ARRASTRE LENTO


SOLAMENTE A PARTIR DE LA BRAVURA DE LOS TOROS Y LA CASTA DE LOS TOREROS EL TOREO MODERNO TIENE SENTIDO

 

jose caro

Por José Caro

Lamentablemente tengo elementos para argumentar con certeza en favor de la opinión que es por muchos aficionados compartida.

Primero: si hubiera en la actualidad un diestro “mandón” –mexicano-, pese a la inane –poco nutritiva- justificación de la empresa, y al incuestionable interés que despiertan los “ases” españoles en México, por decoro elemental del gremio nunca hubiera permitido que se pisoteara la dignidad de los mexicanos avalando el cuestionable hecho de programar a dos iberos y un mexicano en el gigantesco coso metropolitana. ¿Por qué no se mostraron opositoras y defensoras las agrupaciones de matadores y subalternos?

Y segundo: quién si no es la mansedumbre –debilidad física y falta de brío combatiente- la que está colapsando al espectáculo toda vez que tarde a tarde deja en el ambiente un vacío tormentoso que alcanza desastrosos niveles de tortuosa rutina. (No se confunda buen estilo con bravura,… Aquel es una “dulce bondad” de los astados que les permite a los diestros perfilar su actitud en la búsqueda de la expresión estética y rítmica, en tanto que ésta –la bravura- es la característica genética de los astados que “inquieta” a los toreros en el ruedo).

Me acuso,…

Soy alérgico a la desilusión y renuente a la desesperanza,…….. por ello me parece frustrante que la ilusión depositada en cada tarde de toros, como un anhelado copo de nieve, se deshaga y esfume entre las manos. ¿Dónde quedan, concediéndole el escenario a la repetición boyante y mansedumbre, las emociones gratificantes que dan sentido al estruendo de la alegría torera que emerge victoriosa entre los crujientes alaridos del drama y la placentera complacencia del arte, conjunto armónico que es por su naturaleza el verdadero generador del crédulo sentimiento de liberación?

A PARTIR DE ENTONCES,…….

Fue “a partir de entonces”, a partir de aquel maravilloso día que experimenté con tal intensidad la seductora irrupción emocional que provoca el fantástico estupor del misterio taurino que “BUSCO COMO ADICTO SU ENCADENADA REPETICIÓN”. No tengo otra fórmula para entender al toreo si no lo componen la pasión, el drama, el arte, la belleza, la inteligencia, el misterio, la inspiración, la garra, la determinación, el miedo, el calor, el color y la creatividad.

Fue, “a partir de entonces”, que tengo al toreo como eminente satisfactor de ciertas necesidades básicas, primitivas si usted quiere, pero que vigorizan la existencia humana y la colman de placer. A PARTIR DE ENTOCES EL TOREO TIENE UN AVAL DE COMPLACENCIA EN MI CORAZÓN. Por eso se duele y queja cuando le “dan gato por liebre”. ¡No tengo otra fórmula para entender el toreo!

Fue, a partir de entonces” que entendí que solamente la bravura del toro –codicia, celo, buen estilo, poder- y los toreros dan vida incorpórea a la extravagante “fascinación” del misterio del toreo a condición de que la entrega mutua -de toro y torero- sea irrenunciable, desmedida. Lo cierto es que cuando se conjuntan bravura e inteligencia “la espuma de las olas del mar borrascoso del reconocimiento y la admiración al noble suspiro bestial de la bravura lo extenderá en las arenas de las playas para recoger de los pasos las huellas de los toreros auténticos.

Sin bravura –del toro- el espectáculo no crecerá, “aunque le pongan zancos,….”, y sin bravura crecerán las dunas áridas en el desierto de la monotonía, y será el aburrimiento el que entre bostezos apocarán las emociones del toreo. Y sin coraje y casta en los toreros el espectáculo será mito y timo,… o algo parecido.

¿Qué sucederá en el mano a mano de “Joselito” y el peruano Roca Rey?,….

Mañana lo comentaremos.

#deportes

1 visualización0 comentarios