Trabaja en la convocatoria de sus elecciones


Renovarse o morir, meta del PRI

 


Alberto Solís Higareda

+ La situación del Partido en loa Entidad es muy difícil pero no significa que estemos agonizando: Alberto Solís Higareda

Ahorita todo lo que se diga sobre presuntos candidatos para elegir a la nueva directiva del PRI en Aguascalientes son solo meros rumores y tan es así que ni la convocatoria se ha dado a conocer, dijo ayer el secretario estatal del tricolor Alberto Solís quien reconoció que la situación del partido es muy difícil pero eso no significa que el PRI esté agonizando. Vamos a esperar los tiempos para lanzar la convocatoria para renovar a nuestra mesa directiva, tenemos tres meses a partir de que se hizo oficial el triunfo de Martín Orozco y se rechazó nuestra protesta, por lo que ahorita estamos trabajando de manera tranquila y no vamos a incurrir en apresuramientos ya que somos los primeros en reconocer que tendremos que ser como el Ave Fénix, a ¨levantarnos de nuestras cenizas¨, dijo a FUERZA AGUASCALIENTES el licenciado Solís Higareda. Señaló que luego de las elecciones del 5 de junio, de la cascada de sucesos que han ocurrido en el país, en la clase política, y en la gobernabilidad; podemos afirmar que el Partido Revolucionario Institucional enfrenta una etapa crítica que le significa la posibilidad de crecer sobre sí mismo, pero al mismo tiempo el riesgo de cavar su propia tumba. Los escenarios no son halagüeños y los frentes abiertos son varios y habrá que destacar que el PRI, como partido emblemático y determinante en la construcción del sistema político mexicano tendrá que trabajar como nunca principalmente para recuperar la credibilidad de la ciudadanía, algo que se antoja sumamente difícil ya que se considera que los gobiernos priístas le han fallado notoriamente a Aguascalientes y prueba de ello es que con Carlos Lozano como gobernador el tricolor perdió todos los procesos electorales, por lo que dejó al Estado en manos totalmente del PAN.

Y es que la gente ya está ¨hasta la coronilla¨ de tantas mentiras, de tanta corrupción y tanta impunidad de los políticos y funcionarios priístas y una prueba de ello dijeron a FUERZA AGUASCALIENTES los líderes de los principales grupos de taxistas es Sergio Reynoso Talamantes, del que se dice uno de los más favorecidos con la corrupción de Carlos Lozano de la Torre quien todavía tuvo el cinismo de darle un Fiat para otra Notaría y en el colmo de los colmos, lo premió con una diputación.

Por eso y muchísimas cosas más, entre ellas las deficiencias, en salud, educación, seguridad pública y sobre todo por los salarios de esclavitud es que la sociedad en Aguascalientes le dio la espalda al PRI por lo que quien llegue a la mesa directiva del Comité Directivo Estatal no la va a tener nada fácil y por lo tanto se requerirá de líderes verdaderos y ya no más gente corrupta que le ha fallado totalmente a la sociedad aguascalentense.


PRI

Además habrá que destacar que para el PRI, la derrota electoral del 5 de junio en el ámbito nacional puede explicarse por varios factores muy presentes en el imaginario colectivo, de los que es imposible sustraerse: Las llamadas “reformas estructurales” que no han servido para maldita cosa, que han polarizado a la sociedad, que no han mostrado beneficios ni en el bolsillo ni en la comunidad del ciudadano.

La política económica que no ha sabido traducir los índices “macro” en beneficios a lo “micro”. El fuego de la noche de Iguala, los “43 de Ayotzi”, el impensable laberinto de la oscuridad para la procuración de justicia en el caso. En general, toda la política federal de seguridad y de combate al crimen organizado, que cada vez afecta a más sectores sociales y que la Federación no ha podido contener, ya no digamos disminuir.

La democracia interna y la pulcritud en sus procesos intestinos. Una asignatura pendiente desde hace años.

La convenenciera forma en la que el PRI manejó el apoyo del gobierno ante temas de universalización de derechos civiles, como la unión entre personas del mismo sexo, que abrió la puerta a la radicalización de la iglesia y de la derecha en general, para capitalizar la animadversión. En general, la repulsa social hacia EPN y todo lo que éste representa para un ciudadano promedio, a quien el sistema político del país le ha alejado del desarrollo, le ha orillado a la desigualdad y a la ignorancia, y que le ha impedido educarse para distinguir con claridad -por ejemplo- las atribuciones que tienen entre sí los legisladores, de los alcaldes, de los gobernadores, del presidente de la República; y que achaca todo el mal al abstracto y esquivo concepto de “el gobierno”, de “los de arriba”.

El conflicto magisterial, que dejó de ser un problema educativo para convertirse en un riesgo de gobernabilidad y de seguridad nacional.

Sin embargo, la derrota electoral es solo el síntoma, no la enfermedad. Para “curarse”, el PRI está urgido de una reinvención. La renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la presidencia nacional, el anuncio de Lorena Martínez sobre su cruzada nacional, pueden leerse como aspirinas para el cáncer, a menos de que vengan acompañadas por acciones enérgicas y revolucionarias que enfoquen sus esfuerzos a primero que nada, entender que el electorado que les rechazó es justo el pueblo que el propio partido contribuyó a formar. En este sentido, tiene una urgencia de ser autocríticos y de actuar en consecuencia. Comprometerse con la legalidad, la transparencia, el Estado de Derecho, la lucha contra la corrupción. Muy mal parado ha quedado el PRI en este tema y es uno de sus mayores retos.

#local

0 visualizaciones0 comentarios