casado con Mariana- es un profesionista de 30 años y el pequeñín de 24 es José Carlo, licenciado en Artes Escénicas que lucha por entrar a la Compañía Nacional de Teatro y si no lo logra iría al extranjero a hacer una maestría.

Ellos, mi familia, me han enseñado que nada debe derrotarnos, siempre hay que mirar con entusiasmo el porvenir.

Hay que ser más solidarios con nuestros semejantes.

Hay que brindarnos, hay que hacer el bien siempre pensando en los demás.

Hay que ayudar a nuestros enfermos, a nuestros discapacitados, a nuestros ancianos, a nuestros semejantes y si hacemos eso, entonces cotidianamente estaremos viendo que Dios está con nosotros y que sí existen los milagros, como el Seguro Social lo ha demostrado muchas veces en los 58 años que tiene en Aguascalientes, nos dice al despedirnos el doctor Sergio Velázquez García.

#local

0 visualizaciones0 comentarios